Sentencia nº 29341 de Segunda Cámara Civil de Apelaciones de la Provincia de Mendoza, Primera Circunscripción, 9 de Mayo de 2005

PonenteGIANELLA, VARELA DE ROURA, BARRERA DE MAYOL
Fecha de Resolución 9 de Mayo de 2005
EmisorPrimera Circunscripción

En la ciudad de Mendoza, a los nueve días de mayo de dos mil cinco se reúnen en la Sala de Acuerdos de la Excma. Cámara Segundo de Apelaciones en lo Civil, Comercial, M., de Paz y T., los Sres. Jueces titulares de la misma D.. H.G. y T.V. de R., e integrando el Tribunal la Sra. Ministro de la Excma. Tercera Cámara de Apelaciones en lo Civil, Comercial, Minas de Paz y T.D.. N.B. de M., de conformidad con la Resolución obrante a fs. 2141 y traen a deliberación para resolver en definitiva la causa N° 184.237/29.341, caratulada: B.J.S. C/ BORGIA ANGEL RUBEN P/ EJECUCIÓN TIPICA originaria del Primer Juzgado de Paz, de la Primera Circunscripción Judicial, venida a esta instancia en virtud del recurso de apelación interpuesto a fs. 177, por la parte demandada, contra la sentencia de fecha 5 de julio de 2002, obrante a fs. 165/166, la que decidió: rechazar las defensas interpuestas en autos por los demandados; hacer lugar a la demanda interpuesta por la parte actora; imponer las costas a los demandados vencidos y regular los honorarios a los profesionales intervinientes.

Habiendo quedado en estado los autos a fs. 217 vta., se practicó el sorteo que determina el art. 140 del C.P.C., arrojando el siguiente orden de votación: D.. G., V. de R. y B. de M..

SOBRE LA PRIMERA CUESTION, EL DR. GIANELLA DIJO:

  1. La sentencia apelada y el recurso de apelación.

    En contra de la sentencia que obra a fs. 165/166, dictada por la sra. Juez del Primer Juzgado de Paz Letrado, apeló la parte demandada a fs. 177.

    Los antecedentes de la causa, en cuanto interesa al recurso de apelación, en síntesis, son los siguientes:

    1. J.S.;aB. demandó a los sres. A.R.;nB., E.F.L.;zaro y C.R.;lR., a quienes les reclamó el pago de la suma de $870 en concepto de cánones de alquiler, impuestos y servicios impagos, al primero de ellos en su calidad de locatario y a los restantes en el de fiadores del mismo.

    2. Los demandados, luego de reconocer sus respectivas firmas insertas en el contrato de locación, se opusieron a la vía ejecutiva, aduciendo que el inquilino, durante más de dos años de vigencia que tuvo el contrato, canceló las obligaciones que emanaban del mismo, todo ello hasta el año 1996 en razón de la restricción del servicio de agua dispuesto OSMZA en virtud de la deuda que el inmueble registraba desde el año 1982 hasta el antes indicado, en que comenzó la relación locativa.

    3. A raíz de la situación planteada, y luego de reclamos verbales, el 17 de febrero de 1999 el inquilino remitió CD a la locadora intimándola en 72 hs. a regularizar la situación sin resultado alguno, lo que lo llevó a dejar el inmueble, el que sin servicio de agua, no era habitable.

    4. Asimismo, el 4 de marzo de aquel año, remitió nueva CD comunicando el cese del pago del alquiler en razón de la falta de la contraprestación de la locadora.

    5. En razón de la continuación del procedimiento a través de la vía ejecutiva, los demandados opusieron defensa y excepción de inexistencia de deuda e inhabilidad del título, basados en idéntica plataforma fáctica.

    6. La actora contestó a tales planteos señalando que la deuda era mucho menor y que la intimación de OSMZA no llegó a sus manos en virtud de que el inquilino se rehusó a recibirla, a lo que se agrega que no vive la accionante en Mendoza; asimismo adujo que la deuda, menor aún a la informada, fue cancelada por la locadora.

    7. Recién cobró conocimiento de una deuda de $37,27 cuando el inquilino le remitió carta documento de fecha 18.2.99 en la que expresa, falsamente, una deuda de $2.000, por lo que al viajar a M. para solucionar el problema se encontró con que el servicio se encontraba restringido por la demora en responder a la intimación de OSMSA, provocado ello por la negativa de Borgia a recibirla.

    8. Tampoco llegó a su conocimiento la CD invocada por la demandada por la cual habría decidido resolver el contrato de locación, y en la cual, por otra parte se habría invocado el derecho a rescindir unilateralmente el contrato equivocadamente..

    9. Al quedar preparada la vía ejecutiva la defensa planteada no es viable, atento a que se trata de planteos ajenos al marco del juicio ejecutivo, aún tratándose del cobro de alquileres.

      Se incorporó la siguiente prueba:

      -Informes de fs. 73/81, 83/84, 89, 109, 124/5, 134, 138

      -Testimonios de María E.E. (fs.113) y de María G. Garrido (fs. 114).

      La sra. Juez de primera instancia desestimó la excepción opuesta por el demandado, acogiendo, en consecuencia, la demanda, con los siguientes fundamentos:

    10. Conforme a las disposiciones de los artículos 1.137, 1.197, 1.493 y 1.556 del CC y 399 inc.II del CPC y 1.578 y 1.581 del CC la demanda entablada es procedente y admisible, encontrando la decisión apoyatura en la compulsa de autos y las instrumentales glosadas.

    11. La parte demandada no ha probado sus dichos (art. 179 del CPC).

    12. La excepción de inhabilidad de título sólo procede cuando el acompañado a la causa no es un título hábil, o le faltan algunos de los requisitos exigidos por la ley para su viabilidad, lo que no sucede en autos con el contrato de locación agregado.

  2. Los agravios de la apelante.

    A fs.189/207 se encuentra agregado el memorial de agravios de la apelante, el que puede ser compendiado del siguiente modo:

    1. La sentencia recurrida se encuentra en abierta contradicción con la dictada en los autos nro. 184282 Borgia Rubén c/ B.J. p/ consignación de llaves y su acumulado B.J. c/ Borgia Rubén p/ des., la que lleva fecha 4 de diciembre del año 2002 y que se encuentra firme.

    2. Según aquella decisión, el contrato de locación que da lugar a esta ejecución fue resuelto por el sr. B., cuya pretensión fue acogida en razón de la pérdida de las condiciones de habitabilidad del inmueble provocada por la restricción del servicio de agua potable, imputable a la locadora, mientras que en la ahora apelada, la misma Juez, acogió la ejecución alquileres con idéntica plataforma fáctica y probatoria.

    3. La sentenciante omitió toda consideración de la prueba, no obstante manifestar lo contrario.

    4. Del análisis cronológico de los hechos que ilustran la causa - desplegados pormenorizadamente en la pieza de agravios- se desprende que el sr. Borgia acreditó que resolvió el contrato por la falta de agua en la vivienda - lo que ha sido...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR