Sentencia de Corte Suprema de Justicia de la Nación, 21 de Noviembre de 2006, G. 454. XLI

Emisor:Corte Suprema de Justicia de la Nación
 
CONTENIDO

G. 454. XLI.

ORIGINARIO

G., M.N. c/ Buenos Aires, Provincia de y otro (Estado Nacional) s/ daños y perjuicios.

Buenos Aires, 21 de noviembre de 2006.

Autos y Vistos; Considerando:

  1. ) Que a fs. 6/14 se presenta M.N.G., denuncia domicilio real en el ámbito de la Provincia de Buenos Aires, y promueve demanda ante el Juzgado Nacional en lo Civil y Comercial Federal N° 9 contra el Estado Nacional y contra ese Estado local con el objeto de obtener una indemnización por los daños y perjuicios causados, según dice, al haber contraído el síndrome de inmunodeficiencia adquirida mientras estuvo alojado en diversos establecimientos carcelarios dependientes de los respectivos servicios penitenciarios, federal y provincial, que individualiza.

  2. ) Que a fs. 20 el juez federal declara que esta causa corresponde a la jurisdicción originaria de la Corte Suprema de Justicia de la Nación. Entre otras consideraciones, al hacer propios los fundamentos del dictamen del agente fiscal de fs. 16, afirmó que la competencia originaria del Tribunal estaba fundada únicamente en la condición de las partes en el proceso pues, al ser demandados el Estado Nacional y a una provincia la jurisdicción reglada por el art. 117 de la Constitución Nacional sería, a su entender, el único modo de conciliar el privilegio reconocido al primero de litigar sólo ante el fuero federal y la prerrogativa que asiste a los estados provinciales de ser sometidos, en el ámbito de los tribunales de la Nación, sólo a la instancia originaria de esta Corte.

  3. ) Que en el pronunciamiento dictado por este Tribunal el pasado 20 de junio en la causa M.1569.XL. "M., B.S. y otros c/ Estado Nacional y otros s/ daños y perjuicios (daños derivados de la contaminación ambiental del río Matanza - Riachuelo)", cuyos desarrollos argumentativos

    efectuados en los considerandos 11 a 16 se dan por reproducidos, esta Corte ha abandonado el supuesto de competencia originaria que había reconocido a partir del precedente "C.C. de Vedoya" de Fallos: 305:441. De este modo, el Tribunal ha retornado a su tradicional doctrina con arreglo a la cual si ninguna de las partes que pretenden litigar ante sus estrados, o son llamadas a intervenir en ellos, es aforada de modo autónomo, la acumulación subjetiva de pretensiones no es un instrumento apto para sostener una competencia restringida y de excepción, que en ningún caso hubiera correspondido de haberse introducido individualmente cada una de las pretensiones. Esta doctrina ha sido reiterada por el Tribunal frente a dos juicios de amparo en que se procuraba tutelar el derecho a la salud demandando conjuntamente al Estado Nacional y a un Estado provincial, en que se denegó la competencia originaria invocada (causa R.764.XLII "Rebull, G.P. c/ Misiones, Provincia de y otro s/ amparo" y Competencia N° 365.XLII.

    "G., F.M. y otra c/ Asociación Filantrópica y de Beneficencia Hospital Francés y otros s/ amparo ley 7166", sentencias del 18 de julio de 2006).

  4. ) Que, con esta comprensión, no se verifica en este proceso ninguno de los supuestos de la competencia originaria de este Tribunal reglada en el art. 117 de la Constitución Nacional y en el art. 24, inc. 1°, del decreto-ley 1285/58.

    Ello es así pues C. de que el domicilio del actor no permite tener por configurado el requisito de diversa vecindad con respecto a la provincia demandadaC, como surge de los antecedentes relacionados y con arreglo a los fundamentos y conclusiones de los pronunciamientos dictados por esta Corte en las causas B.2303.XL. "B., A.D. y otra c/ Buenos Aires, Provincia de y otro s/ daños y perjuicios" y B.798.XXXVI.

    "B., P.Y. y otros c/ Córdoba,

    G. 454. XLI.

    ORIGINARIO

    G., M.N. c/ Buenos Aires, Provincia de y otro (Estado Nacional) s/ daños y perjuicios.

    Provincia de s/ daños y perjuicios", del 21 de marzo y del 8 de agosto de 2006, respectivamente, a los que cabe remitir por razones de brevedad, en este proceso no se verifica una causa de naturaleza civil que, en procesos como el presente, corresponda a la competencia originaria de esta Corte reglada en las normas citadas.

  5. ) Que frente a la conclusión alcanzada de no considerar al Estado provincial aforado ante la jurisdicción originaria en razón de no verificarse los recaudos de distinta vecindad de la contraparte y de causa civil de la materia, la acumulación de pretensiones que voluntariamente ha formulado el actor no es apta para justificar esta competencia de excepción y de exclusiva raigambre constitucional, en tanto el privilegio federal de la Nación permite que sea demandada ante los tribunales inferiores de la Nación, y la Provincia de Buenos Aires no es aforada ante esta Corte para cuestiones de la naturaleza indicada.

    De ahí, pues, que el Tribunal debe inhibirse de conocer de este asunto.

  6. ) Que, por último, cabe subrayar que para situaciones como la que dio lugar a estas actuaciones, el tribunal a quo deberá sujetarse a la precisa conclusión enfatizada en los pronunciamientos a los cuales se reenvía, en el sentido de que esta clase de pretensiones deben promoverse en las jurisdicciones respectivas que correspondiesen según la persona que, en uno u otro caso, se optare por dar intervención:

    ante la justicia federal de serlo el Estado Nacional o un ente de igual carácter, o ante los tribunales locales en caso de emplazarse a la provincia (caso "Mendoza", considerando 16).

    En las condiciones expresadas y en punto a la acumulación subjetiva de pretensiones postuladas por el deman-

    dante, el juez de la causa deberá adoptar las medidas apropiadas para no violentar el principio recordado, de raigambre constitucional, de que los estados provinciales no están sometidos a la jurisdicción de los tribunales inferiores de la Nación.

  7. ) Que el juez M. remite a su voto concurrente en la causa "Blackie", mencionada en el considerando 4°.

    Por ello y de conformidad con la opinión del señor P.F. subrogante de fs. 45/47, se resuelve declarar la incompetencia de esta Corte para entender en forma originaria en este juicio. N., comuníquese al señor Procurador General, agréguense copias de los precedentes citados en los considerandos 3° y 4° y, oportunamente, remítanse las actuaciones al tribunal de origen a fin de que se proceda como está indicado en el considerando 6°. E.S.P. -E.I. HIGHTON de NOLASCO - CARLOS S. FAYT - JUAN C.M. -R.L.L. -C.M.A..

    Actor: M.N.G., con el patrocinio letrado del Dr. H.D.P. Demandados Provincia de Buenos Aires y Estado Nacional Intervino: Juzgado Nacional en lo Civil y Comercial Federal N° 9