Sentencia de Corte Suprema de Justicia de la Nación, 8 de Abril de 2008, C. 2111. XLI

Emisor:Corte Suprema de Justicia de la Nación
 
CONTENIDO

C. 2111. XLI.

R.O.

Cortada, R. s/ extradición.

Buenos Aires, 8 de abril de 2008 Vistos los autos: "Cortada, R. s/ extradición".

Considerando:

  1. ) Que contra el punto I de la sentencia del Juzgado Federal en lo Criminal y Correccional N° 2 de Lomas de Z. que concedió la extradición del ciudadano argentino R.X.C. solicitada por Estados Unidos de América con relación a los casos 3:00-cr-354-J-32TEM y 3:01-cr-148-J- 32HTS (fs. 355/362), la defensa interpuso el recurso ordinario de apelación que fue concedido.

  2. ) Que los agravios del apelante (que han sido reseñados por el señor P.F. en el punto II del dictamen de fs. 427/438, al que cabe remitirse a fin de evitar repeticiones innecesarias) remiten al conocimiento de cuestiones de fondo que resultan ajenas a este trámite y que deben ser ventiladas ante los tribunales del Estado requirente, toda vez que se dirigen a cuestionar la legalidad del procedimiento extranjero (Fallos:

    314:1132; 318:373, entre otros). Al respecto, cabe recordar que es pacífica la doctrina del Tribunal en el sentido de que el proceso de extradición no reviste el carácter de un juicio criminal, por lo que no caben otras discusiones que las referentes a la identidad del requerido y a la observancia de los requisitos exigidos por las leyes y los tratados aplicables (Fallos:

    323:1755; 326:3696, entre otros).

  3. ) Que en otro orden de cosas, el planteo de nulidad de fs. 478/484 y lo expuesto por el señor P.F. en la contestación de vista de fs. 486, hacen que sea conveniente precisar (para disipar las dudas que pudiesen surgir del cotejo de la parte resolutiva de la decisión apelada con la confusa correlación de los números de los casos que motivan el

    pedido de extradición) que no procede la entrega por el delito de no comparecer a la audiencia de imposición de pena (Título 18 del Código de Estados Unidos, Sección 3146.a.1) porque no constituye un delito en nuestra legislación (conf. Fallos:

    326:991), lo que impide tener por cumplido el requisito de la doble incriminación (art. 2, inc. 1°, del tratado aprobado por la ley 25.126).

  4. ) Que, por último, razones de equidad y justicia que reconocen sustento en las normas de derecho internacional de los derechos humanos que obligan a nuestro país, aconsejan que el juez de la causa ponga en conocimiento del país requirente el tiempo de privación de libertad al que estuvo sujeto el requerido en este trámite de extradición (toda vez que se encuentra detenido a disposición del juez de la extradición desde el 4 de marzo de 2004), con el fin de que las autoridades jurisdiccionales competentes extranjeras arbitren las medidas a su alcance para que ese plazo de detención se compute como si el extraditado lo hubiese sufrido en el curso del proceso que motivó el requerimiento (conf.

    C.4236.XLI "C.C., J.F. s/ extradición", considerando 57, del 18 de abril de 2006).

  5. ) Que el escrito en el que pide que se determine la ley aplicable al ejercicio de la opción y se declare la inconstitucionalidad del segundo párrafo del art. 36 de la ley 24.767 es ajeno a esta instancia de apelación, por lo que corresponde que sea sustanciado y resuelto por el juez de la extradición.

    Por ello y oído el señor P.F., se resuelve:

    1. Confirmar el punto I de la sentencia apelada en cuanto concede la extradición por el hecho calificado por el país requirente como conspiración para distribuir una sustancia controlada (éxtasis).

      C. 2111. XLI.

      R.O.

      Cortada, R. s/ extradición.

    2. Revocar el punto I de la sentencia apelada en cuanto concede la extradición por el hecho de no haber comparecido a la audiencia de imposición de pena, y denegar la entrega a su respecto.

      H. saber y remítanse para que se dé cumplimiento a lo dispuesto. R.L.L. (según su voto)- ELENA I.

      HIGHTON de NOLASCO - CARLOS S.

      FAYT - ENRIQUE S.P. -J.C.M. (según su voto)- E. RAUL ZAF- FARONI (según su voto)- CARMEN M. ARGIBAY.

      VO

      C. 2111. XLI.

      R.O.

      Cortada, R. s/ extradición.

      TO DEL SEÑOR PRESIDENTE DOCTOR DON R.L.L. Y DE LOS SEÑORES MINISTROS DOCTORES D.J.C.M. Y DON E. RAÚL ZAFFARONI Considerando:

  6. ) Que contra el punto I de la sentencia del Juzgado Federal en lo Criminal y Correccional N° 2 de Lomas de Z. que concedió la extradición del ciudadano argentino R.X.C. solicitada por Estados Unidos de América con relación a los casos 3:00-cr-354-J-32TEM y 3:01-cr-148-J- 32HTS (fs. 355/362), la defensa interpuso el recurso ordinario de apelación que fue concedido.

  7. ) Que los agravios del apelante (que han sido reseñados por el señor P.F. en el punto II del dictamen de fs. 427/438, al que cabe remitirse a fin de evitar repeticiones innecesarias) remiten al conocimiento de cuestiones de fondo que resultan ajenas a este trámite y que deben ser ventiladas ante los tribunales del Estado requirente, toda vez que se dirigen a cuestionar la legalidad del procedimiento extranjero (Fallos:

    314:1132; 318:373, entre otros). Al respecto, cabe recordar que es pacífica la doctrina del Tribunal en el sentido de que el proceso de extradición no reviste el carácter de un juicio criminal, por lo que no caben otras discusiones que las referentes a la identidad del requerido y a la observancia de los requisitos exigidos por las leyes y los tratados aplicables (Fallos:

    323:1755; 326:3696, entre otros).

  8. ) Que en otro orden de cosas, el planteo de nulidad de fs. 478/484 y lo expuesto por el señor P.F. en la contestación de vista de fs. 486, hacen que sea conveniente precisar (para disipar las dudas que pudiesen surgir del cotejo de la parte resolutiva de la decisión apelada con la

    confusa correlación de los números de los casos que motivan el pedido de extradición) que no procede la entrega por el delito de no comparecer a la audiencia de imposición de pena (Título 18 del Código de Estados Unidos, Sección 3146.a.1) porque no constituye un delito en nuestra legislación (conf. Fallos:

    326:991), lo que impide tener por cumplido el requisito de la doble incriminación (art. 2, inc. 1°, del tratado aprobado por la ley 25.126).

  9. ) Que, por último, razones de equidad y justicia que reconocen sustento en las normas de derecho internacional de los derechos humanos que obligan a nuestro país, aconsejan que el juez de la causa ponga en conocimiento del país requirente el tiempo de privación de libertad al que estuvo sujeto el requerido en este trámite de extradición (toda vez que se encuentra detenido a disposición del juez de la extradición desde el 4 de marzo de 2004), con el fin de que las autoridades jurisdiccionales competentes extranjeras arbitren las medidas a su alcance para que ese plazo de detención se compute como si el extraditado lo hubiese sufrido en el curso del proceso que motivó el requerimiento (conf.

    C.4236.XLI "C.C., J.F. s/ extradición", considerando 57, del 18 de abril de 2006).

  10. ) Que el escrito en el que pide que se determine la ley aplicable al ejercicio de la opción y se declare la inconstitucionalidad del segundo párrafo del art. 36 de la ley 24.767 es ajeno a esta instancia de apelación, por lo que corresponde que sea sustanciado y resuelto por el juez de la extradición.

    Por ello y oído el señor P.F., se resuelve:

    1. Confirmar el punto I de la sentencia apelada en cuanto concede la extradición por el hecho calificado por el país requirente como conspiración para distribuir una sustancia

      C. 2111. XLI.

      R.O.

      Cortada, R. s/ extradición. controlada (éxtasis).

    2. Condicionar la decisión de entrega a que el país requirente ofrezca garantías suficientes de que se computará el tiempo de privación de libertad que demande el trámite de extradición como si el extraditado lo hubiese sufrido en el curso del proceso que motivó el requerimiento, a cuyo fin, deberá hacerse saber lo resuelto al país requirente para que se ajuste su pedido a la condición impuesta.

    3. Revocar el punto I de la sentencia apelada en cuanto concede la extradición por el hecho de no haber comparecido a la audiencia de imposición de pena, y denegar la entrega a su respecto.

      H. saber y remítanse para que se dé cumplimiento a lo dispuesto. RICARDO LUIS LORENZETTI - JUAN CARLOS MAQUEDA - E.

      RAUL ZAFFARONI.