Procuración General de la Nación en la sentencia de Corte Suprema de Justicia, 16 de Noviembre de 2007, C. 872. XLIII

Emisor:Procuración General de la Nación
 
CONTENIDO

AN.N. s/ defraudación@.

S.C.C.. 872; L.XLI I. S u p r e m a C o r t e :

La presente contienda negativa de competencia suscitada entre el Juzgado Nacional en lo Criminal de Instrucción n° 35, y el Juzgado de Garantías n° 1 del departamento judicial de La Plata, provincia de Buenos Aires, carece de los elementos necesarios para conocer con la certeza que esta etapa requiere el alcance de los hechos investigados y subsumirlos Aprima facie@, en alguna figura determinada, razón por la cual la Corte se encuentra, a mi modo de ver, impedida de ejercer las facultades previstas por el artículo 24, inciso 71, del decreto-ley 1285/58 (Competencia n° 1394; L.XL in re ARíos, M. y otra s/ estafa@, resuelta el 22 de marzo de 2005). En este sentido, cabe poner de resalto que, tal como lo sostiene la fiscal provincial (fs. 137/138), las constancias agregadas al incidente, no permiten delimitar fehacientemente las precisas particularidades y circunstancias relativas a la forma en que sucedieron los hechos objeto de investigación, máxime cuando, todavía, no se han dilucidado los interrogantes que se advierten a partir de las contradicciones existentes entre las versiones suministradas por R. y S. (ver fs. 40 y 67/68) ni tampoco, aquellos oportunamente señalados por el propio juez declinante en su resolución de fojas 115. Por otra parte, aún no se ha ordenado la realización de ninguna diligencia probatoria que, teniendo como base el informe suministrado a fojas 65 permita, en su caso, establecer la posible falsedad del peritaje de la casilla rodante involucrada en la causa que habría sido utilizado para realizar su transferencia ante un Registro de la Propiedad Automotor de esta ciudad (vid. fs. 54/55), lo que podría incidir incluso en la competencia material ((conf. Competencia n° 1169, L. XLI in re ASosa, M.D. s/encubrimiento@, resuelta el 21 de febrero de 2006). Esos defectos se ven corroborados además por la propia resolución de fs. 127/130, en tanto el significado jurídico de los hechos que se infiere como ensayado por el magistrado nacional al fundar su incompetencia no encuentra, por ahora, debido sustento en las constancias de la causa (conf. Competencia n° 1539 L. XXXIX in re AMarioni, D.I. s/ denuncia@, resuelta el 9 de marzo de 2004), cuya multiplicidad de circunstancias podrían, a su

vez, dar lugar a más de una calificación posible (Competencia n° 847; L. XLI ACastro Feijoo, D.L.J. y otros s/ estafa@, resuelta el 8 de noviembre de 2005). En tales condiciones, considero que corresponde al juzgado de instrucción que tomó conocimiento de la notitia criminis incorporar los elementos necesarios para darle precisión y resolver, luego, con arreglo a lo que de ello surja (Competencia N° 99. XLI., APercovich, R. s/ falsificación de documentos públicos@, resuelta el 21 de marzo de 2006). Buenos Aires, 16 de noviembre de 2007. E S C O P I A EDUARDO EZEQUIEL CASAL.