Sentencia de Corte Suprema de Justicia de la Nación, 30 de Abril de 2002, B. 1634. XXXII

Emisor:Corte Suprema de Justicia de la Nación
 
CONTENIDO

B. 1634. XXXII.

ORIGINARIO

Buenos Aires, Provincia de c/ G., R.A. y/o Empresa de Transporte Fournier y/o quien resulte titular s/ daños y perjuicios.

Corte Suprema de Justicia de la Nación Buenos Aires, 30 de abril de 2002.

Vistos los autos: ABuenos Aires, Provincia de c/ G., R.A. y/o Empresa de Transporte Fournier y/o quien resulte titular s/ daños y perjuicios@, de los que Resulta:

I) A fs. 4/11 se presenta la Provincia de Buenos Aires, por medio de apoderado, e inicia demanda por indemnización de daños y perjuicios por la suma de $ 7.500 y/o lo que en más resulte de la prueba a producirse en autos, con más sus intereses, gastos y costas contra R.A.G. como conductor y contra la Empresa de Transportes Fournier S.A. y/o quien resulte titular registral del microómnibus, dominio C.1.591.196. Manifiesta que el 20 de noviembre de 1994 la Policía de la Provincia de Buenos Aires efectuó un servicio de custodia protocolar para acompañar al secretario de Defensa de los Estados Unidos. Agrega que la comisión a cargo del oficial subinspector J.D.P. estaba compuesta por un patrullero y tres motocicletas y que en su viaje de regreso se dirigían por la avenida Nueve de J. en dirección norte-sur cuando al llegar a la intersección con la calle H.I. la motocicleta marca Honda CBX750, modelo 1987, conducida por el sargento subayudante R.S. fue embestida por un colectivo de la línea 86, interno 3, marca M.B., conducido por R.A.G.. Destaca que la caravana que estaba encabezada por el citado suboficial se desplazaba a una velocidad estimada de 50 km por hora, con las sirenas y luces encendidas y con la señal del semáforo en amarillo, mientras que el micrómnibus embestidor lo hacía por la calle H.I., en sentido oeste-este, en amarillo y a una velocidad excesiva -60 ó 70 km por hora-. Dice que su conductor no aminoró en ningún momento la marcha, motivo por el cual S., a fin de evitar la colisión, aceleró pasando por

delante del colectivo y, como consecuencia de ello, fue despedido del vehículo y golpeó contra la columna del semáforo, lo que provocó su inmediato deceso. Describe los daños sufridos por la unidad y expresa que el costo de las reparaciones al 19 de septiembre de 1995 ascendía a la suma de $ 7.500. Funda en derecho su pretensión, pide, para el caso de que el colectivo se encuentre asegurado, la citación de la respectiva compañía, y ofrece prueba.

Asimismo, formula reserva por el monto que eventualmente deban abonar a los familiares del motociclista Sosa si éstos demandan a la Provincia de Buenos Aires en su calidad de empleadora.

Solicita, finalmente, que se haga lugar a su reclamo, con costas.

II) A fs.

32 contesta la Empresa de Transportes Fournier, por medio de apoderado, negando los hechos y el derecho invocados en la demanda. Desconoce, entre otras cosas, que la actora fuera la propietaria de la motocicleta en cuestión a la fecha del accidente. Manifiesta que cuando se produjo el choque el conductor del colectivo circulaba a moderada velocidad por la calle H.I. observando todas y cada una de las reglamentaciones de tránsito vigentes.

Aclara que cuando llegó a la intersección con la avenida Nueve de Julio estaba habilitado para pasar porque la luz del semáforo se encontraba en verde y Sosa, que conducía la motocicleta a excesiva velocidad, violó la señal del semáforo, por lo que aceleró intentando pasar por delante del colectivo, lo que provocó la colisión. Considera que la empresa no está obligada a responder civilmente pues fue el policía quien, con su imprudente conducta, causó el accidente.

Dice que la motocicleta no circulaba ni con balizas ni con sirenas encendidas. Impugna la procedencia de los rubros indemnizatorios como así también la autenticidad de la documentación

B. 1634. XXXII.

ORIGINARIO

Buenos Aires, Provincia de c/ G., R.A. y/o Empresa de Transporte Fournier y/o quien resulte titular s/ daños y perjuicios.

Corte Suprema de Justicia de la Nación acompañada con la demanda. Denuncia la existencia del juicio promovido por la familia del suboficial como así también el juzgado en el que tramita, ofrece prueba y pide que se rechace la demanda, con costas.

III) A fs. 43 vta. se declara la rebeldía del codemandado R.A.G. en los términos del art. 59 del Código Procesal Civil y Comercial de la Nación.

IV) A fs. 68 la citada en garantía Seguros Bernardino Rivadavia Cooperativa Limitada contesta la demanda, por medio de apoderado, niega, también, los hechos y el derecho invocados por el actor, y se adhiere a la contestación efectuada por la empresa de transporte.

Considerando:

  1. ) Que la presente causa es de la competencia originaria de la Corte Suprema de Justicia de la Nación (arts.

    116 y 117 de la Constitución Nacional).

  2. ) Que la Provincia de Buenos Aires demanda a R.A.G. y a la Empresa de Transportes Fournier el pago de los daños y perjuicios que dice haber sufrido como consecuencia del accidente ocurrido el 20 de noviembre de 1994.

  3. ) Que si bien la empresa codemandada desconoce la titularidad de dominio de la Provincia de Buenos Aires sobre la motocicleta por no haber presentado la documentación correspondiente, el usufructuario, usuario o tenedor de un vehículo está legitimado para promover demanda resarcitoria por todos los daños sufridos sin necesidad de acreditar otros requisitos que esa condición y el daño sufrido, circunstancias que aquí han sido justificadas. Por otra parte, del expediente administrativo 2137-862.235/94 iniciado por la Policía de la Provincia de Buenos Aires, acompañado como prueba a estos autos y que se encuentra reservado, se desprende que la unidad

    pertenecía a la División Motorizada, Grupo Cóndor, de esa repartición (ver fs. 52). Asimismo a fs. 85 obra la copia del acta de denuncia del siniestro efectuada por la actora a su compañía aseguradora.

  4. ) Que los codemandados no han podido demostrar el planteo exculpatorio en el que basaron su defensa, consistente en atribuir la causa del accidente a la violación de la luz roja y a la excesiva velocidad a la que habría circulado el conductor de la motocicleta.

    Por su parte el codemandado G., si bien se presentó a absolver posiciones a fs. 141, no contestó la demanda. Es decir que ninguno de ellos efectuó una actividad probatoria que acredite la existencia de factores eximentes de su responsabilidad.

  5. ) Que a fs. 101/102 obran las declaraciones de los testigos propuestos, quienes manifiestan que el 20 de noviembre de 1994 regresaban de cumplir con un servicio de custodia protocolar e iban en formación de cuña, con la siguiente distribución: el sargento primero S. adelante, los dos testigos detrás y por último el patrullero. Al llegar a la intersección de avenida Nueve de Julio e H.I. el semáforo, que estaba con luz verde a su favor, cambió a amarillo y sorprendió a S. cuando ya había sobrepasado la mitad de la calzada. En ese momento un colectivo lo embistió del lado derecho en la mitad de la motocicleta, la que salió despedida junto con él (ver, resp. preg. 2, testigos C. e I.. El testigo I. agrega que había poca visibilidad ya que allí está emplazada una estatua, lo que hizo que el chofer del micro, que venía a "excesiva velocidad, entre 70 y 80 km..." "no viera a la motocicleta y jugara con el semáforo" (ver resp. preg. 2a). Aclaran, por último, que tenían las balizas encendidas en señal de que iban en caravana pero no así las sirenas porque sólo se utilizan en casos de emergencia

    B. 1634. XXXII.

    ORIGINARIO

    Buenos Aires, Provincia de c/ G., R.A. y/o Empresa de Transporte Fournier y/o quien resulte titular s/ daños y perjuicios.

    Corte Suprema de Justicia de la Nación (ver resp. pregs. 8a y 2a).

