Procuración General de la Nación en la sentencia de Corte Suprema de Justicia, 21 de Noviembre de 2003, C. 1401. XXXIX

Emisor:Procuración General de la Nación
 
CONTENIDO

Competencia N° 1401. XXXIX.

S., S.M. s/ averiguación de ilícito.

Procuración General de la Nación S u p r e m a C o r t e :

El presente incidente suscitado entre el Juzgado de Instrucción de la Primera Circunscripción Judicial de la provincia de Mendoza, y el Juzgado de Garantías N1 3 del departamento judicial de Lomas de Z., provincia de Buenos Aires, se refiere a la causa iniciada con motivo de la denuncia de S.M.S..

En ella refiere que al solicitar una tarjeta de compra en un local comercial de la ciudad de Mendoza, tomó conocimiento que en la base de datos de las organizaciones "VERAZ" y "C.O.D.E.M.E." constaba que se hallaba inhabilitada por el Banco Central de la República Argentina para operar en cuentas corrientes, como consecuencia del rechazo de cheques pertenecientes a la cuenta n1 1997484 de la sucursal n1 228 -Avellaneda- del Banco de Galicia.

Agrega que jamás solicitó en esa entidad cuenta ni tarjeta de crédito alguna, y que tampoco tuvo residencia en la provincia de Buenos Aires.

Sostiene también, que en enero de 1997 realizó una exposición policial por la pérdida de su documento nacional de identidad ante la Comisaría n1 10 de la ciudad de Mendoza (fs.

2/4).

El juez de esa provincia declinó su competencia en razón del territorio, al considerar que de existir delito constituiría falsificación de instrumento privado en concurso ideal con estafa, el que se habría consumado en la sucursal Avellaneda del Banco de Galicia, ubicada en la provincia de Buenos Aires (fs. 7/8).

El magistrado bonaerense, por su parte, rechazó tal atribución al considerarla prematura (fs. 15/16).

Según se desprende de la certificación obrante a fs.

17, el juzgado declinante elevó el incidente a la Corte.

A mi modo de ver, la ausencia de constancias relativas a la necesaria investigación que debe preceder a toda cuestión de competencia, obsta la posibilidad de encuadrar los hechos en alguna figura determinada y de llegar a un criterio cierto acerca del lugar donde fueron cometidos, para finalmente discernir el tribunal al que corresponde investigarlos (Fallos: 303:634; 304:949 y 308:275).

En este sentido advierto que la denuncia de fs. 2/4, único elemento agregado al incidente, resulta insuficiente para calificar, con razonable certidumbre, el hecho que motiva la causa, sin que surja que se haya adoptado medida alguna tendiente a constatar los sucesos denunciados.

Al respecto, cabe mencionar que no se han incorporado al legajo informes o certificaciones bancarias que ilustren acerca de las circunstancias en que se habría llevado a cabo la apertura de la cuenta atribuida a S., de las razones que hubieran dado lugar al rechazo de los cheques presuntamente presentados al cobro, y de la supuesta inhabilitación que pesara sobre la damnificada para operar en cuenta corriente.

En tales condiciones, la calificación adoptada por el magistrado declinante carece del sustento necesario en un hecho perfectamente individualizado (Fallos: 293:485).

Por lo tanto, de acuerdo al criterio establecido en Fallos:

306:1272 y 1997; 311:528; 317:486; 318:1001 y 323:3867, opino que corresponde a la justicia de instrucción de la provincia de Mendoza, que previno, continuar con el trámite de las presentes actuaciones, sin perjuicio de lo que surja de la ulterior investigación.

Buenos Aires, 21 de noviembre de 2003.

E.E.C.