Sentencia de Corte Suprema de Justicia de la Nación, 18 de Julio de 2006, N. 373. XXXIX

Emisor:Corte Suprema de Justicia de la Nación
 
CONTENIDO

N. 373. XXXIX.

R.O.

Nally, C.A. c/ ANSeS s/ pensio- nes.

Corte Suprema de Justicia de la Nación Buenos Aires, 18 de julio de 2006.

Vistos los autos:

"N., C.A. c/ ANSeS s/ pensiones".

Considerando:

  1. ) Que contra la sentencia de la Sala I de la Cámara Federal de la Seguridad Social que confirmó el fallo de la instancia anterior que había rechazado la demanda por considerar que la unión de hecho invocada no había sido debidamente demostrada, la actora dedujo recurso ordinario que fue concedido (art. 19 de la ley 24.463).

  2. ) Que a tal efecto, la alzada señaló que cabía distinguir el concubinato de la unión accidental de hombre y mujer, ya que de ambas situaciones se derivaban distintos efectos jurídicos. Estimó que el matiz distintivo entre una figura y la otra lo daba la noción de estabilidad y perdurabilidad que existía en la convivencia en aparente matrimonio, pues ello revelaba una misma voluntad de fundar y mantener una comunidad de vida plena, lo cual repercutía en el plano social.

  3. ) Que sobre esa base consideró que las declaraciones testificales producidas en sede administrativa evidenciaban que la relación invocada no tenía los caracteres descriptos, pues los testigos habían estado contestes en afirmar que la pareja había vivido en casas separadas; que la información sumaria realizada ante el juzgado de paz local carecía de eficacia probatoria porque había sido sustanciada sin la intervención de la demandada y que no se había ofrecido prueba documental suficiente para crear certeza sobre los aspec-tos invocados.

  4. ) Que el actor se limita a cuestionar que el a quo no haya hecho mérito de la información sumaria aprobada

    por el Juez de Paz Letrado de la Ciudad de Chacabuco, Provincia de Buenos Aires, que, según sostiene, es un instrumento público que hace plena fe hasta que sea anulado por sentencia judicial.

  5. ) Que más allá de que tales planteos no se hacen cargo del fundamento de la cámara relacionado con la unilateralidad con que se realizó dicha actuación, ni rebaten el alcance que el a quo dio a las declaraciones prestadas en sede administrativa, lo cierto es que el recurrente no advierte que tanto los elementos de juicio obrantes en el expediente administrativo como los producidos en la información sumaria mencionada son de índole testifical, por lo que sólo podrían tener alguna eficacia si se encontraran respaldados por constancias documentales, según lo dispuesto por el art. 1° del decreto 166/89, aspecto que, al no haber sido cumplido en la causa, sella la suerte adversa de su pretensión y lleva a confirmar la sentencia apelada.

    Por ello, el Tribunal resuelve: Confirmar la sentencia apelada. N. y devuélvase. E.S.P. -E.I. HIGHTON de N. -J.C.M. -E.R.Z. -R.L.L..

    Recurso ordinario interpuesto por C.A.N., representado por el Dr. H.R.F..

    Tribunal de origen: Sala I de la Cámara Federal de la Seguridad Social. Tribunales que intervinieron con anterioridad: Juzgado Federal de Primera Instancia de Junín. Provincia de Buenos Aires.