Sentencia de Corte Suprema de Justicia de la Nación, 6 de Marzo de 2007, S. 713. XLI

Emisor:Corte Suprema de Justicia de la Nación
 
CONTENIDO

S. 713. XLI.

R.O.

Sonnenfeld, K.F. s/ extradición.

Buenos Aires, 6 de marzo de 2007.

Vistos los autos: ASonnenfeld, K.F. s/ extradición@.

Considerando:

  1. ) Que el señor juez a cargo del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal N° 3 declaró improcedente el pedido de extradición solicitado por Estados Unidos de América para someter a juicio a K.F.S. por el delito de homicidio calificado.

    Ello al considerar insuficientes, en el marco del art. 6° del Tratado de Extradición vigente entre las partes Caprobado por ley nacional N° 25.126C las seguridades brindadas por el país requirente de que la pena de muerte no será impuesta al requerido.

    Para así concluir tuvo en cuenta las manifestaciones de la fiscal interviniente en el proceso extranjero en trámite en el Estado de Colorado (fs.

    82/83) y sostuvo que no es posible determinar el carácter vinculante de sus afirmaciones dentro de la estructura jerárquica y funcional del Ministerio Público Fiscal en ese estado ni respecto de las demás partes del proceso (juez o jurado).

    Consideró que el país requirente no debió limitarse a presentar meras declaraciones sin respaldo documental (conf., asimismo, fs. 217/218) sino incorporar, en el marco de los recaudos formales que exige el art. 13, inc. Ae@ de la ley 24.767, el texto de las normas penales y procesales aplicables al caso con las debidas explicaciones. Ello hubiera permitido valorar la declaración de la agente fiscal en el contexto del modelo procesal penal vigente en el Estado de Colorado.

    A lo que agregó que el mero reconocimiento de que en la especie existe un riesgo latente de que, de concederse la extradición, cabe la posibilidad de la aplicación de la pena

    capital, entraña de por sí una mortificación tal en el ánimo del enjuiciado C. espera su destino privado de la libertadC que constituye un sufrimiento que debe considerarse como un trato cruel, inhumano y degradante en los términos del art.

    5.2. del Pacto de San José de Costa Rica y 18 de la Constitución Nacional.

    Invocó, con cita del caso "Soering v. Reino Unido" del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, que existe un riesgo latente, aunque no explícito, en la acechanza de la pena capital, con su carga de suplicio y de muerte, repudiada por el Estado Argentino, que no ha sido debidamente apartada (fs.

    365/372).

  2. ) Que, contra esa decisión, el representante del Ministerio Público Fiscal interpuso recurso de apelación ordinaria (fs. 376/378) que fue concedido (fs. 380).

  3. ) Que, en oportunidad de darle intervención en esta instancia al señor Procurador General de la Nación para que dé fundamento a la vía intentada, el señor P.F. interviniente planteó, en el dictamen obrante a fs. 417, que "...las dudas argüidas por el juez respecto de la admisibilidad del compromiso asumido anteriormente por el fiscal norteamericano no subsisten ya", en atención al contenido de la nota verbal 222 presentada por el país requirente el 7 de junio de 2005 y elevada por el juez de la causa a esta sede (fs. 430/435). En tales condiciones, consideró que "caen las razones que pudieron sustentar el rechazo de la extradición" y solicitó que se revocara la sentencia y que se concediera la extradición (fs. cit.).

  4. ) Que la nota verbal en cuestión da cuenta de que "...el Gobierno de los Estados Unidos asegura al Gobierno de la República Argentina que la pena de muerte no se impondrá, o si se dictaminara no será ejecutada en este caso. El Gobierno

    S. 713. XLI.

    R.O.

    Sonnenfeld, K.F. s/ extradición. de los Estados Unidos ha recibido dichas garantías del Estado de Colorado" (fs. cit.).

  5. ) Que el Tribunal advierte que la parte recurrente no ha dado fundamento en esta instancia al recurso de apelación ordinario interpuesto razón por la cual cabe considerar desierta la vía intentada en lo que respecta a los fundamentos en que se sustentó la resolución de fs. 365/372.

  6. ) Que, sin embargo, atento a que la solicitud para que la sentencia apelada sea revocada y la extradición declarada procedente se sustenta en la nota verbal antes referida y cuya consideración excede el alcance de la jurisdicción apelada de esta Corte Suprema en atención a los términos en que quedó habilitada, corresponde devolver la causa al tribunal apelado para que examine la incidencia de la citada nota verbal en la resolución apelada de fs. 365/372.

    Por ello, oído el señor P.F., el Tribunal resuelve:

    Revocar la resolución apelada en cuanto declaró improcedente el pedido de extradición de Estados Unidos de América respecto de K.F.S. al sólo efecto de que el juez de la causa se pronuncie conforme las circunstancias expuestas en el considerado que antecede. N., tómese razón y devuélvase. R.L.L. -E.I.

    HIGHTON de NOLASCO - CARLOS S.

    FAYT - ENRIQUE S.P. -J.C.M. -E.R.Z. -C.M.A..

    Recurso ordinario interpuesto por el Dr. M.Á.O., Fiscal Nacional Tribunal de origen: Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal N° 3