Sentencia de Corte Suprema de Justicia de la Nación, 8 de Marzo de 1994, R. 243. XXIV

Emisor:Corte Suprema de Justicia de la Nación
 
CONTENIDO

R.243 XXIV

RECURSO DE HECHO

Rioseco de D.S., C.V. c/D.S., D.M..

Buenos Aires, 8 de marzo de 1994.

Vistos los autos: "Recurso de hecho deducido por E.J.C. en la causa Rioseco de D.S., C.V. c/D.S., D.M.", para decidir sobre su procedencia.

Considerando:

Que el recurso extraordinario cuya denegación origina la presente queja, es inadmisible (art. 280 del Código Procesal Civil y Comercial de la Nación).

Por ello, se desestima esta presentación directa y se da por perdido el depósito. N. y archívese, previa devolución de los autos principales. JULIO S.

NAZARENO-CARLOS S. FAYT-AUGUSTO CESAR BELLUSCIO-ENRIQUE SANTIAGO PETRACCHI-RICARDO LEVENE (H)-EDUARDO MOLINE O'CONNOR (en disidencia)-A.B..

DISI

R.243 XXIV

RECURSO DE HECHO

Rioseco de D.S., C.V. c/D.S., D.M..

DENCIA DEL SEÑOR MINISTRO DOCTOR DON EDUARDO MOLINE O'CONNOR Considerando:

  1. ) Que contra el pronunciamiento del Superior Tribunal de Justicia de la Provincia del Chubut que declaró mal concedido el recurso de casación deducido por el letrado respecto de la decisión de la alzada que -a su vez- había reducido los honorarios regulados en primera instancia por su actuación como letrado apoderado de la actora en el juicio de divorcio, aquél interpuso el remedio federal que, denegado, da origen a la presente queja.

  2. ) Que los agravios del apelante suscitan cuestión federal para su consideración en la vía intentada, habida cuenta de que no obstante referirse a una materia ajena, en principio, a la instancia del art.

    14 de la ley 48, tal circunstancia no resulta óbice decisivo para la apertura del recurso cuando, con menoscabo de los derechos de defensa en juicio y propiedad (arts. 18 y 17 de la Constitución Nacional), la decisión se sustenta en pautas genéricas que no dan debida respuesta a los agravios planteados en el recurso de casación.

  3. ) Que, al respecto, interesa señalar previamente que a pesar de la identidad sustancial de fundamentos entre las resoluciones de primera y segunda instancias, en las que se hizo mérito de que debía tomarse como pauta indicativa la importancia de los bienes denunciados, existió una enorme diferencia en el monto fijado en ambas regulaciones, sin que

    se advierta en la decisión de la cámara razones de mérito para justificar semejante disparidad en relación con los honorarios establecidos.

  4. ) Que lo expresado cobra particular relevancia si se considera que la alzada había admitido la estimación de valores hecha por el profesional y había considerado que era injustificada la designación de un perito tasador, como también que las reglas que debían aplicarse resultaban del art. 6 del arancel respectivo, lo que importaba sostener que procedía apreciar la importancia de los bienes como "pauta indicativa" para una justa retribución de la labor desarrollada.

  5. ) Que la reducción del honorario correspondiente a la acción principal -fijado en $ 60.000 en primera instancia- a la suma de $ 5.000, no podría ser referida con razonabilidad a la norma arancelaria invocada, por lo que lejos de dar adecuado sustento a la resolución de la cámara, muestra hasta la evidencia que en la evaluación del trabajo profesional ha imperado un criterio subjetivo, discrecional y sin nexo adecuado con la disposición estimada aplicable al caso.

  6. ) Que al no examinar en forma concreta el alcance de los agravios planteados y prescindir del precedente invocado por el recurrente en oportunidad de plantear el recurso de casación, resulta atendible el recurso de la apelante contra el fallo del superior tribunal, pues muestra que la decisión contiene defectos de fundamentación que ponen de manifiesto que las garantías constitucionales que se dicen vulneradas guardan relación directa e inmediata con lo

    R.243 XXIV

    RECURSO DE HECHO

    Rioseco de D.S., C.V. c/D.S., D.M.. resuelto.

    Por ello, se declara procedente el recurso extraordinario y se deja sin efecto la sentencia de fs.

    155/157. Con costas. Vuelvan los autos al tribunal de origen a fin de que, por medio de quien corresponda, proceda a dictar nuevo fallo con arreglo a lo expresado.

    Agréguese la queja al principal. Reintégrese el depósito. N. y remítase. EDUARDO MOLINE O'CONNOR.