Sentencia de Corte Suprema de Justicia de la Nación, 19 de Mayo de 1999, C. 691. XXIV

Emisor:Corte Suprema de Justicia de la Nación
 
CONTENIDO

C. 691. XXIV.

ORIGINARIO

Chaco, Provincia del c/ Supercemento S.A.I.C. s/ cobro de pesos (repetición de pagos sin causa).

Buenos Aires, 19 de mayo de 1999.

Vistos los autos: "Chaco, Provincia del c/ Supercemento S.A.I.C. s/ cobro de pesos (repetición de pagos sin causa)", de los que Resulta:

I) A fs. 5/14 se presenta la Provincia del Chaco y promueve demanda contra Supercemento S.A.I.C. por repetición de pagos sin causa por la suma actualizada de $ 1.502.832,38, con más sus intereses.

Dice que el 8 de junio de 1978 suscribió un contrato con la demandada para la provisión de cañerías destinadas a la construcción del "acueducto Presidencia R.S.P. -V.A.". Conforme a lo pactado, por cada certificado de obra se emitieron 16 pagarés por el capital y documentos similares por los intereses; todos ellos con vencimientos trimestrales y una cláusula de reajuste automático según el índice de precios mayoristas nivel general.

Sostiene que a raíz de reclamos administrativos formulados por la demandada y por la firma Huayqui S.A., la Administración Provincial de Recursos Hídricos dictó la resolución n° 115 por la que se reconocía el impuesto al valor agregado (IVA) sobre los intereses y actualización por financiación de la obra referida. Es así que se liquidó y pagó dicho impuesto a la demandada, del siguiente modo:

en los pagarés por capital, sobre la actualización neta; y en los documentos por intereses, sobre el importe actualizado. Entre esos pagos se encuentran aquellos cuya repetición se persigue.

Señala que el 14 de setiembre de 1983 el Ministerio ras y Servicios Públicos dictó la resolución 453 por la e suspendió el pago del IVA sobre la actualización de agarés -por considerar que no existía causa legítima ello sobre la base de la legislación tributaria vigenteresolvió que se determinaran las sumas abonadas rectamente, como así también la iniciación de acciones la recuperación de lo pagado. Agrega que la demandada rió esa decisión y, después de agotar la vía istrativa, inició acción contenciosoadministrativa por el Superior Tribunal de Justicia de la provincia, que echazada por sentencia n° 106 del 24 de abril de 1989. pronunciamiento quedó firme y, consecuentemente, también rió firmeza la resolución n° 453/83.

Transcribe algunos de los fundamentos de dicho nciamiento, donde se expresaba: que la resolución 115/79 so el nuevo pago de sumas que ya estaban abonadas, pues contraban incluidas en los pagarés; que dicho acto no ituía un acto regular por carecer de un elemento ial -la causa-; que por ende pudo ser válidamente ado por una autoridad superior; y que la doctrina del 792 del Código Civil admite que el pago sin causa puede irse haya sido o no hecho por error.

En suma, considera que se encuentra juzgado y firme odos los pagos del IVA hechos por la provincia a la dada fueron hechos sin causa, de lo que resulta su ho a repetirlos. Añade que el 14 de agosto de 1992 ó por carta-documento la restitución de 10 de los pagos quí se demandan, lo cual fue rechazado por la demandada.

Afirma que la provincia revestía la calidad de

C. 691. XXIV.

ORIGINARIO

Chaco, Provincia del c/ Supercemento S.A.I.C. s/ cobro de pesos (repetición de pagos sin causa). consumidor final, por lo cual con el pago del precio de la obra -en el que estaba incluido el IVA- en las condiciones pactadas su parte quedó desobligada por completo.

Funda su derecho en el art. 792 del código citado.

II) A fs. 48/63 Supercemento S.A.I.C. se presenta y contesta la demanda solicitando su rechazo. Niega los hechos allí expuestos, especialmente que se encuentre "juzgado y firme" que los pagos realizados hayan sido hechos sin causa.

