Sentencia nº 44044 de Primera Cámara Civil de Apelaciones de la Provincia de Mendoza, Primera Circunscripción, 1 de Julio de 2013

PonenteISUANI, ORBELLI, MIQUEL
Fecha de Resolución 1 de Julio de 2013
EmisorPrimera Circunscripción

13º J.. Civil

Expte: 114.150

Fojas: 1150

EXPTE. Nº 114150 – MESAS, ORLANDO Y OTS. C/ ANDREATTA, S.L. Y OTS.-DP-

Mendoza, 6 de Junio del 2.011,

Y VISTOS:

Los presentes autos llamados a resolver, y de los que,

RESULTA:

1) Que a fs. 16/27 se presentan la Dra. LILIANA

MARÍA CAPPADONA, en representación de los Señores ORLANDO MESAS y ADA M.F., promoviendo demanda de daños y perjuicios contra el S.S.L.A.P., de TRANSPORTES MARVEL LTDA., SUL AMÉRICA INTERNACIONAL COMPAÑÍA NACIONAL DE SEGUROS, de quien resulte propietario, tenedor usufructuario, o guardián del vehículo Marca Scania, dominio LZC-9608 originario de Brasil, y carretón Nº LXT-5427-SC, y contra cualquier otra persona física o jurídica y/o tercero que resulte ser responsable por los daños y perjuicios sufridos por la muerte de su hijo M.O.M., en razón del accidente de tránsito que ocurriera el día 5 de Enero del año 2.002, por la suma de CIENTO TREINTA Y UN MIL ($ 131.000.-), o lo que en más o en menos el Tribunal estime pueda corresponder, conforme resulte de las pruebas a rendirse en autos, con sus intereses legales hasta el efectivo pago.

Y asimismo solicita que la sentencia a dictarse contemple la desvalorización monetaria, actualizando dicho monto al momento del efectivo pago.

Expresa que el día 5 de Enero del año 2.002, siendo aproximadamente las siete horas, M.O.M. falleció como consecuencia de un accidente de tránsito ocurrido durante el trayecto de su domicilio al trabajo.

Ese día M.M., conducía su vehículo desde su domicilio, sito en calle C. s/n de Rodeo del Medio, Maipú, M., hacia el lugar de su trabajo.

El recorrido de Mesas era el más directo desde Rodeo del Medio, hasta la Ciudad, ocurriendo el accidente en el Acceso Este, varios minutos ante de la siete de la mañana.

Dicho accidente fue instruido por la Comisaría Nº 35 de Rodeo de la Cruz, mediante sumario Nº 031/02, elevado al Séptimo Juzgado de Instrucción, originando los autos Nº 94.357, caratulados “F. c/ Andreatta, S.L. p/HomicidioC.”.

Agrega que el acceso Este es un acceso de vía rápida por el cual M.O.M., conducía el automóvil Fiat Duna, dominio FIG-170 a velocidad normal, en una ruta y horario de intenso tránsito ligero como lo es el Acceso Este de Mendoza, al igual que todos los accesos a la Ciudad, el día y hora ya indicados.

Unos metros luego de que M. pasara por el puente de calle E.G. de Rodeo de la Cruz, Guaymallén, M., se encontraba el obstáculo insalvable del camión conducido por el demandado, el que había detenido completamente su marcha en el medio de la calzada, obstruyendo el tránsito.

Coadyuvó a la tragedia el hecho de que el vehículo circulaba inmediatamente delante de M.M. (un FIAT UNO), ante la sorpresa de la brusca frenada del camión hasta su completa detención, efectuara una imprevista maniobra de cambio de carril, provocando el encerramiento del Fiat Duna, que conducía M., quien, sin tener tiempo suficiente para detener el vehículo, y sin salida hacia la izquierda, tanto por el cambio de carril del Fiat Uno, como por los demás vehículos que transitaban a una velocidad de ruta en dicho carril, produjo el hecho inevitable del impacto del Fiat Duna, contra el camión detenido, accidente que provocó la muerte de M..

Agrega que el camión Scania, conducido por el demandado, transitaba por el Acceso Este, también en dirección Este-Oeste, y lo hacía delante de otro camión de la misma marca y empresa, viajando juntos por la ruta y habiendo partido desde el vecino país de Brasil.

El camión en que viajaba atrás, efectuó la salida del Acceso Este en la calle E.G. (puesto que el destino de ambos camiones era el Puerto Seco de Mendoza, (ubicado en el carril R.P., y advirtió que quien conducía delante en el otro camión compañero de viaje (el Señor Andreatta), se había pasado del desvío obligatorio que debían tomar para llegar a destino.

Al advertirlo, efectuó señales (bocinazos y luces), al camión que le precedía para indicarle que se había pasado, y esto provocó la reacción del conductor del Scania que circulaba delante, quien detuvo su marcha completamente en el medio del carril.

También señala que existen testigos que expresaron que el camión habría tenido la intención temeraria de comenzar una maniobra de marcha atrás, para tomar el desvío que había sobrepasado.

