Sentencia nº 102003 de Suprema Corte de Justicia de Mendoza Sala 1, 1ª Circunscripción, 13 de Agosto de 2012

PonenteNANCLARES, PEREZ HUALDE, ROMANO
Fecha de Resolución13 de Agosto de 2012
EmisorSuprema Corte de Justicia de Mendoza Sala 1 - Primera Circunscripción

Expte: 102.003

Fojas: 100

En Mendoza, a trece días del mes de agosto del año dos mil doce, reunida la Sala Primera de la Excma. Suprema Corte de Justicia, tomó en consideración para dictar sen-tencia definitiva la causa n° 102.003, caratulada: “LA MERCANTIL ANDINA S.A. Y OT. EN J° 24.401/43.908 L.O.A. Y OTS. C/ GABRIELA TERROBA Y OTS. P/ SUMARIO P/ D. Y P. S/ INC.”.-

Conforme lo decretado a fs. 99 se deja constancia del orden de estudio efec-tuado en la causa para el tratamiento de las cuestiones por el Tribunal: primero: DR. JORGE H. NANCLARES; segundo: DR. A.P.H.; terce-ro: DR. FERNANDO ROMANO.

ANTECEDENTES

A fs. 6/23 vta. el Dr. D.L.B.R. por la citada en garantía LA MERCANTIL ANDINA SA interpone recurso extraordinario de Inconstitucionalidad contra de la sentencia dictada a fs. 538/543 de los autos N° 43.908/24.401, caratulados: "LOPEZ OSCAR A. Y OTS. C/ GABRIELA TERROBA Y OTS. P/ SUMARIO P/ D. Y P.” por la Primera Cámara Civil de Apelaciones de la Segunda Circunscripción Judicial.

A fs. 53 se admite formalmente el recurso de Inconstitucionalidad deducido, ordenándose correr traslado a la contraria.

A fs. 63/67 vta. contesta el traslado la otra codemandada PROVINCIA SE-GUROS SA representada por el Dr. TINDARO A FERNANDEZ y solicita el recha-zo del recurso con costas; idéntica posición asume a fs. 73/78 el Dr. J.P.E. por los actores de la causa principal.

A fs. 90/91 corre agregado el dictamen del Sr. Procurador General, quien por las razones que expone, aconseja el rechazo del recurso deducido.

A fs. 94 se hace conocer a las partes la nueva integración del Tribunal, notifi-cadas a fs. 96/97.

A fs. 98 se llama al acuerdo para sentencia y a fs. 99 se deja constancia del or-den de estudio en la causa por parte de los señores Ministros del Tribunal.

De conformidad con lo establecido en el art. 160 de la Constitución de la Pro-vincia, esta S. se plantea las siguientes cuestiones a resolver:

PRIMERA CUESTIÓN: ¿Es procedente el recurso de Inconstitucionalidad interpuesto?

SEGUNDA CUESTIÓN: En su caso, ¿qué solución corresponde?

TERCERA CUESTIÓN: C..

A LA PRIMERA CUESTIÓN EL DR. JORGE H. NANCLARES, DIJO:

  1. RELACIÓN SUCINTA DE LOS HECHOS DE LA CAUSA.

    Entre los hechos relevantes para la resolución del recurso interpuesto, se des-tacan los siguientes:

    1. A fs. 22/26 el Dr. R.E. en representación SR. O.A.L. por sí y por sus hijas menores L.A.L., C.A.-DREAL., M.D.V.L. y M.C.L. y de N.C.L. interpone demanda por daños y perjuicios contra GA-BRIELA TERROBA SALOMONE, F.J.M.M. y/o contra quien resulte civilmente responsable de la muerte de la SRA. Á.M.-RÍAY.A.M. DELL’OLIO por la suma de $ 295.037,23 y/o lo que en más o en menos resulte de las pruebas a rendirse con más intereses y costas. Relata que el día 9/12/99 la cónyuge y madre de sus cuatro hijas en cuya representa-ción comparece falleció a raíz del accidente de tránsito en oportunidad de encontrarse parada sobre el cordón junto a su bicicleta costado sur de calle A. delV. a unos 20 metros de ésta y sobre el costado oeste de calle E. fue aprisionada y aplas-tada por el automotor Fiat Uno dominio SIH 400 que conducía el codemandado MEMBRIVES, luego de colisionar con el Renault 11 dominio VPS 252 conducido por la SRTA. G.T.S.. Afirma que conforme las actua-ciones del expediente penal el Fiat uno conducido por M. circulaba por E. con dirección norte a sur y que fue colisionado por el Renault 11 conducido por la con-ductora Terroba quien lo hacía por A. delV. de este a oeste. Que el Fiat Uno es impactado en la puerta izquierda, da un trompo y luego aplasta a la SRA. DEL’ OLLIO y a la bicicleta impactando a otro automotor.- Que la total imprudencia de los conductores provocaron la muerte de una persona ajena al siniestro. Expresa la rela-ción familiar a la fecha del accidente, el casamiento postergado de una de las hijas y, que el esposo padecía al momento del siniestro una incapacidad laboral permanente (necesidad de una prótesis de cadera). En cuanto a los antecedentes laborales afirma que la víctima se desempeñaba como enfermera técnica en el hospital Schestakow desde el 1 de julio de 1.970 y que percibía un sueldo de $ 491,05 mensuales, que tenía 50 años al fallecimiento y era el único sostén del hogar. Reclama en concepto de lucro cesante la suma de $ 95.754,75 teniendo en cuenta 15 años sin percibir las remuneraciones, el sueldo anual complementario y un ingreso mensual de $ 491,05. Por el rubro daño emergente ello teniendo en cuenta la edad de las hijas menores y los años que le faltaban para llegar a la mayoría de edad reclama la suma total de $ 39.282,48 para las tres y discrimina un monto para cada una de ellas de acuerdo a las pautas señaladas. Fi-nalmente en concepto de daño moral reclama la suma total de $ 160.000, discrimi-nados de la siguiente manera: $ 20.000 para cada una de las hijas solteras, $ 30.000 para la hija casada y $ 50.000 para el cónyuge, conforme a los fundamentos que ex-pone.

    2. A fs. 42 la actora concreta la demanda contra el SR. F.J.M. en su carácter de conductor del automotor dominio SIH 400, y su titular registral SANTIAGO FERNANDO BERNALES, contra el conductor del automotor dominio VPS 252 G.T.S. y su titular registral GLA-DYS Z.S..-

    3. A fs. 50/51 comparecen G.T. y G.Z.S. y citan en garantía PROVINCIA SEGUROS S.A.; a fs. 54 y vta. compa-rece el codemandado F.J.M. y cita en garantía LA MER-CANTIL ANDINA S.A.; a fs. 58 se hace parte el codemandado SANTIAGO FER-NANDEZ BERNALES y constituye domicilio legal.-

    4. A fs. 89/93 comparece por intermedio de mandatario PROVINCIA SEGU-ROS S.A., acepta la citación en los términos de la póliza de seguro que acompaña y contesta el traslado de la demanda solicitando su rechazo. Atribuye la responsabilidad del evento al conductor M. por exceso de velocidad (80 km p/h).

    5. A fs. 100/104 y vta. comparece por intermedio de mandatario LA MERCAN-TIL ANDINA S.A. y contesta el traslado de la demanda solicitando su rechazo. Afirma que la exclusiva responsabilidad es de la menor Terroba que no respetó la prioridad de paso y conducía a excesiva velocidad.

