Sentencia de Corte Suprema de Justicia de la Nación, 7 de Agosto de 2007, Y. 42. XLII

Emisor:Corte Suprema de Justicia de la Nación
 
CONTENIDO

Y. 42. XLII.

Y.P.F. S.A. - casación (autos: "Lubricenter S.R.L. c/ Y.P.F.

S.A. daños y perjuicios").

Buenos Aires, 7 de agosto de 2007 Vistos los autos: "Y.P.F. S.A. - casación (autos: ›Lubricenter S.R.L. c/ Y.P.F. S.A. - daños y perjuicios=)".

Considerando:

Que los recursos extraordinarios son inadmisibles (art. 280 del Código Procesal Civil y Comercial de la Nación).

Por ello, se declaran improcedentes los recursos extraordinarios. Costas por su orden. N. y remítase.

R.L.L. -E.I. HIGHTON de NOLASCO - ENRI- QUE SANTIAGO PETRACCHI - JUAN C.M. (en disidencia)- E. RAUL ZAFFARONI - CARMEN M. ARGIBAY (en disidencia).

DISI

Y. 42. XLII.

Y.P.F. S.A. - casación (autos: "Lubricenter S.R.L. c/ Y.P.F.

S.A. daños y perjuicios").

DENCIA DEL SEÑOR MINISTRO DOCTOR DON J.C.M. Considerando:

Que a juicio del Tribunal y con arreglo a lo dispuesto en el art. 33, inc. a, ap. 5 de la ley 24.946, corresponde dar intervención al señor Procurador General de la Nación a fin de que dictamine sobre la cuestión que, como de naturaleza federal, se invoca en el recurso ante esta Corte.

N.. J.C.M..

DISI

Y. 42. XLII.

Y.P.F. S.A. - casación (autos: "Lubricenter S.R.L. c/ Y.P.F.

S.A. daños y perjuicios").

DENCIA DE LA SEÑORA MINISTRA DOCTORA DOÑA CARMEN M.

ARGIBAY Considerando:

  1. ) Que el Tribunal Superior de Justicia de la provincia de La Rioja (fs. 171/203), por mayoría, hizo lugar al recurso de casación deducido por la demandada y rechazó la demanda por daños y perjuicios derivados de la resolución de un contrato de suministro de combustible para su comercialización. Confirmó el pronunciamiento de grado en cuanto rechazó la reconvención por saldo de venta y desestimó un recurso de reposición de la actora en la audiencia de juicio. Contra dicho pronunciamiento ambas partes interpusieron sendos remedios federales con sustento en la doctrina de arbitrariedad de sentencias que fueron concedidos a fs. 280/292.

  2. ) Que al examinar los recaudos propios o sustanciales del recurso el a quo expresó que "Yel recurrente imputa arbitrariedad al fallo fundado en causales admitidas habitualmente por la Corte para abrir la vía extraordinariaY" (fs.

    287 in fine/287 vta.); que "Y. argumentos que articulan los recurrentes exponen con razonable suficiencia los motivos por los cuales el vicio es invocadoYy la arbitrariedad resulta adecuada para habilitar el conocimiento de la CorteY" (fs. 288 vta.). Afirmó, asimismo, que cabía propiciar "Yla adopción de un criterio más amplio de protección a los recurrentes, superador de las encrucijadas a que nos ciñe la aplicación de un excesivo rigor formal en cuanto a la extensión del auto que concede el recurso extraordinario. La Corte dio apertura a la admisibilidad cuando se acusó que lo decidido ha incurrido en la omisión de reglas sustanciales del procedimientoYo asimismo cuando por aplicación de la doctrina de la arbitrariedad C. veces bajo la especie de exceso ritual manifiesto como se acusa en el presente casoC, se admite la procedencia de

    recurso extraordinario (fs. 289 vta., 291)YAdemás se encuentra invocado por el recurrente el exceso ritual manifiesto"Y(fs.

    290, 292).

  3. ) Que conviene recordar sobre el punto que, si bien es esta Corte exclusivamente la que debe decidir si existe o no el mencionado supuesto, esto no releva a los órganos judiciales de resolver circunstanciadamente si la apelación federal, prima facie valorada, cuenta con fundamentos suficientes para dar sustento a la invocación de un caso de excepción como es el de arbitrariedad (Fallos: 323:1247; 325:

    2319).

  4. ) Que, de ser seguida la orientación opuesta, el Tribunal debería admitir que su jurisdicción extraordinaria se viese, en principio, habilitada o denegada sin razones que avalen uno u otro resultado, lo cual irroga un claro perjuicio al derecho de defensa de los litigantes y al adecuado servicio de justicia de la Corte (conf. fallos citados en el considerando anterior).

  5. ) Que los términos sumamente genéricos del auto de concesión evidencian que el superior tribunal provincial no analizó circunstanciadamente ("con toda menudencia, sin omitir ninguna circunstancia o particularidad", según la definición de la Real Academia) la apelación federal para poder efectuar la valoración a que obliga la doctrina citada precedentemente (conf. fallos citados precedentemente).

  6. ) Que, en tales condiciones, la concesión del remedio federal Cen los términos transcriptosC no aparece debidamente fundada, por lo que debe ser declarada su nulidad al no dar satisfacción a los requisitos idóneos para la obtención de la finalidad a la que se hallaba destinada.

    Por ello, se declara la nulidad de la resolución de fs.

    Y. 42. XLII.

    Y.P.F. S.A. - casación (autos: "Lubricenter S.R.L. c/ Y.P.F.

    S.A. daños y perjuicios").

    280/292 por la que se concedieron los recursos. Vuelvan los autos al tribunal de origen para que se dicte una nueva decisión sobre el punto con arreglo a este pronunciamiento. N. y remítase. C.M.A..