En el caso de autos, según sostiene, el hecho no se hubiera producido sin la intempestiva frenada del demandado, hasta quedar completamente detenido en medio de la ruta, y sostiene que probará en autos que esta maniobra fue la causa directa y eficiente del evento.

Y que, en efecto, la causa determinante del choque fue que el camión se erigió en obstáculo imprevisto e imprevisible ante la línea de avance de la víctima.

M. era técnico electricista y trabajaba en el Hospital Central de Mendoza, en el ár4a de maestranza y contribuía con sus padres en el mantenimiento del hogar en forma significativa, dado los pocos ingresos que recibe el padre y dado que su madre no recibe ninguno.

Seguidamente sostiene la culpa del conductor del camión Scania, aseverando que se puede afirmar sin lugar a dudas que el S.S.L.A.P., era conductor del camión marca Scania, dominio LZC-96088, brasileño, asegurado por SUL AMÉRICA COMPAÑÍA NACIONAL DE SEGUROS, según póliza Nº 470023-0, C. isotérmico, dominio LXT-5427-SC, póliza Nº 00495862-4, con semi. Y que el accidente se produjo por exclusiva culpa y negligencia del Señor Andreatta, habiendo violado las normas de tránsito.

Agrega que sin bien el vehículo que conducía el S.M.M. revistió la calidad de embistente, el encontronazo se produjo por la imprudencia del embestido.

Y que, ello sumado al lugar y hora del siniestro, hecha por tierra la presunción de culpabilidad del vehículo embistente.

Cita jurisprudencia al respecto, y sostiene que el hecho de convertirse en un gigantesco obstáculo en el medio de la ruta, poniendo de ese modo en riesgo la vida de las personas, coloca al demandado como responsable ante los padres de la víctima por la muerte de su hijo, pues A., jamás debió frenar bruscamente, y menos aún detener la marcha.

Advertido por su compañero de viaje que se había pasado, la conducta de cualquier conductor profesional debió ser, salirse a la banquina para luego pensar si volvía, o bien continuar su marcha en forma normal (probablemente disminuyendo un poco la velocidad hasta tomar el próximo desvío, pero nunca, hacer lo que hizo, es decir, frenar bruscamente su vehículo, hasta detenerse en medio de la calzada.

Cita nuevamente jurisprudencia.

Y concluye su relato sosteniendo que el Señor Andreatta, es civilmente responsable por la muerte de M.M., atento a la grave imprudencia en que incurrió poniendo en riesgo la vida de las personas, culpa que resulta agravada por su calidad de conductor profesional.

En el mismo escrito impugna la testimonial producida en sede penal, obrante a fs. 63, del expediente Nº 94.357/11, caratulado: F. c/ ANDREATTA, S.L.P..CULPOSO”, originario del 7º Juzgado de Instrucción de Mendoza.

Seguidamente se refiere a las condiciones personales de la víctima y de la legitimación de los actores para su demanda.

Y asimismo, a continuación refiere los rubros y montos reclamados. Funda en derecho y ofrece prueba.

2) Que a fs. 41, modifica el actor su demanda, en

cuanto a dirigir la misma en contra de SUL AMÉRICA CIA. NACIONAL DE SEGUROS y no en contra de SUL AMÉRICA INTERNACIONAL CIA. NACIONAL DE SEGUROS.

3) Que a fs. 62/69 se presenta el Dr. HORACIO J.

DALOCHIO, en representación de TRANSPORTES MARVEL LTDA., y al contestar la demanda, interpone en primer lugar la defensa de falta de acción, sine actione agit, en tanto dicha empresa no es propietaria ni tenedora ni usufructuaria o guardiana del vehículo marca SCANIA, dominio LZC-9608, ni del carretón, dominio LXT-5427-SC.

Y seguidamente manifiesta, sin perjuicio de la defensa, que niega todos los hechos que no sean reconocidos.

Y en su versión de los hechos sostiene que, tal como surge de forma indubitable del expediente penal caratulado “F, c/ ANDREATTA, S.L., p/Homicidio Culposo”, que tramitara en el 7º Juzgado de Instrucción, el chofer del camión SCANIA, fue un agente pasivo sin responsabilidad alguna en el mismo.

Y que el día 5 de Enero del 2.002, siendo aproximadamente las 6:50 horas, el Señor ANDREATTA, conducía el camión SCANIA, a velocidad moderada, (entre 50 y 55 km./hora), en dirección hacia el Oeste, con destino final en la República de Chile.

Y en esas circunstancias divisó por su espejo retrovisor que detrás suyo transitaba un automotor y, luego de unos momentos, sintió un impacto en la parte trasera del vehículo.

Frente a esta circunstancia detuvo la marcha inmediatamente y descendió para tomar conocimiento de lo ocurrido, y fue así que encontró un automóvil incrustado en la parte trasera (del medio hacia la izquierda), del camión.

Por ello sostiene que no cabe duda que el Señor MESAS, conducía el Fiat Duna a una velocidad antirreglamentaria, y, tal vez debido a la hora y a un exceso de fatiga, se quedó dormido y...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR