Sentencia de Corte Suprema de Justicia de la Nación, 31 de Mayo de 1994, D. 294. XXV

Emisor:Corte Suprema de Justicia de la Nación
 
CONTENIDO

D. 294. XXV.

RECURSO DE HECHO

Dirección General Impositiva c/ Mundial Sport.

Buenos Aires, 31 de mayo de 1994.

Vistos los autos: "Recurso de hecho deducido por el Fisco Nacional (Dirección General Impositiva) en la causa Dirección General Impositiva c/ Mundial Sport", para decidir sobre su procedencia.

Considerando:

Que los agravios de la recurrente plantean cuestiones sustancialmente análogas a las resueltas por esta Corte en la causa: D.438.XXIV. "Dirección General Impositiva c/ T., M.E.", del 9 de diciembre de 1993, a cuyos fundamentos caber remitirse en razón de brevedad.

Por ello, se declara admisible la queja, procedente el recurso extraordinario y se revoca la sentencia apelada, con costas. Notifíquese con copia del fallo en remisión, agréguese la queja al principal y devuélvase a fin de dictar nuevo pronunciamiento. R.L. (h) - CARLOS S. FAYT - AUGUSTO CESAR BELLUSCIO (según su voto)- JULIO S.

NAZARENO - GUILLERMO A. F. LOPEZ.

VO

D. 294. XXV.

RECURSO DE HECHO

Dirección General Impositiva c/ Mundial Sport.

TO DEL SEÑOR MINISTRO DOCTOR DON AUGUSTO CESAR BELLUSCIO 1°) Que contra la sentencia del titular del Juzgado Federal de Concepción del Uruguay que revocó la sanción de clausura impuesta por la resolución del 15 de agosto de 1991 al establecimiento de M.O. y G. de Ostrosky (fs. 27/29), por violación de lo dispuesto en la resolución n° 3118 y aplicación del art.

44, punto 1, de la ley 11.683, la Dirección General Impositiva interpuso el recurso extraordinario cuya denegación por el auto de fs. 73/74 dio origen a la presente queja.

  1. ) Que el apelante solicita la apertura del recurso extraordinario por interpretación de norma federal -cual es el artículo 44 de la ley 11.683- y por el vicio de sentencia arbitraria, que sustenta en la falta total de fundamento y en la ausencia de ponderación de las circunstancias concretas de la causa, lo cual conduciría a la descalificación del fallo por dogmático. Este último planteo debe ser considerado en primer término puesto que, de existir la arbitrariedad invocada, no habría sentencia propiamente dicha (Fallos: 312:178 entre otros muchos).

  2. ) Que asiste razón al organismo fiscal pues el magistrado interviniente se limita a expresar que mantiene "su criterio al respecto" concerniente a la "desproporción de la falta verificada y la magnitud de la sanción impuesta" (fs. 57), sin ponderar en absoluto las circunstancias concretas de la causa -particularmente la prueba de la infracción cometida-, de manera tal que la referencia al principio de

insignificancia resulta una manifestación sin sentido útil, que no satisface la exigencia de fundamentación adecuada de las sentencias, lo cual comporta un evidente menoscabo de la garantía del debido proceso.

Por ello, se hace lugar a la queja, se declara procedente el recurso extraordinario y se deja sin efecto el pronunciamiento de fs. 57. Con costas. Vuelvan los autos al tribunal de origen a fin de que, por quien corresponda, se dicte un nuevo fallo. N., agréguese la queja al principal y remítase. AUGUSTO CESAR BELLUSCIO.