J

AutorEduardo Jorge Arnoletto
Páginas100-101

100
prenden de lo recién dicho) son
las siguientes: progresismo (por
oposición al tradicionalismo de la
derecha); crítica (frente a la acep-
tación del principio de autoridad);
tendencia al cambio (frente a la
búsqueda de estabilidad); huma-
nismo idealista y optimista (frente
al conformismo pesimista); identi-
ficación intelectual con las clases
oprimidas y sus reclamos (frente a
la defensa del statu quo); tenden-
cia a la socialización de los bienes
de producción y al dirigismo esta-
tal (frente a la defensa de la pro-
piedad particular y la iniciativa pri-
vada); pacifismo (frente al milita-
rismo) e internacionalismo (frente
al nacionalismo). También cabe
anotar entre sus características la
lógica dicotómica excluyente (vi-
sión en blanco/negro, bue-
no/malo), el pragmatismo estraté-
gico (el fin justifica los medios) y la
tendencia a vivir mentalmente en
un futuro que niega el pasado y
justifica las miserias y violencias
del presente (si se considera que
están en el camino de la construc-
ción de ese futuro).
JACOBINISMO: El concepto tuvo
su origen en tiempos de la Revolu-
ción Francesa, en la cual los inte-
grantes del Club de los Jacobinos
representaron las posiciones más
radicalizadas y extremistas, siendo
en gran parte responsables, por su
odio total contra la religión, la mo-
narquía y la aristocracia, de los
cruentos episodios vividos durante
el período del Terror. En el mo-
derno análisis político se lo utiliza
como sinónimo de extremismo, en
especial cuando va parado-
jalmente acompañado de una nota
de racionalismo.
JUEGO DE SUMA CERO: Un
juego de suma cero es aquel en
que la suma algebraica de las ga-
nancias y pérdidas de todos los
jugadores es igual a cero. En otras
palabras: todo lo que un jugador
gana, lo hace a costa de la pérdi-
da de otro, toda ganancia es una
pérdida para un adversario. En
general es sinónimo de una forma
despiadada de confrontación y
competencia. En el campo político,
en la medida en que la competen-
cia por el poder sea (o sea vista
como) un juego de suma cero, la
lucha política no tendrá fin ni pie-
dad. Por fortuna para la política, la
lucha por el poder no es necesa-
riamente solo de esta clase.
JUEGO DE SUMA VARIABLE:
Un juego de suma variable es
aquel en que la interacción entre
los jugadores y entre éstos y la
banca genera un plus de valor que
hace que la suma algebraica de
las ganancias y pérdidas de todos
los jugadores no sea igual a cero,
de modo que todos, o la mayoría,
pueden ganar, unos más, otros
menos. Se lo considera en este
caso sinónimo de una forma sana
y creadora de interacción y com-
petencia, y no presenta la caracte-
rística de impiedad y violencia
propia de los juegos de suma ce-

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba