El día en que Madrid se tiñó de rojo y blanco

 
EXTRACTO GRATUITO

MADRID.- "Si se cree y se trabaja, se puede." Diego Simeone, campeón de la Liga española como DT de Atlético de Madrid, dejó otro mensaje para una multitud que coreaba su nombre. Fue en la Plaza de Neptuno, el punto neurálgico de los festejos colchoneros en la capital española. Además de hablarles a los hinchas, el Cholo aprovechó para destacar a sus futbolistas: "Quiero agradecer a los jugadores el esfuerzo. Sin su esfuerzo sería imposible esto. Agradecerles a ellos y a los directivos, que hacen posible que seamos un grupo unido y fuerte", dijo el entrenador argentino.Fue el epílogo de una celebración generada el sábado pasado en Barcelona, con ese gol del uruguayo Godín que le arrancó el festejo a Messi, Mascherano y compañía, para trasladarlo a Madrid. Prosiguió en los vestuarios del Camp Nou, en los ómnibus, los trenes y los autos particulares que desandaron el camino a la capital. En Neptuno, el sábado a la noche. En el estadio Vicente Calderón, ayer a la tarde, cuando un micro descapotable con la leyenda "Campeones" paseó a los nuevos ídolos de una hinchada entregada ante el esfuerzo y la dedicación de sus jugadores. Ya en la plaza de Neptuno, un escenario sirvió para que los jugadores ofrendaran el trofeo a sus fanáticos. Y para que el público pudiera retribuirles el esfuerzo en persona.Hubo música, aplausos para el belga Courtois, para los españoles David Villa y Gabi Fernández, y para el hispanobrasileño Diego Costa. Pero, sobre todo, hubo elogios, gritos y más aplausos para Simeone, el hacedor del campeón, del equipo que cortó una...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA