Procuración General de la Nación en la sentencia de Corte Suprema de Justicia, 3 de Septiembre de 2003, C. 931. XXXVIII

Emisor:Procuración General de la Nación
 
CONTENIDO

Competencia N° 931.X.G., Marcial c/ G.C.B.A.

(Dirección General de Rentas y Empadronamiento Inmobiliario) s/ demanda contra aut. adm. - otros.

Procuración General de la Nación Suprema Corte:

-I-

El presente conflicto negativo de competencia se suscita entre la titular del Juzgado en lo Contencioso Administrativo y T. de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires n° 6 (fs. 123) y la titular del Juzgado Nacional en lo Civil n° 5 (fs. 130).

En consecuencia, y toda vez que no existe un superior jerárquico común que pueda resolverlo, corresponde a V.E. dirimirlo, en uso de las facultades que le acuerda el art. 24 inc. 7° del decreto-ley 1285/58.

-II-

La cuestión planteada en autos tuvo su origen en la demanda promovida por M.G., en su calidad de titular de dominio del inmueble ubicado en la Capital Federal, ante el Juzgado en lo Contencioso Administrativo y T. n° 6, contra el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, a fin de que:

  1. se lo condene a que registre la categorización y valuación original o anterior de su departamento y de su baulera, b) emita las boletas de pago de impuestos conforme al importe que corresponde abonar, y c) se consigne la suma adeudada por Alumbrado, Barrido y Limpieza, por Contribución Territorial, Pavimentos y Aceras y por ley 23.514.

Indica que, con motivo de la recategorización de dicho inmueble se inició, ante el Juzgado Nacional en lo Civil n° 5, la causa "G., Marcial c/ G.C.B.A. s/ acción declarativa" (expte. 100.473/97), en la que se dictó sentencia que hizo lugar a la pretensión del actor, luego confirmada por la alzada, en cuanto a que la demandada carece de derecho para modificar la categoría y percibir cualquier tipo de reajuste de los impuestos en forma retroactiva.

En consecuencia, solicita ahora que se cumpla con lo allí ordenado, así como también con lo resuelto en el expediente administrativo 79.890, en el que la Dirección General de Rentas, mediante disposición 81.046, admitió el error de la recategorización efectuada que elevó en forma indebida la valuación del inmueble.

A fs. 123, el juez local, de conformidad con el dictamen del fiscal (fs. 121/122), se inhibió de entender en el pleito, en tanto consideró que existía conexidad entre este proceso y la causa "G., Marcial c/ G.C.B.A. s/ acción declarativa" (expte. 100.473/97), en razón de coincidir los sujetos intervinientes y el objeto litigioso, y remitió los autos al Juzgado Nacional en lo Civil n° 5.

A fs. 130, el juez nacional en lo civil también declaró su incompetencia, por los fundamentos del dictamen del fiscal (fs. 129), pero C. a lo resuelto por el magistrado que primero intervinoC sostuvo que no había elementos que permitieran declarar la conexidad, debido a que diferían tanto el objeto como la causa de ambos procesos.

Vueltas las actuaciones al Juzgado en lo Contencioso Administrativo y T. de la Ciudad de Buenos Aires n° 6, su titular remitió las actuaciones a la Corte Suprema de Justicia de la Nación, en virtud del conflicto negativo de competencia suscitado entre los jueces de ambas jurisdicciones (v. fs. 132).

-III-

Cabe recordar que, a fin de resolver la cuestión de competencia en examen, es preciso considerar, de manera principal, la exposición de los hechos que el actor efectúa en la demanda y después, sólo en la medida en que se adecue a ellos el derecho que invoca como fundamento de su pretensión (Fallos: 305:1453; 306:1053 y 308:2230; 320:46; 324:4495, entre

Competencia N° 931.X.G., Marcial c/ G.C.B.A.

(Dirección General de Rentas y Empadronamiento Inmobiliario) s/ demanda contra aut. adm. - otros.

Procuración General de la Nación muchos otros).

En el sub lite, de los términos del escrito inicial se desprende que, en ambos procesos se da una doble identidad de sujeto y causa, en tanto se originan en la inadecuada valuación que el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires realizó sobre el inmueble del que es titular de dominio el actor.

No obstante, toda vez que la acumulación de procesos tiene su fundamento en la necesidad de evitar el escándalo jurídico que podría representar el dictado de sentencias contradictorias en causas que poseen conexidad (Fallos: 311:

1187; 322:3278; 323:368) y dado que en el proceso radicado en jurisdicción nacional ya se ha dictado sentencia, es mi parecer que ésta ha perdido el objeto práctico que la justifica (art. 190 del Código Procesal Civil y Comercial de la Nación y Fallos:

320:2773, voto de los doctores A.B. y A.R.V..

Por otra parte, sabido es que la acumulación de autos sólo puede invocarse en conflictos en los que participan únicamente jueces nacionales (Fallos:

311:333; 312:1942; 313:970 y 323:783), supuesto que no se presenta en el sub judice, en tanto el conflicto se plantea entre un juez local y un juez nacional.

En tales condiciones, opino que la acumulación ordenada a fs. 123 es improcedente y que, en consecuencia, la causa debe continuar su trámite ante el Juzgado en lo Contencioso Administrativo y T. de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires n° 6.

Buenos Aires, 3 de septiembre de 2003.

N.E.B.