Procuración General de la Nación en la sentencia de Corte Suprema de Justicia, 21 de Diciembre de 1999, C. 715. XXXV

Emisor:Procuración General de la Nación
 
CONTENIDO

Competencia N° 715. XXXV.

N., A. s/ portación de arma de uso civil.

Procuración General de la Nación S u p r e m a C o r t e :

La presente contienda negativa de competencia suscitada entre los titulares del Juzgado de Garantías en lo Penal n1 1, y del Juzgado Federal en lo Criminal y Correccional n1 2, ambos del departamento judicial de San Martín, provincia de Buenos Aires, se refiere la causa instruida contra A.A.N. por el delito de portación ilegítima de arma de uso civil.

De los antecedentes agregados al expediente, surge que aquél junto con otras dos personas habrían pretendido robar, mediante la utilización de un arma de fuego, el automóvil marca Volkswagen Polo, propiedad de O.L.M..

Luego, al intentar sustraer del mismo modo otro vehículo marca Peugeot 504 de R.A.M., fueron detenidos por personal policial.

El magistrado local declaró su incompetencia con base en que el conocimiento de los delitos previstos y reprimidos en el artículo 189 bis del Código Penal, corresponde a la justicia federal de acuerdo con lo establecido en el artículo 33, apartado 11, inciso e), del Código Procesal Penal.

Agregó, además, que si aquella jurisdicción debía intervenir en el juzgamiento de la infracción prevista en el artículo 42 bis de la ley 20.429 Bsimple tenencia de armas de uso civilresultaría razonable que también lo haga respecto de su portación en virtud de la mayor relación de vinculación y disposición del agente con dichos objetos (fs. 38/39).

El juez nacional, por su parte, rechazó tal atribución al considerar que la ley 25.086, en lo que aquí interesa, nada expresa respecto de la portación de arma de uso civil, y que la ley 23.817 sólo excluye de la competencia federal a la

simple tenencia de arma de guerra, siempre que no se encuentre vinculada con otros delitos de esa índole.

Sostuvo también que existiría un concurso aparente ya que el delito de robo agravado por el uso de arma desplazaría al de su portación (fs. 42/44).

Devueltas las actuaciones al tribunal de origen, su titular insistió en su postura, y en esta oportunidad agregó que, a su criterio, existiría un concurso material, ya que el delito previsto y reprimido en el artículo 189 bis, 31 párrafo, del Código Penal, se configura con el sólo hecho de llevar el arma, sin perjuicio de su posterior utilización (fs. 46/47).

Así quedó formalmente trabada la contienda.

Según mi parecer, en lo vinculado a la portación de armas de uso civil, concurren en el caso circunstancias substancialmente análogas a las que informaron el dictamen del 16 de noviembre del corriente año, en la competencia n1 542, L.XXXV in re ALeguiza, A.M. s/ robo calificado@, a cuyo contenido me remito en beneficio de la brevedad, por lo que entiendo que corresponde al tribunal federal conocer a su respecto.

Por otra parte, es doctrina del Tribunal que en los supuestos en los que se investiga una pluralidad de delitos, corresponde separar el juzgamiento de los de naturaleza federal de aquellos de índole común, aunque mediare entre ellos una relación de conexidad (Fallos: 308:2522; 318:2675).

En este sentido, entiendo que el delito de portación ilegítima de arma de uso civil es claramente distinguible de los robos que se habrían intentado cometer con ella, por lo que se impone su investigación en forma separada (conf. doctrina de Competencia n1 319 L. XXXV in re AGiménez, C.I. s/ robo con armas@, resuelta el 16 de septiembre del corriente año).

Competencia N° 715. XXXV.

N., A. s/ portación de arma de uso civil.

Procuración General de la Nación Por aplicación de este principio, opino que corresponde declarar la competencia del Juzgado de Garantías en lo Penal n1 1 de San Martín respecto del delito de robo calificado cometido en grado de tentativa y en forma reiterada.

Buenos Aires, 21 de diciembre de 1999.

E.E.C.