Reconoce la suscripción del contrato de obra pública mencionado. Señala que el importe de los certificados era íntegramente financiado por su parte de conformidad con el procedimiento contenido en la oferta.

Aduce que tanto la provisión de cañería como la financiación otorgada constituían hechos imponibles diversos, gravados por el IVA. El tributo correspondiente al primero estaba incluido en el precio que abonaba la provincia. De acuerdo a lo previsto legalmente y a lo convenido en el contrato -en el que se pactó que la comitente se haría cargo del IVA sobre los intereses-, el tributo correspondiente a la financiación sería abonado separadamente una vez conocido el monto resultante de ésta.

Agrega que su parte, como contribuyente responsable ante la Dirección General Impositiva (DGI), liquidaba dicho impuesto en sus posiciones mensuales, respecto de ambos hechos imponibles.

Sigue diciendo que a partir de setiembre de 1983 y en virtud de la resolución 453/83 (antes referida) la Provin

ia suspendió el reintegro del IVA sobre los gastos cieros y pretendió la devolución de lo ya abonado por oncepto. Después de agotar la vía administrativa, su interpuso acción contencioso-administrativa por ilegiad contra dicha resolución, que tramitó por ante el ior Tribunal de Justicia local (causa "Supercemento SAIC ovincia del Chaco"). La demanda fue rechazada, lo que a z motivó la deducción del recurso extraordinario al. Denegado este recurso por el tribunal, efectuó una ntación directa ante esta Corte, que fue desestimada por es formales.

Aduce que los pagos cuya repetición se persigue ron y siguen teniendo causa legítima, ya que la sentenel Superior Tribunal de Justicia carece de los efectos e atribuye la actora. En tal sentido, arguye que la ncia parte del error de considerar que la causa de los era la resolución 115/79, cuando en verdad aquélla aba en la obligación tributaria a cargo de la actora. bligación proviene tanto de las leyes impositivas que como de lo expresamente convenido entre las partes al cto. Por consiguiente, la causa existía con independene la citada resolución 115/79, cuyo único alcance fue ilitar técnicamente la realización de los pagos. Puntuatambién que la interpretación de la legislación tributas absolutamente ajena a la materia contenciosoadminisva a la que se limita la competencia del Superior Tride Justicia del Chaco. Añade que el tema de la procea o improcedencia del IVA no fue planteado por las parque las consideraciones del fallo acerca de la supues

C. 691. XXIV.

ORIGINARIO

Chaco, Provincia del c/ Supercemento S.A.I.C. s/ cobro de pesos (repetición de pagos sin causa). ta falta de causa de los pagos carecen de significación jurídica y no tienen eficacia de cosa juzgada.

Afirma que oportunamente liquidó y pagó a la DGI el impuesto correspondiente a la actualización y a los intereses; sin embargo y a pesar de sus esfuerzos, el organismo recaudador no tuvo ninguna intervención en el proceso contenciosoadministrativo, de manera que no puede válidamente sostenerse que la sentencia allí dictada tenga efectos de cosa juzgada.

Asimismo opone la excepción de prescripción, por haber transcurrido en exceso el plazo de dos años previsto por el art. 4030, primer párrafo, del Código Civil.

Reitera que el IVA sobre el precio y el correspondiente a la financiación, respondían a hechos imponibles distintos, con fechas de devengamiento también diversas, y sostiene que el abono del tributo sobre las actualizaciones e intereses -separadamente, tal como estaba pactado- no constituía un doble desembolso como sostiene la provincia, sino simplemente el pago correcto del impuesto sobre el segundo de los hechos imponibles, efectuado en la forma legal y contractualmente prevista.

Arguye que su parte incluyó los importes correspondientes al IVA en sus declaraciones juradas ante la DGI, lo que importa un "consumo de buena fe" que obsta a la repetición pretendida. Subsidiariamente, considera que en virtud de esa buena fe, la eventual restitución debe ser con exclusión de intereses. También en forma subsidiaria, aduce que la actualización y los intereses deben computarse a partir

de la fecha de notificación de la demanda de autos o la recepción de las intimaciones enviadas por la ncia.

