Prólogo

Autor:Lila Caimari
Páginas:11-12
 
EXTRACTO GRATUITO
PRÓLOGO
Cuando una historiadora con trayectoria académica, ajena al mun-
do jurídico, prologa un volumen de ensayos investigados, pensados y
escritos por un jurista, hay razón para sospechar que el planteo de los
temas que contiene la obra, no será el más tradicional. La excepciona-
lidad misma de esta contigüidad, entre una profesional de la historia y
un investigador formado en el mundo jurídico, es un dato que hay que
lamentar. Tradiciones intelectuales heterogéneas, modos de funciona-
miento y validación profesional en los campos respectivos, y —es indis-
pensable reconocerlo— no pocas desconfianzas, han conspirado para que
hallazgos, hipótesis y discusiones sobre temas históricos de interés
común, transcurrieran por canales obstinadamente estancos.
Gracias a un clima teórico más abierto, debido al paso de muchos in-
vestigadores por universidades del exterior, y a la urgencia de proble-
máticas sociales del presente, los últimos años han sido testigos de una
notable revitalización del interés académico en la justicia y el delito. En
facultades de humanidades y ciencias sociales, y en centros de investi-
gación diversos, esta tendencia ha ido configurando un campo de
interrogantes sobre la ley y sus usos (institucionales, populares, técni-
cos, simbólicos), las múltiples concepciones de la transgresión, la for-
mación de capacidades punitivas estatales o la reconstrucción de sus
prácticas, que ha llevado, inevitablemente, a formas diversas de diálo-
go interdisciplinario. En la mayor parte de los casos, no obstante, se ha
tratado de incursiones en el uso de herramientas conceptuales y
metodológicas de ciencias sociales vecinas: en el caso de los historiado-
res, el acercamiento más sistemático y fructífero (aunque no siempre
desprovisto de tensiones) ha sido con la sociología, la antropología, e
incluso con la crítica literaria. Entre tanto, el diálogo con los investiga-
dores con mayor tradición de reflexión en dichas áreas, aquéllos inser-
tados en el mundo jurídico, también se ha abierto gracias a las iniciativas
de algunos investigadores en uno y otro campo. Pero, lo cierto es que,
salvo excepciones, y a pesar de tantas evidentes coincidencias temá-

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA