Sentencia de Corte Suprema de Justicia de la Nación, 2 de Diciembre de 2004, A. 116. XL

Emisor:Corte Suprema de Justicia de la Nación
 
CONTENIDO

A. 116. XL.

ORIGINARIO

PENAL Agregaduría Naval Militar y Aérea de la Embajada del Perú s/ robo con efracción en grado de tentativa.

Corte Suprema de Justicia de la Nación Buenos Aires, 2 de diciembre de 2004.

Autos y Vistos; Considerando:

  1. ) Que el titular del Juzgado Nacional en lo Criminal de Instrucción n° 39 declinó su competencia para seguir interviniendo en las presentes actuaciones en las que se investiga el delito de robo calificado en grado de tentativa que se habría perpetrado en la sede de la Agregaduría Naval, Militar y Aérea de la Embajada de la República del Perú ante nuestro país.

  2. ) Que en lo que respecta a embajadores, ministros y cónsules extranjeros, la competencia originaria de la Corte Suprema, establecida en el art. 117 de la Constitución Nacional, encuentra su justificación en la necesidad de preservar el respeto y la mutua consideración entre los estados, dado la importancia y la delicadeza de las relaciones y el trato con las potencias extranjeras, lo cual aconseja asegurar a sus representantes diplomáticos las máximas garantías que, con arreglo a la práctica uniforme de las naciones, cabe reconocérseles en la medida en que ello contribuye para el más eficaz cumplimiento de sus funciones (Fallos:

    310:567 y 322:1809, entre otros).

  3. ) Que sin perjuicio de ello, este Tribunal ha declarado en forma reiterada que los estados extranjeros y sus representaciones diplomáticas no revisten la calidad de aforados en los términos de los arts. 116 y 117 de la Constitución Nacional y 24, inc. 1°, del decreto-ley 1285/58 (Fallos:

    297:167; 305:1148 y 1872; 308:1673; 311:1187 y 2788; 312:2487; 313:213 y 397; 323:3592 y 324:3696, entre otros).

  4. ) Que por lo tanto, para promover la competencia originaria del Tribunal en las causas concernientes a delitos perpetrados en perjuicio de los agentes diplomáticos, resulta

    indispensable que quienes resulten legitimados soliciten formalmente ser tenidos por parte en el proceso o bien que el hecho a investigarse, por sus características, hubiera afectado el desempeño de las actividades propias de la embajada o de sus funcionarios (Fallos: 304:1495; 306:988 y 317:1121 y sus citas, entre tantos otros), circunstancias que no se advierten en el caso.

    Por ello, y de conformidad con lo dictaminado por el señor P.F., se declara que la presente causa no es de competencia originaria de la Corte, por lo que corresponde remitir en devolución las presentes actuaciones al juzgado de origen, a sus efectos. N. y cúmplase. E.S.P. (según su voto)- AUGUSTO CESAR BELLUSCIO (según su voto)- ANTONIO BOGGIANO (en disidencia)- J.C.M. -E.R.Z. -E.I. HIGHTON de NOLASCO.

    VO

    A. 116. XL.

    ORIGINARIO

    PENAL Agregaduría Naval Militar y Aérea de la Embajada del Perú s/ robo con efracción en grado de tentativa.

    Corte Suprema de Justicia de la NaciónTO DEL SEÑOR PRESIDENTE DOCTOR DON E.S.P. Y DEL SEÑOR VICEPRESIDENTE DOCTOR DON AUGUSTO CESAR BELLUSCIO Autos y Vistos:

    Por los fundamentos y conclusiones del dictamen del señor P.F., cuyos términos cabe remitirse en razón de brevedad, se declara que la presente causa no es de competencia originaria de la Corte, por lo que corresponde remitirla en devolución al juzgado de origen, a sus efectos.

    H. saber y cúmplase. E.S.P. -A.C.B..

    DISI

    A. 116. XL.

    ORIGINARIO

    PENAL Agregaduría Naval Militar y Aérea de la Embajada del Perú s/ robo con efracción en grado de tentativa.

    Corte Suprema de Justicia de la NaciónDENCIA DEL SEÑOR MINISTRO DOCTOR DON ANTONIO BOGGIANO Considerando:

    Que en el caso resulta de aplicación la doctrina que surge de Fallos:

    323:3592, disidencia de los jueces F., B. y V., E.79.XXXVII "Embajada de España s/ averiguación intimidación pública", fallada el 11 de junio de 2002 y 325:1364, disidencia de los jueces B. y V., a cuyos fundamentos y conclusiones cabe remitir en razón de brevedad, sin que modifique lo expuesto la trascendencia del asunto o la falta de elementos que demuestren que se hayan afectado las actividades propias de la sede diplomática o la de sus funcionarios.

    Por ello, oído el señor P.F., se declara que la presente causa es competencia originaria de la Corte.

    L. oficio al Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto a fin de que, por su intermedio, se requiera la conformidad exigida por el art. 24, inc. 1°, último párrafo del decreto-ley 1285/58. A.B..