Finalmente, pide la citación como tercero de la ción General Impositiva.

III) A fs. 67 se rechaza la solicitud de intervende tercero por extemporánea y se corre traslado a la a de la excepción de prescripción. Una vez contestado traslado a mérito de las razones expuestas a fs. 71/ l Tribunal decide diferir el tratamiento de aquella sa para el momento de dictar sentencia (fs. 83).

Considerando:

  1. ) Que este juicio es de la competencia originaria Corte Suprema (arts. 116 y 117 de la Constitución nal).

  2. ) Que por su índole y efectos propios, corresponprimer lugar decidir la excepción de prescripción, que mandada opuso con sustento en el art. 4030 del Código ya que -a su criterio- "debe...calificarse a la acción aslado como una demanda de repetición basada en un pago rror".

    Tal apreciación es incorrecta, pues la demanda no ndó en la presunta existencia de un vicio de la voluntad olvens, sino en la alegada ausencia de título por parte ccipiens (confr., en especial, fs. 5, 7/8 vta. y 9 . En consecuencia y tal como lo ha señalado esta Corte a causa análoga (confr. sentencia de la fecha in re:

    .XXV "Chaco, Provincia del c/ Huayqui S.A. s/ cobro de ") resulta claro que se trata de una acción de repetide un pago sin causa que, por no tener un lapso espe

    C. 691. XXIV.

    ORIGINARIO

    Chaco, Provincia del c/ Supercemento S.A.I.C. s/ cobro de pesos (repetición de pagos sin causa). cial determinado, cae bajo el régimen común del art.

    4023 del mismo código que fija el plazo de diez años (conf.

    Fallos: 205:329; R.M.S., "Tratado de Derecho Civil - Obligaciones en General", 6ta. edición, t. III, p.

    528; J.J.L., "Tratado de Derecho Civil - Obligaciones", 2da. edición, t. II-B, págs. 395 a 410 y t. III, p. 382).

    En el caso, los pagos más antiguos se remontan al 31 de agosto de 1982, seguidos por otros realizados entre el 6 y el 29 de octubre del mismo año (confr. detalle de fs. 9 vta./12, recibos glosados a los expedientes reservados en secretaría, recibo de fs. 209 y planilla de fs. 263/270); los restantes fueron hechos en 1983. La actora reclamó la devolución de los primeros y de los segundos mediante sendos telegramas recibidos por la demandada los días 18 de agosto y 30 de septiembre de 1992 (confr. instrumentos acompañados por ambas partes, ver fs.

    33/35 y 42/46 y documentación reservada en secretaría), a los que cabe reconocerles el carácter de interpelaciones auténticas que suspendieron el curso de la prescripción por un año (art. 3986, 2° párrafo, del código citado).

    En tales condiciones, es evidente que a la fecha de promoción de la demanda -el 28 de diciembre de 1992- no se había operado la prescripción, por lo que corresponde desestimar esta defensa.

  3. ) Que en cuanto al fondo del asunto, las cuestiones debatidas presentan sustancial analogía con las planteadas y resueltas en la causa C.681.XXV, mencionada en el con

    iderando anterior, en la que el Tribunal estimó que la ución 115/79 -que había autorizado el pago del IVA a las sas contratistas- fue extinguida por la resolución 3 del Ministerio de Obras y Servicios Públicos de la ncia.

    Para así concluir, esta Corte sostuvo que cabía pretar al nuevo acto administrativo como una revocación nterior, ya que resultaría inconcebible la subsistencia s resoluciones que dispusieran en forma diferente -una, izando determinados pagos y la otra ordenando que se de pagar y que se procure la recuperación de lo abonadola misma cuestión. Al respecto se remite a lo expuesto s considerandos 5°, 6° y 7° de dicho pronunciamiento, en de brevedad.

