Procuración General de la Nación en la sentencia de Corte Suprema de Justicia, 20 de Septiembre de 2007, C. 100. XLIII

Emisor:Procuración General de la Nación
 
CONTENIDO

L. de M., S.P. c/Martinez, A.O. s/incidente de cambio de guarda" S.C. Comp. 100 L. XLIII S u p r e m a C o r t e :

- I - La presente contienda positiva de competencia se suscitó entre el Tribunal Colegiado de Familia N° 2 del Departamento Judicial de Lomas de Zamora, Provincia de Buenos Aires y la señora juez titular del Juzgado del Menor de Edad y la Familia de la ciudad de P.R.S.P., Provincia del Chaco, a raíz de la aceptación del pedido de declinatoria efectuado por el demandado y, en consecuencia de la declaración de la competencia del primero para seguir interviniendo en estas actuaciones (v. fs. 476/478 y 482/484).

El tribunal aconsejó el mantenimiento de su competencia en base a los numerosos informes psicológicos y asistenciales que realizó su equipo técnico, aplicando el principio "forum conexitatis", sosteniendo que en su jurisdicción se iniciaron los tramites del divorcio de las partes y, que no obstante el desistimiento de la acción -por parte del demandado- se homologaron los convenios relativos a la tenencia, los alimentos y al régimen de comunicación con los hijos.

También, hizo hincapié en el particular conflicto familiar que se desarrolló ante los reiterados incumplimientos al régimen de visitas por parte de la actora, que culminaron con el cambio de la tenencia de los menores a favor del padre (v. fs. 477 vta). De su lado, la Juez requerida resolvió rechazar la inhibitoria deducida, con fundamento en que todas las partes interesadas se domicilian en la ciudad de R.S.P. y, que ante ese juzgado tramita el juicio de divorcio de ambos cónyuges. Además, resaltó la existencia de cuestiones que afectan directamente los intereses de los menores que tornarían conveniente - por razones de celeridad e inmediación - la intervención del juez con competencia en el lugar donde estos vivan (v. fs.

482/484).

En tales condiciones, quedó trabado un conflicto positivo de competencia que corresponde

dirimir a V.E. en los términos del artículo 24, inciso 7° del decreto-ley 1285/58, texto según ley 21.708.

- II - En cuanto a los antecedentes de la causa, cabe reseñar que las partes contrajeron matrimonio en 1989 en la ciudad de P.R.S.P., con posterioridad y debido a motivos laborales -del esposo -la familia se trasladó a la ciudad de Ezeiza - Provincia de Buenos Aires- , produciéndose la separación de hecho en noviembre de 1996 (408 y 410/410 vta). Surge del expediente que, el juicio de divorcio iniciado ante el tribunal de Lomas de Z. fue desistido por el demandado (v. fs. 476, fs.2 del expediente N.. 9307/2000 caratulado "L. de M., S.P. c/M., A.O. s/ incidente cambio de guarda" y fs. 36 vta. expediente N.. 2325 caratulado "M., A.O. c/L., S.P. s/ tenencia provisoria y régimen de visitas").

La actora haciendo la opción conferida por el artículo 227 del Código Civil, presentó demanda de divorcio en R.S.P., destacándose en el resolutorio de la magistrada de esa ciudad que dicha jurisdicción fue consentida tácitamente por el accionado (v. fs. 483 vta. y fs. 3/8, 11 y 22/30 del expediente N.. 917/06 caratulado "L., S.P. c/M., A.O. s/ divorcio vincular y daño moral"). Por otra parte, no es ocioso remarcar que en autos, ambos litigantes coinciden en admitir que se encuentran separados de hecho, que residen en la mencionada ciudad chaqueña, y que los menores viven actualmente con su padre (v fs. 407, 410/412, 424/425, 461/464, 467/468) También cabe recordar que, el artículo 227 del Código Civil, establece que las acciones de separación personal, divorcio vincular y nulidad, así como las que versaren sobre los efectos del matrimonio -entre los que se encuentran el otorgamiento de la tenencia de los hijos y la fijación del régimen de visitas- deben intentarse ante el juez del último domicilio conyugal efectivo o ante el domicilio del cónyuge demandado (confr. Fallos: 324:2711 y 311:1601). Y, que V.E. tiene dicho que la opción que establece la referida norma sólo puede considerarse admisible en el caso de no existir un juicio de divorcio en sustanciación o con sentencia firme como ocurre en el sub lite- (Fallos 316:1187).

Consecuentemente, estimo que le asiste razón a la juez chaqueña, toda vez que por ante su jurisdicción se encuentra radicado el juicio de divorcio vincular de las partes. Además, debe prevalecer, por extensión, la competencia del citado juzgado, ya que ello derivará en una necesaria concentración, de todas las cuestiones surgidas de la misma relación matrimonial, y en especial la referida a los menores de edad.

Por lo expuesto, soy de opinión que la presente causa deberá quedar radicada ante el Juzgado del Menor de Edad y la Familia de la ciudad de P.R.S.P., Provincia del Chaco, a donde deberá remitirse a sus efectos.

Buenos Aires, 20 de septiembre de 2007.

Dra. M.A.B. de G. Es copia