    6. A fs. 433/440 la Sra. Conjuez del Segundo Juzgado Civil hizo lugar par-cialmente a la demanda articulada contra F.J.M., SAN-TIAGO F.B., G.T.S., G.Z.S. y las aseguradoras LA MERCANTIL ANDINA SA y PRO-VINCIA SEGUROS S.A por la suma de $ 187.093,28 con más los intereses, a quie-nes condenó en forma solidaria. A favor de los actores fijó por daño emergente , dis-criminado del siguiente modo: O.A.L. $ 10.477,84; M. delV.L. $ 10.120,98; C.A.L. $ 4.208; L.A.L. $ 2.286. Por Daño Mo-ral : O.A.L. $ 50.000; M. delV.L. , C.A.L., L.A.L. y M.C.L. $ 20.000 a cada una y a N.V.L. $ 30.000. A su vez rechazó la demanda por $ 95.754,75 ; impuso las costas en función de los respectivos vencimientos y reguló honorarios.

      Razonó la sentenciante que la víctima no se encuentra obligada a acreditar cuál de los automotores provocó el accidente ni la proporción de culpa que les cupo. Luego de transcribir las constancias del expediente penal y que ambas partes se atribuyen exceso de velocidad - el Fiat circulaba a 80 km/h y el Renault a más de 70 km/h - afir-ma que constituye un hecho relevante la velocidad al momento del impacto y, en autos a fs. 292 se hizo efectivo el apercibimiento al perito mecánico por el que cesó en su car-go, que el testigo de fs.139 afirmó que ninguno de los automotores frenó ni hizo manio-bras evasivas. Advierte la negligencia probatoria , que hubiese sido fundamental el dic-tamen de un perito ingeniero mecánico para determinar la mecánica del accidente y la velocidad de circulación previo al impacto , cuestiones no acreditadas por insuficiencia probatoria y, teniendo en cuenta que el reclamo es por los daños ocasionados al esposo e hijas por la pérdida de vida de la víctima como consecuencia del ilícito, condena a ambos protagonistas en forma solidaria.

    7. A fs. 445 /6 apelan las respectivas compañías de seguro .

    8. A fs. 538/543 la Primera Cámara de Apelaciones en lo Civil rechazó los re-cursos de apelación articulados por los demandados y confirmó la decisión de la Sra. Juez a-quo .

      Razonó el tribunal:

      - Razones de economía procesal ameritan la determinación de los porcentajes de culpa que les corresponde a los demandados en la producción del hecho. Sin embargo, basta analizar las constancias de la causa para advertir que nos encontramos en un caso de excepción y que no resulta conveniente que este Tribunal se pronuncie en este proce-so sobre una cuestión que, tal como lo ha afirmado la juez interviniente, no se encuentra debidamente acreditada.

      - En el caso que se trae a solución no existe disputa en cuanto a que la causa del fallecimiento de la cónyuge y madre de los actores se produjo como consecuencia del accidente ocurrido entre dos automotores en el que la víctima no tuvo intervención.

      - Resultando de aplicación el art. 1.113 pesa sobre los dueños, o guardianes, una presunción de responsabilidad pues debe aplicarse el factor objetivo de imputabilidad, el tercero damnificado no tiene por qué investigar la mecánica del accidente y si alguno de los partícipes pretende librarse de responsabilidad en el evento dañoso, frente a la vícti-ma, debe acreditar la culpa exclusiva del otro.

      - En el caso que se trae a solución la Juez ha considerado que los dueños de am-bos vehículos y sus compañías aseguradoras deben responder ante la víctima y que no puede determinar en este proceso, por falta de prueba, el porcentaje de participación que a cada vehículo protagonista le cupo en la producción del evento dañoso.

      - Son las compañías aseguradoras las que centran en esta instancia su discusión en relación a la participación en el accidente, solicitando Provincia Seguros S.A. que se establezcan los porcentajes; en tanto que La Mercantil Andina S.A., pretende direc-tamente que se asigne el 100% de la culpa al conductor del vehículo asegurado por Pro-vincia Seguros S.A. y se la exima de responsabilidad.

      - La Mercantil Andina S.A. dice que a...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR