Procuración General de la Nación en la sentencia de Corte Suprema de Justicia, 14 de Agosto de 2000, C. 482. XXXVII

Emisor:Procuración General de la Nación

Competencia N° 482. XXXVII.

V., M.R. s/ portación ilegal de arma de fuego de uso civil.

Procuración General de la Nación Suprema Corte:

La presente contienda negativa de competencia se refiere a la causa seguida contra M.R.V., a quien se le secuestró, en su domicilio, un pistolón calibre 14 y una escopeta. la Sala III de la Cámara de Apelaciones y Garantías de M., Provincia de Buenos Aires, al intervenir con motivo del recurso de apelación interpuesto por el representante del Ministerio Público, resolvió revocar la resolución del Juzgado de Garantías N° 2 obrante a fs. 12/13, declaró la incompetencia de la justicia provincial y remitió las actuaciones para que éste planteara la correspondiente declinatoria (fs. 24), lo que dispuso a fs. 29.

El Juzgado Federal en lo Criminal y Correccional N° 3 de esa sección, por su parte, rechazó tal atribución al entender que el delito de tenencia ilegítima de arma de uso civil reúne similares características al de tenencia ilegal de arma de guerra, de competencia ordinaria (fs. 33/34).

Devueltas las actuaciones, el tribunal provincial mantuvo el criterio sostenido por la alzada y elevó el incidente a la Corte (fs. 42).

Creo oportuno señalar que, para la correcta traba del conflicto de competencia resulta necesario el conocimiento por parte del tribunal que lo promovió de las razones que informan lo decidido por el otro magistrado interviniente, para que declare si mantiene o no su anterior posición (Fallos: 306:728 y 2000; 317:1022, entre otros). Advierto que esta regla no ha sido observada en el presente pues sólo con

la insistencia por parte de la cámara, se habría suscitado una contienda que deba resolverse de acuerdo a lo preceptuado en el art. 24, inc. 7°, del decreto-ley 1285/58.

Asimismo, entiendo que de las constancias reunidas hasta este momento, no surgen los elementos de juicio suficientes para calificar con razonable certidumbre el hecho que motiva la causa, debido a que, por no estar determinado el calibre de la escopeta, no es posible establecer si corresponde a las armas clasificadas como de guerra o a las de uso civil.

En tales condiciones, opino que corresponde al magistrado provincial que tomó conocimiento de la notitia criminis incorporar los elementos necesarios para darle precisión (Competencia N° 405.XXXV. in re AD´Alvencio, A.C. s/ encubrimiento@ resuelta el 1° de noviembre de 1999) y resolver, luego, con arreglo a lo que de ello surja (Fallos: 291:272; 293:405; 306:1272 y 1997; 311:528).

Buenos Aires, 14 de agosto de 2000.

E.E.C.