Sentencia de Corte Suprema de Justicia de la Nación, 10 de Abril de 2003, R. 36. XXXVIII

Emisor:Corte Suprema de Justicia de la Nación

R. 36. XXXVIII.

R.O.

Roig, A.L. c/ ANSeS s/ jubilación por invalidez.

Corte Suprema de Justicia de la Nación Buenos Aires, 10 de abril de 2003.

Vistos los autos: "R., A.L. c/ ANSeS s/ jubilación por invalidez".

Considerando:

  1. ) Que contra el pronunciamiento de la Sala I de la Cámara Federal de la Seguridad Social que revocó la sentencia de primera instancia que había denegado al actor el beneficio de jubilación por invalidez solicitado, la Administración Nacional de la Seguridad Social interpuso recurso ordinario de apelación que fue concedido y es procedente (fs. 112/113 y 127 vta.).

  2. ) Que a tal efecto, sobre la base de las patologías verificadas por el Cuerpo Médico Forense a fs. 96/97, que le atribuyó al actor un porcentaje de incapacidad del 40-50% tanto a la fecha del cese laboral como dentro de los cinco años posteriores (art. 43 de la ley 18.037), el a quo consideró que la exigua capacidad física restante, la edad del peticionario, su nivel educacional, las condiciones económicas-sociales dentro de las cuales el actor desempeñó sus actividades, así como la evaluación de la receptividad que pudiera tener en un sistema de trabajo, demostraban que se hallaba incapacitado desde el punto de vista previsional.

  3. ) Que la recurrente se agravia por cuanto sostiene que el a quo se apartó de lo decidido en la instancia anterior y en el dictamen médico forense, según el cual el interesado tenía capacidad a las fechas cuestionadas, razón por la cual el otorgamiento del beneficio en esas condiciones condujo a una situación en desmedro de la economía del sistema previsional, al haber sido aceptado un porcentaje de minusvalía inferior al requerido por la ley.

  4. ) Que dichos agravios no logran desvirtuar los

fundamentos dados por la cámara al respecto, pues las impugnaciones de la recurrente con relación a la salud del solicitante a las fechas cuestionadas, no refutan científicamente los resultados mencionados en la sentencia apelada, ni demuestran que aquél pueda sortear un examen preocupacional o efectuar en debida forma tareas acordes con sus aptitudes profesionales.

Por ello, se hace lugar al recurso ordinario de apelación y se confirma la sentencia recurrida. Costas por su orden.

N. y devuélvase. EDUARDO MOLINE O'CONNOR - CARLOS S.

FAYT - AUGUSTO CESAR BELLUSCIO - ENRIQUE SANTIAGO PETRACCHI - ANTONIO BOGGIANO - GUILLERMO A.F.L. -A.R.V. -J.C.M..