Sentencia de Corte Suprema de Justicia de la Nación, 27 de Mayo de 1999, C. 157. XXXIV

Emisor:Corte Suprema de Justicia de la Nación
 
CONTENIDO

C. 157. XXXIV.

RECURSO DE HECHO

Conyca S.A.C.I.F. s/ concurso preventivo s/ incidente de actuaciones separadas.

Corte Suprema de Justicia de la Nación Buenos Aires, 27 de mayo de 1999.

Vistos los autos: "Recurso de hecho deducido por R.R.R. en la causa Conyca S.A.C.I.F. s/ concurso preventivo s/ incidente de actuaciones separadas" para decidir sobre su procedencia.

Considerando:

Que el recurso extraordinario, cuya denegación origina esta queja, es inadmisible (art. 280 del Código Procesal Civil y Comercial de la Nación).

Por ello, se desestima la queja. D. perdido el depósito de fs. 1. N. y, oportunamente, archívese, previa devolución de los autos principales. JULIO S. NAZARENO - EDUARDO MOLINE O'CONNOR (en disidencia) - AUGUSTO CESAR BELLUSCIO - ENRIQUE SANTIAGO PETRACCHI - ANTONIO BOGGIANO (en disidencia) - G.A.F.L. -G.A.B. -A.R.V..

DISI

C. 157. XXXIV.

RECURSO DE HECHO

Conyca S.A.C.I.F. s/ concurso preventivo s/ incidente de actuaciones separadas.

Corte Suprema de Justicia de la NaciónDENCIA DEL SEÑOR VICEPRESIDENTE DOCTOR DON EDUARDO MOLINE O'CONNOR Y DEL SEÑOR MINISTRO DOCTOR DON ANTONIO BOGGIANO Considerando:

  1. ) Que contra el pronunciamiento de la Sala D de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial que, al confirmar lo resuelto en la instancia anterior, dispuso la remoción del síndico designado en autos y le impuso una inhabilitación por el plazo de cuatro años, el afectado dedujo recurso extraordinario cuyo rechazo dio lugar a la presente queja.

  2. ) Que para así decidir, el a quo ponderó los hechos denunciados por la concursada, según los cuales, un contador con domicilio en el mismo lugar en el que lo había constituido el síndico, ofreció mediante cartas dirigidas a los acreedores del concurso, sus servicios como especialista para solicitar la verificación de sus créditos.

  3. ) Que si bien lo atinente a sanciones disciplinarias aplicadas por los jueces en el marco de un proceso constituye, por su naturaleza fáctica y procesal, tema propio de las instancias ordinarias y, por regla, ajeno a la extraordinaria, tal circunstancia no resulta óbice para invalidar lo resuelto cuando la alzada prescinde de efectuar un tratamiento adecuado del sub judice de acuerdo con las constancias de la causa, y de ello resulta una sanción adoptada sin motivación suficiente (Fallos: 313:1468; 316:3061, entre otros).

  4. ) Que de autos surge -sin que en la sentencia se expresen elementos que contradigan las constancias que habrán

    de ser citadas-, que: a) no fue acreditada ninguna intervención del síndico en la actuación que se reprochó al contador B.; b) ninguna relación profesional ni personal mantenían ambos profesionales (declaraciones de fs. 83/ 97); c) el asesoramiento que el referido contador ofreció a los acreedores de autos, no fue una conducta que desplegó exclusivamente en ocasión del presente concurso, sino parte de una "actividad extra" usualmente desarrollada por él (fs. 86, novena respuesta).

  5. ) Que, asimismo, se encuentra acreditado que, con anterioridad a la denuncia que originó estas actuaciones, dicho profesional remitió nuevas misivas a los mismos acreedores a los efectos de rectificar el error que adujo haber cometido al enviar las anteriores, aclarando que éstas no debían ser tenidas en cuenta (v. fs. 8). A ello debe agregarse que, como se comprobó también, a los efectos de despejar "...cualquier tipo de dudas y malos entendidos..." ( fs. 84), el mismo contador se presentó espontáneamente en el Colegio Profesional de Ciencias Económicas a fin de someter la conducta reseñada al examen de esa entidad (fs. 82 bis y 200).

  6. ) Que, en ese contexto, la sanción impuesta al síndico no pudo ser fundada -como lo fue en la primera instancia- en la conveniencia de garantizar la "transparencia" del trámite, sin siquiera expresar cuáles habían sido los comportamientos de aquél susceptibles de comprometerlo.

  7. ) Que ello es así por cuanto, descartado que la permanencia o cese del síndico en sus funciones sea cuestión deferida por la ley al mero arbitrio judicial, su remoción y consecuente inhabilitación exige la mención de concretas con

    C. 157. XXXIV.

    RECURSO DE HECHO

    Conyca S.A.C.I.F. s/ concurso preventivo s/ incidente de actuaciones separadas.

    Corte Suprema de Justicia de la Naciónductas de éste, idóneas para justificar ese temperamento.

  8. ) Que la sentencia impugnada no cumple con esa exigencia, sin que obste a ello lo expresado por la cámara con referencia a la "negligencia" en la que, según entendió, habría incurrido el quejoso al ignorar lo que otro profesional, desde su mismo domicilio constituido, hacía con respecto al concurso a él confiado.

  9. ) Que ello es así pues, dado que el síndico no se halla habilitado por la ley para interceptar correspondencia ajena con esos alcances, no pudo el tribunal argumentar de esa manera sin explicar el modo en que, a su entender, aquél habría podido evitar que dicho tercero enviara las misivas cuestionadas.

    10) Que no empece a lo expuesto lo argüido en torno a su domicilio -en el caso, constituido en las oficinas de su letrado-, ni la coincidencia de éste con el del contador emisor de las misivas. Pues, para derivar de esas circunstancias que aquél había sido negligente al ignorar hechos acaecidos en ese sitio, el a quo debió previamente analizar si la mera constitución de un domicilio procesal impone a quien lo fija el deber de permanecer en él de modo ininterrumpido, a fin de efectuar el control sobre cuya omisión se construyó el reproche.

    11) Que, en consecuencia, de la sentencia impugnada no surgen cuáles fueron los hechos u omisiones del síndico susceptibles de configurar un obrar suyo doloso o negligente, circunstancia que vicia el pronunciamiento por haber prescindido de extremos de ponderación imprescindible, en

    tanto no sólo derivan de la ley, sino también de la misma naturaleza de la delicada materia controvertida, susceptible de comprometer un derecho que, como el de trabajar, cuenta con expreso amparo constitucional (art. 14 bis de la Constitución Nacional).

    Por ello, se hace lugar a la queja, se declara procedente el recurso extraordinario y se deja sin efecto la sentencia recurrida, con costas.

    Agréguese la queja al principal y reintégrese el depósito. Vuelvan los autos al tribunal de origen a fin de que, por quien corresponda, proceda a dictar un nuevo pronunciamiento con arreglo a lo aquí resuelto.

    N. y remítase.

    EDUARDO MOLINE O'CONNOR - ANTONIO BOGGIANO.