    Asimismo, el Tribunal asignó importancia decisiva a nducta de la firma allí demandada (Huayqui S.A), que unamente había atribuido alcances extintivos -y no merasuspensivos- a la citada resolución 453/83. En el sub ne, Supercemento S.A. adoptó la misma actitud, ya que al r los recursos de nulidad y jerárquico contra la misma ución, adujo que el acto impugnado dejaba sin efecto activamente a la decisión anterior que autorizaba el del IVA. Posteriormente, en el proceso contenciosoistrativo asignó también alcance revocatorio o extintivo citada resolución ministerial (confr. fs. 4, 5/5 vta., a., 21, 23 vta., 44, 201 vta./203, 205 vta., 207, 208, ta., 212 vta./213 del expediente "Supercemento SAIC c/ ncia del Chaco", reservado en secretaría). Además, la a firma admitió reiteradamente que la resolución ionada "dispuso el reintegro de los pagos efectua

    C. 691. XXIV.

    ORIGINARIO

    Chaco, Provincia del c/ Supercemento S.A.I.C. s/ cobro de pesos (repetición de pagos sin causa). dos en concepto del impuesto citado" (fs. 18 vta. y 23/23 vta. del mismo expediente judicial).

  4. ) Que, en síntesis, la resolución 115/79 -que había autorizado la realización de los pagos cuya repetición se pretende- fue dejada sin efecto por la n° 453/83, que dispuso también la recuperación de las sumas abonadas. Toda vez que este último acto administrativo ha sido confirmado por sentencia judicial firme, la demanda debe prosperar pues el pago hecho "en consideración de una causa existente pero que hubiese cesado de existir" debe ser considerado hecho sin causa y "puede ser repetido, haya sido o no hecho por error" (conf. sentencia dictada en la causa C.681, antes citada; arts. 792 y 793 del Código Civil).

  5. ) Que a fin de determinar el quantum de la condena, se tendrán en cuenta los pagos mencionados en el capítulo IV del escrito de demanda, cuyos importes no han sido cuestionados por la demandada (ver fs. 107 vta.) y encuentran respaldo tanto en los recibos pertinentes (agregados a los expedientes reservados en secretaría) como en el anexo "A" del peritaje contable (fs. 263/270). Cabe aclarar que en dicho anexo se incluyen los pagos que la actora había señalado como omitidos en su impugnación de fs. 251, que queda así satisfecha. Asimismo corresponde señalar que el importe consignado en el último renglón de fs. 269 equivale a la suma de los valores discriminados en los apartados 4 y 6 de fs. 10 (confr. aclaración de fs.

    277).

    Estas sumas se actualizarán desde que cada una de ellas fue abonada hasta el 1° de abril de 1991, de acuerdo a

    la variación del índice de precios mayoristas nivel al -que fue el pactado entre las partes, confr. fs.

    71- lo que arroja un total de $ 1.502.832,41 (conf. el o anexo "A" de fs. 263/270).

  6. ) Que en relación con los intereses, cabe examios reparos planteados por la demandada a fs. 60 vta./ ue resultan parcialmente fundados.

    En efecto, verificada la ausencia de causa para el se impone la restitución al pagador; el accipiens reun simple poseedor de los bienes pagados, de buena o fe, que debe devolver conforme a los arts. 2422 y sgtes.

    ódigo C. (Llambías, J.J., Tratado de Derecho - Obligaciones, T. II-B, p. 410).

    En el caso, la actora no invocó concretamente en la da que la empresa hubiera actuado de mala fe al recibir agos y, por el contrario, cabe presumir su buena fe pues los reconocían su origen en actos administrativos que e encontraban vigentes y que gozaban de la presunción de imidad. Por ello, la demandada sólo debe intereses a r de su mora, que debe fijarse en el momento en que definitivamente despejada la incertidumbre acerca de la imidad de los pagos. Ello ocurrió el 5 de julio de 1991, en que la demandada quedó notificada de la sentencia de Tribunal que rechazó el recurso de hecho deducido en la S.137.XXIII "Supercemento SAIC c/ Provincia del Chaco" . fs. 66 de dicho expediente, que se tiene a la vista).

