Procuración General de la Nación en la sentencia de Corte Suprema de Justicia, 6 de Junio de 2000, C. 189. XXXVI

Emisor:Procuración General de la Nación
 
CONTENIDO

Competencia N° 189. XXXVI.

A., A.G. s/ incidente familia.

Procuración General de la Nación Suprema Corte:

-I-

Tanto el señor J. a cargo del Tribunal de Menores N° 2 del Departamento Judicial de Quilmes, Provincia de Buenos Aires, como la Magistrada a cargo del Juzgado Nacional de Primera Instancia en lo Civil N° 77 de Capital Federal, se declararon competentes para entender en las actuaciones (v. fs. 183/184 y 196/197 y 219 respectivamente del expediente N° 60.276/99 "A., A.G. s/ incidente de familia expediente N° 94.560/97").

En tales condiciones quedó trabado un conflicto positivo de competencia, que corresponde dirimir a V.E. en los términos del artículo 24, inciso 7°, del decreto ley 1285/58, texto según ley 21.708, al no existir un tribunal superior común a ambos órganos en conflicto.

-II-

Dicha contienda, guarda substancial analogía con la considerada por V.E. en su sentencia del 22 de diciembre de 1992, en autos: "G., H. s/ protección de personas" (Fallos:

315:2963), a cuyos fundamentos cabe remitirse brevitatis causae, desde que median razones similares, que también aquí, imponen considerar subsistente la jurisdicción territorial de la magistrada que previno.

En el sub-lite la juez de Capital, proveyó el pedido de protección de persona iniciado por la Asesora de Menores e Incapaces, dispuso como medida cautelar el ingreso del menor en el Departamento de Amas Externas de la Dirección Nacional de Protección del Menor y la Familia, con fundamento en la denuncia impetrada por la Unidad de Violencia Familiar del Hospital de Niños Pedro de E., citó a la menor madre V.L. y obtuvo de ésta, la aceptación de dar al

menor en adopción, ante la imposibilidad de poder brindarle los cuidados pertinentes, prestando conformidad su padre A.A., posteriormente dio en guarda al menor y ordenó los pertinentes seguimientos tendientes a su adopción (v. fs.

8, 11/17, 20, 42, 41, 119, 127/128, 144/145, 148/149).

El hecho de que a posteriori llegara a conocimiento de la Magistrada, mediante oficio remitido por el Tribunal de Menores N° 2 de Quilmes, que ante éste tramita otra causa, por idéntico objeto y ante denuncia de igual tenor efectuada por el mismo nosocomio con fundamento en el domicilio materno del menor, no altera el criterio antes expuesto, toda vez que, a mi entender, del cotejo de ambas actuaciones no se desprende que se haya configurado un conocimiento simultáneo sobre la cuestión. Ello por cuanto, mientras la señora Juez de Capital efectuó todas las medidas señaladas, con fundamento en el interés superior del niño causante de estas actuaciones, el Magistrado Provincial no se encontraba interviniendo, por haberse declarado incompetente y remitir las actuaciones al Tribunal de Menores de La Plata.

Asimismo, no está demás señalar que el Hospital Pedro de E., se encontraba obligado a denunciar la situación planteada ante la Justicia de Familia de Capital Federal, donde se constató el maltrato materno y la situación de abandono hospitalario del menor, por lo que considero que compete al juez del lugar que previno, ante quien se dio el consentimiento de dar al menor en adopción y se dispusiera su guarda (conf. arts. 317, inc. a) y 316, tercer párrafo del Código Civil), seguir entendiendo en las posteriores cuestiones que se susciten, tal como el supuesto arrepentimiento de la madre de sangre (v. fs. 176/178), conforme se desprendería del informe de la Asesora de Incapaces N° 3 de Quilmes, Provincia de Buenos Aires.

Competencia N° 189. XXXVI.

A., A.G. s/ incidente familia.

Procuración General de la Nación Por lo expuesto, y a mayor abundamiento, si bien las actuaciones se iniciaron como un proceso de protección de persona, atento el estadio procesal en que se encuentran, corresponde aplicar la competencia alternativa del artículo 321, inciso a) del Código Civil, de expresa aplicación en esta causa (conf. doctrina de Fallos: 321:203).

En tal sentido, soy de opinión, que V.E. debe dirimir la contienda, disponiendo que compete a la señora Juez Nacional de Primera Instancia en lo Civil N° 77 de Capital Federal, proseguir entendiendo en estas actuaciones.

Buenos Aires, 6 de junio del 2000.

N.E.B.