Sentencia de Corte Suprema de Justicia de la Nación, 21 de Marzo de 2000, S. 540. XXXV

Emisor:Corte Suprema de Justicia de la Nación
 
CONTENIDO

S. 540. XXXV.

S., J. c/L., H.A. y otros s/ beneficio de litigar sin gastos.

Corte Suprema de Justicia de la Nación Buenos Aires, 21 de marzo de 2000.

Vistos los autos: ASaiak, J. c/L., H.A..

Considerando:

Que el recurso extraordinario es inadmisible (art.

280 del Código Procesal Civil y Comercial de la Nación).

Por ello, se desestima el recurso extraordinario. N. y devuélvase. EDUARDO MOLINE O=CONNOR - CARLOS S. FAYT - AUGUSTO CESAR BELLUSCIO - ENRIQUE SANTIAGO PETRACCHI - GUSTAVO A.B. -A.R.V. (según su voto).

VO

S. 540. XXXV.

S., J. c/L., H.A. y otros s/ beneficio de litigar sin gastos.

Corte Suprema de Justicia de la NaciónTO DEL SEÑOR MINISTRO DOCTOR DON A.R.V. Considerando:

  1. ) Que el recurso extraordinario es inadmisible (art. 280 del Código Procesal Civil y Comercial de la Nación).

    No obstante tal conclusión, es conveniente que esta Corte ponga de relieve a fin de evitar interpretaciones erróneas acerca del alcance de sus fallos, que la desestimación de un recurso extraordinario mediante la aplicación de dicha norma no importa confirmar ni afirmar la justicia o el acierto de la decisión recurrida. En rigor, la conclusión que cabe extraer de un pronunciamiento fundado en el citado art. 280 es que el recurso deducido no ha superado el examen de este Tribunal encaminado a seleccionar los casos en los que entenderá según las pautas establecidas en ese precepto del Código Procesal Civil y Comercial de la Nación.

  2. ) Que sin perjuicio de lo expuesto, corresponde poner de resalto que la sentencia de la cámara es concordante con el criterio sostenido por esta Corte en la causa "Marono@, voto del juez V., Fallos: 319:2805, dado que allí se resolvió que en casos como el sub lite corresponde acordar efectos retroactivos al beneficio de litigar sin gastos iniciado con posterioridad a la demanda principal ya que se ha comprobado claramente la imposibilidad de hacer frente a los gastos causídicos. Ello así, porque lo contrario implicaría partir de la presunción de solvencia en supuestos donde está claramente desvirtuada.

  3. ) Que, por otro lado, también se señaló en el precedente ut supra citado, que el medio más propicio para asegurar que el servicio de justicia sea irrestricto para cualquier persona, sólo se logra mediante su gratuidad, la cual debe existir, por lo menos hasta el momento en que los

    jueces se expidan definitivamente en la causa dando a cada uno lo suyo.

    Asimismo, que lo anterior es la conclusión que necesariamente se desprende de una interpretación finalista de la garantía de la inviolabilidad de la defensa en juicio de la persona que consagra el art. 18 de la Constitución Nacional, pues es claro que hay desconocimiento de esa inviolabilidad si la defensa en juicio se condiciona al previo pago de sumas, cualquiera sea el fundamento con que ellas son exigidas.

    Por ello, se desestima el recurso extraordinario. N. y devuélvase. A.R.V..