Sentencia de Corte Suprema de Justicia de la Nación, 9 de Marzo de 1999, M. 328. XXXIII

Emisor:Corte Suprema de Justicia de la Nación
 
CONTENIDO

M. 328. XXXIII.

RECURSO DE HECHO

M.R., A.E. c/ Administración Nacional de la Seguridad Social.

Corte Suprema de Justicia de la Nación Buenos Aires, 9 de marzo de 1999.

Vistos los autos: "Recurso de hecho deducido por la demandada en la causa M.R., A.E. c/ Administración Nacional de la Seguridad Social", para decidir sobre su procedencia.

Considerando:

  1. ) Que el actor dedujo acción de amparo y hábeas data contra la decisión de la ANSeS que había denegado el reconocimiento de servicios por lapsos parciales en razón de que la exigencia de tener abonada la totalidad de la deuda por aportes no era aplicable a su caso, dado que lo que él pretendía no era acceder a los beneficios del Sistema Integrado de Jubilaciones y Pensiones, sino la utilización de dichas contribuciones por determinados períodos para lograr el beneficio instituido por el decreto 97/95 de la Provincia de San Juan.

  2. ) Que, al revocar la sentencia de primera instancia, la Cámara Federal de Apelaciones de Mendoza hizo lugar a la demanda de amparo y ordenó al organismo previsional que confeccionara la certificación solicitada, por entender que de los arts. 26 y 31 de las leyes 18.037 y 18.038, respectivamente, surgía que la condición de tener abonados los aportes se refería al otorgamiento de las prestaciones, pero no resultaba exigible para la obtención del reconocimiento de servicios, criterio que -en su opinión- resguardaba el interés de la administración en el pago de las cotizaciones al

    régimen estatal, así como los derechos del particular a que le fuera suministrada la información relativa a su condición de afiliado y los montos ingresados al sistema. Contra dicho pronunciamiento, la ANSeS dedujo el recurso extraordinario que, denegado, originó la presente queja.

  3. ) Que los agravios dirigidos a impugnar el criterio del a quo respecto a la procedencia de la vía elegida por el interesado son inadmisibles, pues remiten a cuestiones de carácter procesal que son ajenas a la instancia extraordinaria y han sido resueltas por la alzada con fundamentos suficientes de igual carácter (Fallos: 303:1217; 305:1489; 306:126, entre muchos otros). Por el contrario, suscitan cuestión federal los planteos sobre el fondo, toda vez que el a quo omitió considerar argumentos conducentes para la correcta solución de la causa y prescindió de lo establecido en las leyes 24.241 y 24.476 y en el decreto-ley 9316/46 sobre reciprocidad jubilatoria al que había adherido la provincia, con menoscabo de las garantías constitucionales invocadas (arts. 16, 17 y 18 de la Constitución Nacional).

  4. ) Que, al respecto, se advierte que el interesado no pretende una simple información sobre su estado de aportes -caso en el cual hubieran bastado las constancias extendidas por el organismo recaudador- sino la obtención de un reconocimiento de servicios regido por las disposiciones invocadas por el organismo previsional, ya que ello es lo que solicitó oportunamente (fs. 1/3, 6, 32, 53, 58) y lo que requiere el art. 1° del decreto-ley 9316/46 sobre reciprocidad jubilatoria, al amparo del cual el titular procura computar las actividades por cuenta propia necesarias para

    M. 328. XXXIII.

    RECURSO DE HECHO

    M.R., A.E. c/ Administración Nacional de la Seguridad Social.

    Corte Suprema de Justicia de la Naciónreunir los requisitos del decreto provincial.

  5. ) Que no cabe inferir del art. 31 de la ley 18.038 la posibilidad de reconocer al peticionario sólo aquellos servicios por los que efectuó aportes, pues ello significaría que para alcanzar el beneficio perseguido se podría desconocer el resto del tiempo denunciado como trabajado por el propio interesado y la existencia de obligaciones previsionales por ese lapso, como también que la deuda del recurrente podría ser amortizada con la prestación a acordarse de conformidad con las reglas legales vigentes, a los efectos de garantizar el fondo común del que el titular pretende valerse (art. 34, inc. d, ley 18.038 y art. 168, ley 24.241).

  6. ) Que, por último, el art. 6° de la ley 24.476 permite solicitar liquidaciones de deuda parciales sólo cuando se trata de completar los requisitos para la obtención de la prestación básica universal de la ley 24.241, a la vez que el decreto-ley 9316/46 impide computar por lapsos las actividades prestadas por el afiliado en otras cajas adheridas al sistema (conf. arts. 1° y 7°, decreto-ley citado), normas que han sido desconocidas por la cámara a pesar de que las leyes deben ser interpretadas teniendo en cuenta la totalidad del ordenamiento jurídico como un conjunto armónico (Fallos: 310:2674; 311:255 y 314:1445, entre muchos otros).

    Por ello, atento a las facultades conferidas por el art.

    16, segunda parte, de la ley 48, se declara admisible

    el recurso extraordinario y se rechaza la demanda de amparo. Con costas (art. 14 de la ley 16.986). Agréguese la queja al principal.

    N. y devuélvase.

    JULIO S.

    NAZARENO - EDUARDO MOLINE O'CONNOR - AUGUSTO CESAR BELLUSCIO - ENRIQUE SANTIAGO PETRACCHI - ANTONIO BOGGIANO - GUILLERMO A.

    F. LOPEZ - GUSTAVO A. BOSSERT - ADOLFO ROBERTO VAZQUEZ.