  6. ) Que estas declaraciones coinciden con las prestadas, entre otros, por estos dos mismos testigos en el expediente administrativo ya citado (ver, fs. 4, 14, 15, 16, 17, 43/44 y 45/46). A su vez, del informe emitido por el comisario inspector Palo, jefe del Cuerpo Motorizado, se desprende que el sargento subayudante S. fue embestido por el colectivo al intentar cruzar la bocacalle cuando el semáforo indicaba luz amarilla pasando a roja. Pese a que el chofer advirtió la presencia policial, no aminoró la marcha, de aproximadamente 60 ó 70 km por hora, por lo que la comisión se vio obligada a frenar (ver fs. 71/73). Asimismo, tanto del dictamen de la Asesoría General de Gobierno de la Provincia de Buenos Aires (ver fs. 90) como de la resolución de la Dirección General de Asuntos Judiciales, División Relatoría (fs.

    93), y del Poder Ejecutivo de ese Estado (ver. fs. 115) surge que no existe responsabilidad del funcionario policial en el accidente en cuestión sino que fue producto del accionar negligente y exclusivo del tercero que embistió al vehículo oficial.

  7. ) Que, a su vez, a fs. 171 de los autos principales obra el pliego de posiciones que debía responder el representante legal de Empresa de Transportes Fournier S.A. y que en virtud de lo dispuesto por el art. 417 del Código Procesal Civil y Comercial de la Nación se tienen por absueltas en rebeldía. De allí se desprende que el 20 de noviembre de 1994 el codemandado R.A.G., que conducía el micro ómnibus de la línea 86, interno 3, marca M.B., dominio C.1.591.196, al cruzar la avenida N.J. en la intersección H.I., con la luz del semáforo en amarillo y a una velocidad de más de 60 km, atropelló a la motocicleta objeto del litigio conducida por el sargento ayudante

    R.S., lo que produjo su deceso y prácticamente la destrucción del vehículo.

  8. ) Que, por último, a fs. 138/139 se encuentra agregado el peritaje efectuado por el ingeniero mecánico C.A.B. del cual no se encuentran razones para apartarse (art. 477, Código Procesal Civil y Comercial de la Nación) y que no ha sido impugnado por ninguna de las partes.

    Allí el experto manifiesta que el vehículo no le fue presentado para su inspección, por lo que para realizar su trabajo debió recurrir a las fotografías y al informe del técnico oficial principal C.A.M. obrantes a fs. 56/58 y 106 del expediente administrativo. Expresa que de acuerdo a estos elementos el choque pudo haberse producido en la forma relatada en la demanda y que es muy probable que el colectivo haya embestido con su parte delantera el costado derecho de la motocicleta, de lo que se desprende que "aquél resulta el vehículo embestidor y éste el embestido".

  9. ) Que de lo hasta aquí expuesto cabe concluir que la conducta de González, al no respetar las normas de tránsito, fue la causa eficiente del accidente, motivo por el cual debe responder, al igual que su principal Empresa de Transportes Fournier S.A.

    10) Que, en consecuencia, debe determinarse el alcance del resarcimiento pretendido, consistente en el daño emergente, para lo cual se debe tener en cuenta el informe pericial supra indicado. El experto considera que el costo de $ 7.500 solicitado por la actora para efectuar la reparación de los daños sufridos por la motocicleta resulta verosímil siempre que la reposición de los elementos que se declaran como dañados sea total y que los precios de los repuestos y los costos de mano de obra sean semejantes a los de los comercios y talleres del ramo. Agrega que desconoce si ellos

    B. 1634. XXXII.

    ORIGINARIO

    Buenos Aires, Provincia de c/ G., R.A. y/o Empresa de Transporte Fournier y/o quien resulte titular s/ daños y perjuicios.

    Corte Suprema de Justicia de la Nación coinciden con los de los talleres de la Policía de la Provincia de Buenos Aires. Estima que a la fecha del accidente, el valor de una moto similar a la de la actora era de $ 6.800, mientras que a la fecha del informe es de $ 4.000.

    11) Que, por su parte, el director de logística de la policía del Estado local informa que en atención al costo de las reparaciones que deberían efectuarse al vehículo, desde el punto de vista técnico económico no resulta conveniente su recuperación (ver fs. 106, expte. adm.).

    12) Que, en consecuencia, corresponde otorgar como indemnización el valor de la motocicleta a la época en que se produjo el accidente, el que de conformidad con lo expuesto, asciende a la suma de seis mil ochocientos pesos ($ 6.800).

    Los intereses deberán ser calculados desde esa fecha -20 de noviembre de 1994- hasta el efectivo pago a la tasa que percibe el Banco de la Nación Argentina en sus operaciones de descuento (Fallos: 317:1921).

    13) Que la condena debe hacerse extensiva a la citada en garantía Seguros Bernardino Rivadavia Cooperativa Limitada (art. 118, ley 17.418).

    Por ello, se resuelve: Hacer lugar a la demanda seguida por la Provincia de Buenos Aires contra R.A.G. y la Empresa de Transportes Fournier, a los que se condena a pagar dentro del plazo de treinta días, la suma de seis mil ochocientos pesos, con más sus intereses que se liquidarán en la forma establecida en el considerando 12. Con costas (art.

    68 Código Procesal Civil y Comercial de la Nación).

    En atención a la labor desarrollada y de conformidad con lo dispuesto por los arts. , , , , 11, 37 y 38 de la ley 21.839, modificada por la ley 24.432, se regulan los honorarios de los doctores R.F.C. y L.M.P., en conjunto, por la dirección letrada de la

    parte actora, en la suma de mil cien pesos ($ 1.100), los del doctor S.R., letrado apoderado de Empresa de Transportes Founier S.A., en la suma de quinientos pesos ($ 500) y los del doctor A.A.R., letrado apoderado de la citada en garantía, en la suma de doscientos cincuenta pesos ($ 250).

    En cuanto a la tarea cumplida en el incidente resuelto a fs. 179, se fijan los honorarios del doctor R.F.C. en la suma de sesenta pesos ($ 60).

    Asimismo, por el informe presentado a fs.

    138/139 se fijan los honorarios del perito ingeniero mecánico Carlos

    B. 1634. XXXII.

    ORIGINARIO

    Buenos Aires, Provincia de c/ G., R.A. y/o Empresa de Transporte Fournier y/o quien resulte titular s/ daños y perjuicios.

    Corte Suprema de Justicia de la Nación A.B. en la suma de seiscientos pesos ($ 600). N. y, oportunamente, archívese. JULIO S. NAZARENO (en disidencia)- EDUARDO MOLINE O'CONNOR - CARLOS S.

    FAYT (en disidencia)- AUGUSTO CESAR BELLUSCIO - ENRIQUE SANTIAGO PE- TRACCHI - ANTONIO BOGGIANO (en disidencia)- GUILLERMO A. F.

    LOPEZ - GUSTAVO A. BOSSERT.

    DISI

    B. 1634. XXXII.

    ORIGINARIO

    Buenos Aires, Provincia de c/ G., R.A. y/o Empresa de Transporte Fournier y/o quien resulte titular s/ daños y perjuicios.

    Corte Suprema de Justicia de la NaciónDENCIA PARCIAL DEL SEÑOR PRESIDENTE DOCTOR DON JULIO S.

    NAZARENO, Y DE LOS SEÑORES MINISTROS DOCTORES DON CARLOS S.

    FAYT Y DON ANTONIO BOGGIANO Considerando:

    Que los infrascriptos coinciden con el voto de la mayoría, con exclusión del considerando 12, el que expresan en los siguientes términos:

    12) Que, en consecuencia, corresponde otorgar como indemnización el valor de la motocicleta a la época en que se produjo el accidente, el que de conformidad con lo expuesto, asciende a la suma de seis mil ochocientos pesos ($ 6.800).

    Los intereses deberán ser calculados desde esa fecha -20 de noviembre de 1994- hasta el efectivo pago a la tasa pasiva promedio que publica el Banco Central de la República Argentina (Fallos: 317:1921, C.261.XXIV. "Cebral, A.E. c/ Entre Ríos, Provincia de y otro s/ ordinario", pronunciamiento del 22 de diciembre de 1998 -disidencia parcial de los jueces N., F. y B.-).

    Por ello, se resuelve: Hacer lugar a la demanda seguida por la Provincia de Buenos Aires contra R.A.G. y la Empresa de Transportes Fournier, a los que se condena a pagar dentro del plazo de treinta días, la suma de seis mil ochocientos pesos, con más sus intereses que se liquidarán en la forma establecida en el considerando 12. Con costas (art.

    68 Código Procesal Civil y Comercial de la Nación). JULIO S.

    NAZARENO - CARLOS S. FAYT - ANTONIO BOGGIANO.