G

AutorEduardo Jorge Arnoletto
Páginas70-84

70
nómico de estos grupos no es
menos fuerte que su poder mediá-
tico, proviene mayoritariamente
del llamado “Cinturón Bíblico”, es
decir, de los estados más pobres y
culturalmente aislados. Además,
las zonas urbanas tienden a ser
más indiferentes al fenómeno tele-
vangelista que las rurales, lo cual
enlaza con la creencia fundamen-
talista de que las ciudades son el
semillero de la corrupción y el te-
rritorio donde se asentaban las
comunidades inmigrantes.
(E.Arnoletto, EAE, 2012)
FUNDAMENTALISMO ISLAMI-
CO: A fines del siglo XX, ha apa-
recido una variada gama de co-
rrientes políticas que buscan su
propia legitimación en una apro-
piación del legado islámico o en
una interpretación particular del
mismo. Ahora bien, lógicamente
como suele ocurrir en estos casos,
este no es un fenómeno reciente
sino que desde los comienzos del
Islam han existido movimientos
fundamentalistas que han preten-
dido justificar su conquista de po-
der o su lucha contra lo estableci-
do en una renovación religiosa, ya
sea desde los mismos orígenes
con los jariyíes en el siglo VII, con
los almohades en el siglo XII, con
los wahhabíes en el siglo XVIII,
con los salafíes en el XIX o, ya en
el XX, con los Hermanos Musul-
manes.
En lo sucesivo se usará el término
islamista como sinónimo de una
corriente política extendida por el
mundo musulmán, con fisonomías
muy variadas dependiendo de la
geografía, de la doctrina y de la
práctica política, que ha cobrado
fuerza y significación sobre todo a
raíz del triunfo de la revolución
iraní en enero de 1979. El isla-
mismo se presenta como un mo-
vimiento sociopolítico, basado en
el Islam, el que es definido en tan-
to que ideología política y religión.
Es además, una férrea corriente
de oposición y resistencia a regí-
menes que se han caracterizado
por poner ciertos límites al papel
del Islam en la vida pública de sus
respectivos países. En este senti-
do, el Islamismo se va perfilando
como ideología política de alterna-
tiva, conforme entran en crisis
otras visiones ideológicas como el
socialismo o el nacionalismo ára-
be, con gran presencia social has-
ta la derrota que genera en la co-
munidad islámica la guerra De los
Siete Días en 1967. Es así, que
como lo define Oliver Roy, el isla-
mismo es el movimiento contem-
poráneo que piensa el Islam como
una ideología política.
(E.Arnoletto, EAE, 2012)
GANANCIA: Es un aspecto crítico
de los procesos de conducción:
en un lenguaje derivado de los es-
tudios sobre persecución de blan-
cos móviles, se describe la con-
ducción política (ver supra) en
términos de carga, retraso, ade-
lanto y ganancia, que es la magni-
tud de la corrección de la acción
del sistema, es decir, el cambio

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba