Procuración General de la Nación en la sentencia de Corte Suprema de Justicia, 4 de Noviembre de 2004, M. 1409. XL

Emisor:Procuración General de la Nación
 
CONTENIDO

M. 1409. XL.

RECURSO DE HECHO

M., H.A. y otro c/ Telefónica de Argentina S.A.

Procuración General de la Nación S u p r e m a C o r t e :

-I-

A fs. 10/13, la Corte de Justicia de la Provincia de San Juan, al rechazar los recursos extraordinarios de inconstitucionalidad y casación previstos en la ley local 2275, que dedujo Telefónica de Argentina S.A., confirmó las resoluciones de las instancias anteriores que rechazaron la excepción de incompetencia opuesta por la empresa demandada (fs.

120/130) en la acción de desalojo promovida por A.H.M. respecto de un inmueble ubicado en Villa Media Agua, Departamento Sarmiento, de la citada Provincia, en el que se encuentra instalada la Estación Repetidora Media Agua de propiedad de la emplazada.

En primer lugar, rechazó el planteo de inconstitucionalidad de la ley local 2275, al entender que el hecho de que en una causa se encuentren discutidas cuestiones federales no implica prerrogativa alguna en desmedro de las regulaciones procesales provinciales. Añadió que el art. 208, inc. 61, de la Constitución provincial le otorga competencia a los tribunales locales para resolver temas de naturaleza federal y que la Corte es el tribunal superior de toda causa para el dictado de sentencias definitivas.

También señaló que la sentencia impugnada carece del requisito de definitividad establecido en el art. 41 de la ley provincial 2275, toda vez que, ante la excepción de incompetencia opuesta por la demandada, no hubo resolución sobre el fondo del litigio.

-II-

Disconforme con dicho pronunciamiento, la demandada interpuso el recurso extraordinario de fs. 31/49 que, denegado a fs. 58/59, dio origen a la presente queja.

Aduce que la sentencia le causa un gravamen irreparable, en cuanto viola la garantía de defensa en juicio, debido proceso y su derecho de propiedad (arts. 17 y 18 de la Constitución Nacional) al impedirle el acceso al fuero federal.

Asimismo, que la cuestión de competencia que se ventila en autos constituye un planteo constitucional que el tribunal local omitió resolver, en contradicción con la doctrina sentada por V.E. a partir de los casos "Strada" y "Di Mascio", respecto del agotamiento de las vías procesales locales a los efectos de ejercer el control de constitucionalidad.

Por otra parte, manifiesta que, sin perjuicio de tratarse de un pleito entre particulares, el inmueble que se pretende desalojar es de interés nacional, toda vez que allí funciona una estación repetidora desde la cual se brinda un servicio público que, si se interrumpiera, provocaría la incomunicación de vastos sectores de la población, tanto en la provincia como en el resto del país, aspecto que -a su entender- hace procedente la intervención del fuero reclamado en razón de la materia (fs. 61/90).

-III-

Ante todo, cabe recordar, como ha dicho la Corte, que, si bien la determinación de los límites de la competencia de los tribunales de alzada, cuando conocen por vía de los recursos concedidos ante ellos compromete sólo cuestiones de derecho procesal ajenas a la instancia extraordinaria, ese principio debe ceder cuando el pronunciamiento conduce a una restricción sustancial de la vía utilizada por el apelante sin fundamentación idónea suficiente, lo que se traduce en una violación de la garantía del debido proceso consagrada en el

M. 1409. XL.

RECURSO DE HECHO

M., H.A. y otro c/ Telefónica de Argentina S.A.

Procuración General de la Nación art. 18 de la Constitución Nacional (Fallos: 311:148 y 509; 313:215; 315:1626, entre muchos otros).

En mi concepto, los jueces que desestimaron el recurso de inconstitucionalidad -con fundamento en que no media una sentencia definitiva o equiparable a talomitieron hacerse cargo de una cuestión esencial planteada claramente por la apelante, cual es que se ha denegado el fuero federal que expresamente invocó desde su primera presentación (cfr. fs. 120), circunstancia que, según reiterada doctrina de V.E., equipara a definitiva la sentencia del tribunal provincial (doctrina de Fallos: 310:1425; 315:66; 316:2410, entre muchos otros).

Todo ello, a mi juicio, pone de manifiesto que la doctrina en que se funda la resolución impugnada no se ajusta a dicha jurisprudencia ni a la desarrollada in extenso por la Corte en Fallos:

308:490 (Strada), 311:2478 (D.M. y 312:483; 315:761; 324:2177, y más recientemente en Fallos:

323:1179 (Metrovías S.A.) entre otros, al interpretar el alcance de la expresión "superior tribunal" empleada en el art. 14 de la ley 48. Al ser ello así, estimo que la sentencia del tribunal a quo debe ser descalificada como acto jurisdiccional válido.

-IV-

Opino, por tanto, que corresponde hacer lugar a la queja interpuesta, dejar sin efecto la sentencia de fs. 10/13 en cuanto fue materia de recurso extraordinario y devolver las actuaciones al tribunal de procedencia para que, por quien corresponda, se dicte una nueva conforme a lo expuesto.

Buenos Aires, 4 de noviembre de 2004.- R.O.B.