    Estos intereses se liquidarán de acuerdo a la tasa ercibe el Banco de la Nación Argentina en sus operaciordinarias de descuento (conf. fallo dictado en la refe

    C. 691. XXIV.

    ORIGINARIO

    Chaco, Provincia del c/ Supercemento S.A.I.C. s/ cobro de pesos (repetición de pagos sin causa). rida causa C.681 XXV y precedente allí citado).

    Por ello se decide: Hacer lugar a la demanda seguida por la Provincia del Chaco contra Supercemento S.A.I.C., a quien se condena a pagar a la actora dentro del plazo de treinta días la suma de $ 1.502.832,41, con sus intereses, que se liquidarán en la forma indicada en el considerando sexto. Con costas (art. 68 del Código Procesal Civil y Comercial de la Nación).

    Teniendo en cuenta la labor desarrollada en el principal y de conformidad con lo dispuesto por los arts. 6°, incs. a, b, c y d; 7°, 9°, 22, 37 y 38 de la ley 21.839, se regulan los honorarios de los doctores E.H.J.S., M.E.C., O.A.K. y J.M.B., en conjunto, por la dirección letrada y representación de la actora, en la suma de doscientos treinta y un mil quinientos pesos ($ 231.500) y los del doctor M.G., por la dirección letrada y representación de la demandada en la de ciento cuarenta y siete mil trescientos pesos ($ 147.300).

    En razón de lo establecido por los arts. 33, 39 y concs. de la ley citada, se fija la retribución de los doctores M.E.C. y O.A.K., en conjunto, en la suma de once mil seiscientos pesos ($ 11.600), por el incidente resuelto a fs. 67/67 vta.

    Asimismo, se regulan los honorarios de la doctora O.A.K. en la suma de once mil seiscientos pesos ($ 11.600) y los de los doctores M.E.C. y O.A.K., en conjunto, en la de once

    eiscientos pesos ($ 11.600), por los trabajos realizados 95/99 y 468/468 vta., respectivamente (arts. 33, 39 y . de la ley de arancel, modificada por la ley 24.432).

    Por último, considerando la tarea cumplida por la perito dora H.E.C. y de acuerdo con lo previsto por t. 3° del decreto-ley 16.638/57, se regulan sus arios en la suma de sesenta y tres mil doscientos pesos .200). N. y, oportunamente, archívese. JULIO S.

    ENO (en disidencia parcial) - C.S.F. (en encia parcial) - AUGUSTO CESAR BELLUSCIO - ENRIQUE AGO PETRACCHI - ANTONIO BOGGIANO (en disidencia parcial) L.A.F.L. -G.A.B. -A.R.E..

    PIA DISI

    C. 691. XXIV.

    ORIGINARIO

    Chaco, Provincia del c/ Supercemento S.A.I.C. s/ cobro de pesos (repetición de pagos sin causa).

    DENCIA PARCIAL DEL SEÑOR PRESIDENTE DOCTOR DON JULIO S.

    NAZARENO Y DEL SEÑOR MINISTRO DOCTOR DON CARLOS S. FAYT Considerando:

    Que los infrascriptos coinciden con el voto de la mayoría, con exclusión del considerando 6° que expresan en los siguientes términos.

  7. ) Que en relación con los intereses, cabe examinar los reparos planteados por la demandada a fs. 60 vta./ 61, que resultan parcialmente fundados.

    En efecto, verificada la ausencia de causa para el pago, se impone la restitución al pagador; el accipiens resulta un simple poseedor de los bienes pagados, de buena o mala fe, que debe devolver conforme a los arts. 2422 y sgtes. del Código Civil (L., J.J., Tratado de Derecho Civil - Obligaciones, T. II-B, p. 410).

