Sentencia de Corte Suprema de Justicia de la Nación, 19 de Noviembre de 2013, C. 995. XLVIII

Emisor:Corte Suprema de Justicia de la Nación
 
CONTENIDO

Competencia N° 995. XLVIII.

Q., C.;Daniel y otro si infr. arto 119 segundo párrafo agrav. por el cuarto párrafo inciso d del C.P.

Buenos Aires, ,.1 ae ~ewkre de a:v~ Autos y Vistos; Considerando:

  1. ) Que la presente contienda negativa de competencia se suscitó entre el Tribunal Oral en lo Criminal Federal n° 2 de La Plata y el Tribunal Oral en lo Criminal nO 5 del Departamento Judicial de la mencionada ciudad bonaerense, en la causa iniciada a raíz de la denuncia efectuada por M.

    H.

    P., contra el sargento César D.

    Quintana y el cabo Miguel A.

    Rivero, en calidad de coautores, por el delito de abuso sexual gravemente ultrajante -agravado por la participación de dos o más personasdurante los festejos que celebraron con motivo del futuro casamiento del denunciante, hecho que habría ocurrido en el depósito del Regimiento de Infantería Mecanizada nO 7 de la localidad de A., provincia de Buenos Aires.

  2. ) Que el Tribunal Federal declaró su incompetencia en razón de la materia, del territorio y de las personas, considerando que "... no basta la sola circunstancia de que un hecho se produzca dentro de los perímetros reservados exclusivamente al ,Estado Nacional para reputarlo sujeto a la competencia federal, ya que para que ello ocurra, es preciso que se halla afectado intereses federales o la prestación del servicio del establecimiento nacional" (v. fs.

    7/9).

  3. ) Que la justicia local rechazó tal atribución, debido a que los hechos fueron cometidos en un Regimiento del Ejército, perímetro reservado exclusivamente al Estado Nacional, y a que corresponde a la justicia federal entender en los deli-

    tos cometidos en las provincias que corrompan el buen servicio de los empleados de la Nación (fs.

    10/14).

    Con la insistencia del Tribunal Federal quedó trabada la contienda (fs. 15/17).

  4. ) Que esta Corte tiene dicho en numerosos precedentes que si de las actuaciones no surge que el hecho denunciado haya estado destinado a afectar la seguridad del Estado Nacional o a alguna de sus instituciones corresponde a la justicia local continuar con la investigación de la causa (Fallos:

    293: 483; 294:287; 300:940 y 306:1391).

  5. ) Que en el mismo orden de ideas, de la jurisprudencia de este Tribunal surge que si los delitos cometidos en perímetros nacionales no han puesto en peligro intereses federales, ni inciden de manera alguna en el normal desenvolvimiento del establecimiento nacional, la mera consumación dentro de sus límites, no basta para que el proceso se sustancie ante el fuero de excepción (Fallos:

    310:2075; 308:1993; 305:561 y 586; 304:

    1264; y Comp. n° 476.XLIV.

    "S.C., Í. s/ in£. ley 23.737", resuelta el 28 de octubre de 2008).

  6. ) Que además, en cuanto a la obstrucción al normal funcionamiento de las instituciones u organismos públicos o establecimientos nacionales, es doctrina de esta Corte que la jurisdicción federal es de carácter excepcional y restrictiva, y por ese motivo debe existir al momento del suceso, una inequívoca relación entre el hecho investigado y el entorpecimiento del ejercicio de aquellas funciones de índole federal, exigiendo que el funcionario autor o víctima de un delito haya estado cumpliendo tareas específicamente federales, para que de conformi-

    Competencia N° 995.

    XLVIII.

    Q., .C.D. y otro si infr. arto 119 segundo párrafo agrav. por el cuarto párrafo inciso d del C.P. dad con lo dispuesto en el art.

    3 0, inc.

    3 ° de la ley 48, se atribuya competencia al fuero de excepción (Comp. n° 405. XLI.

    "Mena, H.G. si denunciau, sentencia del 21 de mayo de 2006, Comp. n° 1469.XLI.

    "Luna, V.H.u, del 20 de junio de 2006 y Comp. n° 176'6.XLI.

    "Alegranza, V.S., resuelta el 18 de octubre de 2006).

  7. ) Que en el presente caso, la circunstancia de que el hecho haya sucedido en un galpón del ejército, en el marco de lo que comunmente se llama "despedida de sol terou, no alcanza para poner en peligro la seguridad de la Nación ni de sus habitantes, ni ha obstruido el normal funcionamiento de esa institución ni las tareas de los funcionarios públicos involucrados.

    Por ello, oída la señora Procuradora General de la Nación, se declara que deberá entender en la causa en la que se originó el presente incidente el Tribunal Oral en lo Criminal nO 5 del Departamento Judicial de La Plata, provincia de Buenos Aires, al que se le remitirá.

    H. saber al Tribunal Oral en lo Criminal Federal nO 2 con asiento en la localidad mencionada.

    ~ RICARDO LUIS LORENZETII ENRIQUE S PETRACCHI -3- E. RAlJL ZAFFARONI

    Document Outline

    00000001

    00000002

    00000003

    00000004