Procuración General de la Nación en la sentencia de Corte Suprema de Justicia, 19 de Febrero de 2002, C. 2186. XXXVII

EmisorProcuración General de la Nación

Competencia N° 2186. XXXVII.

E., N. s/ infr. art. 302 del C.P.

Procuración General de la Nación Suprema Corte:

La presente contienda negativa de competencia suscitada entre los titulares del Juzgado Nacional en lo Penal Económico N° 7 y del Juzgado de Garantías N° 3 del Departamento Judicial de La Matanza, Provincia de Buenos Aires, se refiere a la causa donde se investiga la conducta desplegada por R.B., quien habría librado un cheque de su cuenta corriente en el Banco Mercantil, sucursal San Justo, de la modalidad "de pago diferido", que al ser presentado al cobro resultó rechazado.

Tras descartar una maniobra ardidosa por parte de Baldán, la justicia nacional en lo criminal de instrucción, que previno en la causa, encuadró la conducta a investigar en las hipótesis del art. 302 del Código Penal y declinó parcialmente la competencia en el fuero nacional en lo penal económico (fs. 2/3) que, con fundamento en que el domicilio del banco girado se halla ubicado en jurisdicción bonaerense, también se declaró incompetente y remitió el sumario a la justicia local (fs. 3).

Esta última, a su turno, rechazó el planteo invocando la doctrina del Tribunal, según la cual, en el delito de estafa, o su tentativa, perpetrado mediante el uso de cheques extraviados o sustraídos, cabe atenerse, a fin de determinar la jurisdicción competente, al lugar donde los títulos fueron entregados.

Con base en que no estaría acreditada tal circunstancia en el expediente, lo devolvió al magistrado nacional en lo penal económico (fs. 6/7), quien mantuvo su postura y elevó el incidente a la Corte (fs. 8).

Así quedó trabada la contienda.

Habida cuenta que de las probanzas agregadas no

surge que el cheque a analizar hubiera sido extraviado o sustraído, estimo que resulta de aplicación la doctrina establecida por V.E. en los autos: "Iramar S.A.; I., J.P. y otros s/ infr. art. 302 del C.P." (Competencia N° 505.XXXV. resuelta el 11 de octubre de 2001), según la cual, los cheques de pago diferido son instrumentos de crédito y no de pago, por lo que -por definición- su entrega a cambio de una contraprestación no implica en ningún caso simultaneidad, elemento necesario para tener por configurado el delito de estafa.

En consecuencia, corresponde al juez con jurisdicción en el domicilio del banco girado evaluar la aplicación o no al caso de la figura penal prevista en el art. 302 del Código Penal, a la luz de lo establecido en el art. 6° de la ley 24.452 (Competencia N° 1854.XXXVII. in re "V., N.P.E. s/ denuncia", del 5 de febrero del corriente año).

Sobre la base de estas consideraciones, opino que es el Juzgado de Garantías N° 3 de La Matanza el que debe entender en la causa que originó este incidente.

Buenos Aires, 19 de febrero de 2002LUIS S.G.W.

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR