Procuración General de la Nación en la sentencia de Corte Suprema de Justicia, 28 de Octubre de 2003, C. 1583. XXXIX

Emisor:Procuración General de la Nación
 
CONTENIDO

Competencia N° 1583. XXXIX.

G., R. y otra s/ estafa.

Procuración General de la Nación Suprema Corte:

Entre los titulares del Juzgado Nacional en lo Criminal de Instrucción N° 48 y del Juzgado de Garantías N° 4 del Departamento Judicial de Lomas de Z., se suscitó la presente contienda negativa de competencia en la causa en la que se investiga la conducta de R.G. y de A.M.M., con motivo de la denuncia realizada por J.B.O., presidente de la firma AEstampado Bruno@.

Refiere haber recibido del nombrado, por la venta de mercadería, dos cheques de pago diferido pertenecientes a la cuenta corriente de M. en el Banco Francés, sucursal V.D., los cuales, al ser presentados al cobro, fueron rechazados por falta de fondos.

El juez nacional declinó la competencia en favor de la justicia local, con fundamento en la jurisprudencia del Tribunal, en cuanto establece que el juzgado competente para entender en el delito de estafa o su tentativa perpetrado mediente el uso de cheques extraviados o sustraídos, es el del lugar donde los documentos fueron presentados al cobro (fs.

12).

Por su parte, el juez de garantías rechazó el planteamiento por prematuro, puesto que no fue precedido de la investigación necesaria para encuadrar el hecho en una figura penal determinada (fs. 19).

Con la insistencia del Tribunal de origen y la elevación del incidente a la Corte quedó trabada la contienda (fs. 21).

A partir del fallo dictado en los autos: AIramar S.A.

Irrazábal, J.P. y otros s/ infracción al artículo 302 del Código Penal@ (Competencia N° 505.XXXV, resuelta el 11 de octubre de 2001, publicada en Fallos: 324:3463), V.E. tiene

resuelto que los cheques de pago diferido son instrumentos de crédito y no de pago, por lo que C. definiciónC su entrega a cambio de una contraprestación no implica en ningún caso simultaneidad, elemento necesario para tener por configurado el delito de estafa.

En consecuencia, corresponde al juez con jurisdicción en el domicilio del banco girado evaluar la aplicación o no al caso de la figura prevista en el art. 302 del Código Penal, a la luz de lo establecido en el art. 6° de la ley 24.452 (Competencia N° 818.XXXVIII in re AOlsak, M.H. s/ denuncia averiguación estafa@, resuelta el 25 de febrero del 2003).

Por las razones expuestas, opino que corresponde a la justicia nacional en lo penal económico, en atención a que la entidad bancaria girada tiene su sede en esta jurisdicción (fs. 8), continuar con la investigación del hecho, aunque no haya sido parte en la contienda (Fallos: 303:1763; 308:1720; 310:1555; 311:102; 312:1623; 313:505; 318:182 y 323:2032, entre muchos otros).

Buenos Aires, 28 de octubre de 2003.

L.S.G.W.