    En el caso, la actora no invocó concretamente en la demanda que la empresa hubiera actuado de mala fe al recibir los pagos y, por el contrario, cabe presumir su buena fe pues aquéllos reconocían su origen en actos administrativos que aún se encontraban vigentes y que gozaban de la presunción de legitimidad. Por ello, la demandada sólo debe intereses a partir de su mora, que debe fijarse en el momento en que quedó definitivamente despejada la incertidumbre acerca de la legitimidad de los pagos. Ello ocurrió el 5 de julio de 1991, fecha en que la demandada quedó notificada de la sentencia de este Tribunal que rechazó el recurso de hecho deducido en la causa S.137.XXIII "Supercemento SAIC c/ Provincia del Chaco" (conf. fs. 66 de dicho expediente, que

    se tiene a la vista).

    Estos intereses se liquidarán de acuerdo a la tasa a promedio que publica el Banco Central de la República tina (conf. fallo dictado en la referida causa C.681. precedente allí citado, disidencia parcial de los s N. y F.).

    Por ello se decide: Hacer lugar a la demanda seguida por ovincia del Chaco contra Supercemento S.A.I.C., a quien ndena a pagar a la actora dentro del plazo de treinta la suma de $ 1.502.832,41, con sus intereses, que se darán en la forma indicada en el considerando sexto de disidencia. Con costas (art. 68 del Código Procesal y Comercial de la Nación). N. y, unamente, archívese.JULIO S. NAZARENO - CARLOS S. FAYT.

    PIA DISI

    C. 691. XXIV.

    ORIGINARIO

    Chaco, Provincia del c/ Supercemento S.A.I.C. s/ cobro de pesos (repetición de pagos sin causa).

    DENCIA PARCIAL DEL SEÑOR MINISTRO DOCTOR DON ANTONIO BOGGIANO Considerando:

    Que el infrascripto coincide con el voto de la mayoría, con exclusión del considerando 6° que expresa en los siguientes términos.

  8. ) Que en relación con los intereses, cabe examinar los reparos planteados por la demandada a fs. 60 vta./ 61, que resultan parcialmente fundados.

    En efecto, verificada la ausencia de causa para el pago, se impone la restitución al pagador; el accipiens resulta un simple poseedor de los bienes pagados, de buena o mala fe, que debe devolver conforme a los arts. 2422 y sgtes. del Código Civil (L., J.J., Tratado de Derecho Civil - Obligaciones, T. II-B, p. 410).

    En el caso, la actora no invocó concretamente en la demanda que la empresa hubiera actuado de mala fe al recibir los pagos y, por el contrario, cabe presumir su buena fe pues aquéllos reconocían su origen en actos administrativos que aún se encontraban vigentes y que gozaban de la presunción de legitimidad. Por ello, la demandada sólo debe intereses a partir de su mora, que debe fijarse en el momento en que quedó definitivamente despejada la incertidumbre acerca de la legitimidad de los pagos. Ello ocurrió el 5 de julio de 1991, fecha en que la demandada quedó notificada de la sentencia de este Tribunal que rechazó el recurso de hecho deducido en la causa S.137.XXIII "Supercemento SAIC c/ Provincia del Chaco" (conf. fs. 66 de dicho expediente, que

    se tiene a la vista).

    Estos intereses se liquidarán de acuerdo a la tasa a promedio que publica el Banco Central de la República tina (conf. fallo dictado en la referida causa C.681. precedente allí citado, disidencia parcial del juez ano).

    Por ello se decide: Hacer lugar a la demanda seguida por ovincia del Chaco contra Supercemento S.A.I.C., a quien ndena a pagar a la actora dentro del plazo de treinta la suma de $ 1.502.832,41, con sus intereses, que se darán en la forma indicada en el considerando sexto de disidencia. Con costas (art. 68 del Código Procesal y Comercial de la Nación). N. y, unamente, archívese. A.B..

    PIA