D

AutorEduardo Jorge Arnoletto
Páginas39-52

39
DECADENCIA POLITICA: Se
manifiesta como una contracción
del sistema político, vinculada a su
incapacidad para responder a los
desafíos provenientes del ambien-
te, y de controlar o administrar las
transformaciones que en éste se
producen. Es una disminución de
la capacidad del sistema político
para afrontar y controlar con me-
dios adecuados y a costos huma-
nos y estructurales accesibles los
desafíos provenientes del ambien-
te o de su propia dinámica interna.
Suele señalarse como una de las
principales causas de la decaden-
cia política la divergencia cultural
de la élite respecto de la masa,
que le hace perder representativi-
dad y densidad valorativa y la
vuelve en definitiva una élite dis-
funcional.(D. Fisichella, 1990)
DECISION POLITICA: Producto
del análisis de un problema de na-
turaleza política o que puede tener
solución política, y de una delibe-
ración sobre medios, la decisión
política es una prefiguración del
camino a recorrer por el sistema
para lograr su meta (por ejemplo,
la solución del problema) más un
pronunciamiento de la voluntad
sobre la asignación y puesta en
acción de los medios necesarios
para tal fin. Las decisiones políti-
cas suelen tomarse en forma es-
calonada o secuencial: primero se
definen los propósitos o metas ge-
nerales (decisión de política); lue-
go se determinan los medios y los
métodos de ejecución (decisión de
ejecución). Las decisiones políti-
cas están limitadas por los medios
de que dispone el sistema y por
los dos ambientes en que actúa: el
ambiente externo, exógeno, el
mundo que lo rodea; y el ambiente
interno, endógeno, frecuentemen-
te ignorado por los decisores, pe-
se a su gran importancia.
DELIBERACION POLITICA: Con-
cepto que designa al período y a
las actividades que se realizan du-
rante la elaboración de una deci-
sión hasta el momento en que se
toma una decisión. La deliberación
supone la posibilidad de libre críti-
ca y cuestionamiento, de pugnar
por cursos de acción alternativos,
por parte de los involucrados en la
decisión. Generalmente, una vez
tomada la decisión, los integrantes
del grupo quedan obligados a de-
fenderla en público, aunque se
hayan opuesto a ella durante la
deliberación. Es lo que los regí-
menes comunistas llaman "cen-
tralismo democrático", los ingleses
denominan "solidaridad de gabine-
te" y en otros países se llama "dis-
ciplina partidaria" o "lealtad políti-
ca". El motivo de esta práctica es
la unión en un mismo órgano de la
deliberación y la ejecución. Sin
duda facilita la implantación de
una decisión pero al precio de que
una decisión equivocada difícil-
mente podrá ser corregida una vez
tomada.
DEMAGOGIA: No es una forma
de gobierno ni un régimen político

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba