Procuración General de la Nación en la sentencia de Corte Suprema de Justicia, 29 de Septiembre de 2000, C. 983. XXXVI

Emisor:Procuración General de la Nación
 
CONTENIDO

Competencia N° 983. XXXVI.

G., C.A. c/R.H.. e Hijos S.A. s/ sumario.

Procuración General de la Nación S u p r e m a C o r t e:

El Tribunal del Trabajo N1 4 del Departamento Judicial de Junín, y el Juzgado Nacional de Primera Instancia en lo Comercial N1 24 de esta Capital, discrepan en torno a la radicación del presente juicio (v. fs. 293 y 303).

La causa iniciada ante el juzgado laboral, fue remitida a sede comercial, en virtud de la apertura del concurso preventivo de la demandada, por aplicación del fuero de atracción establecido en el art. 21 inc. 5 1 de la ley 24.522 (fs. 293).

El titular de este último resistió la remisión al considerar que no era aplicable al caso la referida norma legal, por tratarse de una demanda laboral derivada de un accidente de trabajo, respecto de la cual B dijo- no existe fuero de atracción (fs. 303).

En tales condiciones, se suscita una contienda jurisdiccional que corresponde resolver a V.E. de conformidad con lo dispuesto por el articulo 24 inciso 71, del decreto-ley 1285/58, texto según ley 21.708, al no existir un tribunal superior común a ambos órganos judiciales en conflicto.

Cabe señalar, en primer lugar, que la nueva ley 24.522 establece el fuero de atracción del concurso aun respecto de las causas laborales en trámite, conforme sostuvo V.E. en Fallos:319:2844 de acuerdo con el dictamen de esta Procuración Gral de la Nación.

Por otra parte, no se verifica en el caso la excepción prevista en el art. 21 inc. 51 de la ley 24.522, pues del texto de la demanda surge que el accionante ha ejercido la opción del art. 16 de la ley 24.028, y fundamentó su reclamo en las normas del derecho civil, con lo cual el fuero de

atracción es plenamente operativo.

Por ello, opino que la presente causa laboral deberá quedar radicada ante el Juzgado Nacional de Primera Instancia en lo Comercial N1 24, donde tramita el concurso preventivo de la demandada en autos.

Buenos Aires, 29 de septiembre de 2000.

N.E.B.