Hernán Piquín: 'Hacer acrobacias es un nuevo desafío'

 
EXTRACTO GRATUITO

Caminar por la avenida Corrientes con Hernán Piquín es una verdadera odisea. No importa la edad ni la profesión del desconocido o si conduce un automóvil o si es peatón. Todos quieren una foto con él, un autógrafo, un abrazo; suenan las bocinas y los empleados de los locales dejan sus puestos y salen a la calle para encontrarse con el artista.Primera figura del ballet de Julio Bocca durante una década, y bicampeón de "Bailando por un sueño", a los 40 años celebra la popularidad y haber sido convocado para Signum , un espectáculo con idea y dirección de Sean Mac Mckeown, director artístico del Cirque du Soleil y creador, por ejemplo, de Alegría, show que ya se vio en Buenos Aires.Falta poco para el mediodía y para que comience un ensayo general, y Hernán Piquín aún no ingirió bocado ni tomó siquiera un café. No desayunar es una costumbre que adquirió a los 10 años, cuando se levantaba a las 5 de la mañana para llegar a tiempo a las clases de danza en el Teatro Colón, después del largo trecho que recorría desde Villa de Mayo, donde vivía. "Además de que gano tiempo, si como antes de bailar me descompongo", confiesa.Signum es la historia de una mujer que transita un momento crucial –¿la muerte?, ¿la resurrección?–, mientras es perseguida por un villano, interpretado por Piquín. Acróbatas, cantantes líricos, trampolines, contorsionistas, telas, malabares, así es el universo de esta obra, que se presenta por ocho semanas en Buenos Aires y que ya recibió propuestas para viajar a España, Israel y México. Ucranianos, canadienses, ingleses, brasileños, tal el elenco internacional de Signum (artistas que ya participaron de espectáculos del Cirque), un espectáculo que cuenta con música original de Gerardo Gardelín, vestuario de Marcelo Péndola y coreografía de Andrea Candela.–¿Por qué Sean Mac Mckeown eligió la Argentina para el debut? ¿Fue por vos, por la nacionalidad de su protagonista?–No lo sé [el elenco fue seleccionado por casting, no así Piquín]. Es una gran responsabilidad poder mostrar cómo se trabaja en el país. Me hace acordar los tiempos en que vivía afuera, con compañías donde se hablaban distintos idiomas.–Y acá te animás a algo más que a la danza…–Sí, es un desafío porque hago acrobacias, me cuelgo, de todo. Quiero aclarar que esto no es una copia de nada. Es una historia que se cuenta. Obviamente, el primero que llevó el circo al teatro fue Flavio Mendoza...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA