Sentencia de Corte Suprema de Justicia de la Nación, 8 de Septiembre de 1998, E. 129. XXIV

Emisor:Corte Suprema de Justicia de la Nación
 
CONTENIDO

E. 129. XXIV.

ORIGINARIO

Estructuras Tafí S.A.C. e I. y otro c/ Tucumán, Provincia de y otro s/ daños y perjuicios.

Buenos Aires, 8 de septiembre de 1998.

Vistos los autos: "Estructuras Tafí S.A.C. e I. y otro c/ Tucumán, Provincia de y otro s/ daños y perjuicios", de los que Resulta:

I) A fs. 328/354 P.M.S. y M.L.L.L. de Salaberri, ambos por derecho propio y el primero, además, en su carácter de presidente de Estructuras Tafí S.A.C. e I., inician demanda contra Ferrocarriles Argentinos y la Provincia de Tucumán en procura de una indemnización por daños y perjuicios.

Dicen que en diciembre de 1981 el Estado provincial publicó un llamado a interesados en adquirir predios en el parque industrial de Tafí Viejo, creado mediante la ley 5194 en los terrenos donde habían funcionado los talleres ferroviarios de la empresa nacional mencionada. Asimismo, mediante el decreto 2014 se dispuso el otorgamiento de créditos promocionales y de exenciones impositivas para las empresas que se instalaran en aquel lugar. De este modo, la provincia pretendía lograr la radicación de empresas que absorbieran la mano de obra desplazada por el cierre de los talleres.

Puntualizan que mediante la ley 5193 se aprobó el convenio por el cual Ferrocarriles Argentinos le otorgó a la provincia un mandato irrevocable para la venta a terceros de los bienes que integraban los talleres y ésta asumió toda la responsabilidad derivada de la organización y funcionamiento

- del parque industrial.

Afirman que el 22 de enero de 1982 S. pretó una "carta-intención" en la que pidió que se le indicalos requisitos a cumplir para concretar su proyecto de talación de una industria metalúrgica liviana en aquel que. El 31 de marzo de 1982 la Secretaría de Comercio, Intria y Minería provincial -autoridad de aplicación de la 5194- le notificó el precio de las parcelas solicitadas y indicó que, si tenía interés en adquirirlas, debía depoar el 5% de ese importe a título de reserva. Asimismo, direpartición consideró factible el anteproyecto industrial sentado por su parte. El 6 de abril del mismo año depositó suma correspondiente a la reserva.

Relatan diversas presentaciones efectuadas por ante Dirección Provincial de Industria, entre ellas la del 2 de iembre de 1982 por la cual Estructuras Tafí presentó el yecto definitivo, que fue evaluado por ingenieros y tadores. El día 20 del mismo mes aquella dirección le coicó que contaba con la autorización para iniciar obras plementarias indispensables en la parcela reservada. El 26 mayo de 1983 la empresa informó a las autoridades prociales que se había transformado en una sociedad anónima y icitó un certificado provisorio de desgravación, que le concedido. Aclaran que no hubo integración del capital ial en el plazo convenido, por lo que la sociedad no llegó ener efectiva vigencia.

Afirman que en septiembre de 1983 la empresa pidió a autoridad de aplicación que se fijara fecha para la firdel boleto de compraventa y, en noviembre del mismo año,

E. 129. XXIV.

ORIGINARIO

Estructuras Tafí S.A.C. e I. y otro c/ Tucumán, Provincia de y otro s/ daños y perjuicios. la secretaría transmitió ese pedido al coordinador zonal del ferrocarril, trámite que resultaba innecesario en virtud del poder irrevocable referido. En agosto de 1984, Estructuras Tafí reiteró su solicitud; en el mismo mes, la Dirección de Industria señaló que la resolución aprobatoria del proyecto de radicación no había podido dictarse por el incumplimiento de Ferrocarriles Argentinos, aseveraciones que reiteró un mes después.

Sostienen que, a pedido de su parte, se les concedió la tenencia de la parcela y realizaron allí trabajos tendientes a instalar la empresa. Añaden que, en atención a que se les había informado que la firma del boleto y la entrega del predio eran inminentes, y dado que la Secretaría de Industria le había pedido a S. que la empresa empezara a funcionar dentro de los quince días de que ello ocurriera, adquirieron diversas máquinas. Sin embargo, los demandados no cumplieron los compromisos contraídos y S. no pudo disponer del predio, por lo que debió alquilar un local de 350 m2 por el plazo de tres años. La superficie de este local representaba la cuarta parte del que pensaba adquirir a las demandadas, lo que tornó ilusoria la posibilidad de desarrollo industrial, dado que no podían realizar trabajos "en serie". Además, la Municipalidad de San Miguel de Tucumán clausuró dicho local aduciendo que se encontraba en zona residencial.

Dicen que su parte se encontró en la siguiente situación: había cesado la actividad de su empresa constructo

- ra ("Aislar") para dedicarse a este nuevo emprendimiento resario; tenía clausurado el local alquilado con sus uinas adentro, por lo que no podía producir; a fin de comr maquinarias y alistar el predio que se le iba a entregar ió aceptar créditos bancarios comunes, sumamente onerosos; se le otorgaron créditos promocionales ni certificados de gravación impositiva; no se le entregó la parcela que ía reservada y perdió la posibilidad de competir en itaciones públicas provinciales. Todo ello -añaden- llevó u parte prácticamente a la bancarrota.

Aseguran haber cumplido con lo previsto en los pun- 3 a 14 -inclusive- del reglamento de adjudicaciones y , según lo previsto en el contrato de mandato antes mennado, el boleto de compraventa debía firmarse dentro del zo de 120 días de acordada la reserva y, en caso contra- , debía devolverse la suma depositada. Las demandadas nunofrecieron el reintegro de dicha suma y, en cambio, dieron contrato principio de ejecución, pues le entregaron la cela vendida y le otorgaron a S. un certificado visorio de exención de gravámenes. Tales actitudes hacían sumir el consentimiento tácito (art. 1146 del Código Ci- ) y perfeccionaron el compromiso de venta. Añaden que con terioridad a los 120 días referidos hubo una aceptación de oferta y que el arrepentimiento de la empresa ferroviaria era imposible. Aducen que la provincia es responsable s, al no cumplir el mandato irrevocable para vender que le firió la empresa estatal, eludió sus obligaciones respecto la organización y funcionamiento del parque indus

E. 129. XXIV.

ORIGINARIO

Estructuras Tafí S.A.C. e I. y otro c/ Tucumán, Provincia de y otro s/ daños y perjuicios. trial y del otorgamiento de beneficios promocionales.

Reclaman la reparación del daño emergente, consistente en: a) la pérdida de la empresa constructora de Salaberri -que cerró en pos de su nuevo emprendimiento-; b) la inversión de fuertes sumas para comprar máquinas y herramientas y realizar instalaciones en la parcela que se le adjudicaría, y c) el pago de grandes cantidades de dinero en concepto de intereses por créditos y descubiertos bancarios. Asimismo piden una indemnización por lucro cesante, consistente en las ganancias que habrían obtenido con el emprendimiento frustrado. También piden un resarcimiento por daño moral. En consecuencia, reclaman un total de $ 5.091.479, a valores del año 1982, con más la actualización monetaria y los intereses respectivos.

II) Corrido el pertinente traslado de la demanda, a fs. 390/393 vta. y 439/441 vta. se presentan Ferrocarriles Argentinos Sociedad del Estado y la Provincia de Tucumán, respectivamente, y oponen las excepciones previas de cosa juzgada -respecto de P.M.S. y M.L.L.L. de Salaberri- y de falta de legitimación activa -respecto de Estructuras Tafí S.A.C. e I.-.

Los actores rechazan estas defensas por las razones que exponen a fs. 421/433 y 468/481 vta.

III) A fs. 395/406 la empresa Ferrocarriles Argentinos contesta la demanda y niega los hechos allí expuestos.

Dice que en el año 1980 la empresa dispuso reducir los talleres existentes en la localidad de Tafí Viejo y, con

- temporáneamente, la Provincia de Tucumán decidió promola formación de un parque industrial que absorbería la o de obra desocupada del ferrocarril e incrementaría la ducción local. Es por eso que Ferrocarriles Argentinos le rgó a la provincia un mandato irrevocable -aprobado por la local 5193- para que vendiera los lotes y bienes que formaban los talleres, de acuerdo a las pautas que allí se ecificaban.

Puntualiza que el proyecto fracasó pues sólo se dieron seis lotes sobre un total de cuarenta y siete. Por o, en el año 1985 el Gobierno Nacional dejó sin efecto el dato conferido y se creó una comisión mixta entre la emsa y la provincia a fin de solucionar la situación de los celeros que ocupaban los lotes adquiridos y pagados. Pero ara que ese no es el caso de los actores, pues la parcela mencionan nunca fue ocupada, jamás se abonó el precio de pra y tampoco se suscribió documentación alguna a su resto.

Afirma que el señor S., en representación de ructuras Tafí S.R.L., concurrió a un llamado del gobierno vincial y solicitó condiciones para la adjudicación de dos celas, pero abonó sólo la reserva correspondiente a una de as, el día 6 de abril de 1982. Quince días después, la ección Provincial de Industrias lo intimó para que mpañara documentación de la sociedad y el poder para uar en nombre de ésta, elementos que S. agregó con tante demora.

Añade que Estructuras Tafí S.R.L. y el señor S. efectuaron diversas presentaciones entre octubre de

E. 129. XXIV.

ORIGINARIO

Estructuras Tafí S.A.C. e I. y otro c/ Tucumán, Provincia de y otro s/ daños y perjuicios.

1982 y mayo de 1983, pero sólo en octubre de 1983 -es decir, a un año y medio de haber abonado la reserva- la sociedad anónima demandante solicitó la fijación de fecha para la firma del boleto de compraventa.

Interin -sigue diciendo- se produjeron modificaciones sustanciales en la implementación del parque industrial. Al mes de noviembre de 1982 sólo se habían firmado boletos de compraventa por seis parcelas y la absorción de mano de obra se limitaba a veinte personas, de manera que el proyecto no constituía la solución deseada por las partes. Es así que la provincia comunicó oficialmente a Ferrocarriles Argentinos que si hasta el 20 de diciembre de 1982 no recibía apoyo del Gobierno Nacional, rescindiría el convenio.

Señala que, al recibir la solicitud de fijación de fecha de firma del boleto de compraventa, Ferrocarriles Argentinos requirió a la provincia que confirmase tal decisión y que informara la constitución de la persona jurídica que suscribiría el contrato. En definitiva, su parte tenía un doble motivo para oponerse a la firma del boleto: por un lado, la indefinición de la provincia respecto de su política en relación con el parque industrial y su intención de rescindir el convenio con Ferrocarriles Argentinos; y, por otro lado, la persona jurídica que solicitaba suscribir el contrato no era la misma que había pagado la reserva.

Puntualiza que la ley 5193 -antes citadaotorgaba un plazo de 120 días para la firma del boleto de compraventa a partir de la fecha de reserva de la parcela y establecía

- que si no se firmaba por culpa del comprador, éste per- ía las sumas entregadas. En el caso, la reserva se efectuó 6 de abril de 1982, de manera que el boleto debió firmarse es del 4 de agosto del mismo año. Sin embargo, Estructuras í S.R.L. no cumplió con los trámites de su inscripción en término indicado y tampoco instó la firma del boleto. A su , la provincia -que por el mandato conferido asumió ponsabilidad ante los integrantes del parque industrial y ceros- tampoco le requirió a su parte la fijación de fecha suscripción del boleto. De lo expuesto -continúa diciendogen dos posibles culpables de la falta de firma:

ructuras Tafí S.R.L. por no haber instado ese acto, o la vincia por no haber cumplido con el mandato (art. 1904 del igo Civil).

Aduce que la solicitud de fijación de fecha de firefectuada en el mes de octubre de 1983 por el señor S. fue tardía e incorrecta. Además, ni éste ni la provinrespondieron al requerimiento de Ferrocarriles de que se arase la situación de Estructuras Tafí S.R.L. y su evenl transformación.

Finalmente, el 23 de enero de 1984 el Ministerio de as y Servicios Públicos de la Nación le comunicó a su te que el Poder Ejecutivo Nacional había decidido la reatura de los talleres ferroviarios de Tafí Viejo, lo que figura un supuesto de "fuerza mayor" que se produjo cuando reclamante se encontraba en mora.

Formula algunas consideraciones en torno al monto lamado y pide el rechazo de la pretensión.

IV) La provincia contesta la demanda a fs. 484/486

E. 129. XXIV.

ORIGINARIO

Estructuras Tafí S.A.C. e I. y otro c/ Tucumán, Provincia de y otro s/ daños y perjuicios. vta. y niega los hechos invocados por los actores.

Afirma que su parte era mandataria de Ferrocarriles Argentinos al solo efecto de seleccionar a los adjudicatarios como beneficiarios del decreto de promoción industrial en Tafí Viejo. Añade que, en ejercicio del mandato, nunca comprometió en venta ninguna parcela, y que los boletos de compraventa que se firmaron -lo que no ocurrió en el caso de autos- fueron suscriptos exclusivamente por Ferrocarriles Argentinos y por los adjudicatarios, sin intervención alguna del Estado provincial.

Sostiene que la provincia ejerció sus funciones de mandatario dentro de las facultades conferidas, por lo que no puede atribuírsele responsabilidad alguna.

Puntualiza que la negativa del mandante a otorgar el boleto implicó el ejercicio excluyente de su derecho de dominio, más allá de las gestiones del mandatario. Agrega que, en el caso de la actora, la Secretaría de Comercio solicitó a Ferrocarriles Argentinos la fijación de la fecha de suscripción del boleto, pero la empresa nunca lo hizo y terminó desestimando definitivamente el pedido al producirse la reapertura de los talleres por decisión del Poder Ejecutivo Nacional, circunstancia que produjo la caducidad del mandato por falta de objeto.

Señala que la actora carece de boleto de compraventa del cual pudieran desprenderse consecuencias civiles para las partes. En consecuencia, nunca se entregó al actor la posesión de la parcela, ni existieron hechos de ocupación, ni

- el contrato tuvo principio de ejecución.

Aduce que el depósito efectuado en calidad de reva sólo tiene fuerza vinculatoria entre el depositante y rocarriles y que su parte es totalmente ajena a esta relan jurídica, por lo que nada puede reclamársele.

V) A fs. 520/521 vta. el Tribunal resuelve hacer ar a la excepción de cosa juzgada en relación con la acn interpuesta por derecho propio por P.M.S. por M.L.L.L. de Salaberri; y diferir a el momento de dictar sentencia la excepción de falta de itimación activa deducida respecto de Estructuras Tafí .C. e I.

Considerando:

  1. ) Que este juicio es de la competencia originaria la Corte Suprema (arts. 116 y 117 de la Constitución ional).

  2. ) Que el 3 de julio de 1980 la empresa Ferrocales Argentinos y la Provincia de Tucumán celebraron un venio -publicado en el boletín oficial provincial del día del mismo mes y año- por el cual la primera confería a la unda un mandato irrevocable por el término de cinco años ra la gestión y compromiso de venta" de los predios e talaciones de los talleres ferroviarios de la ciudad de í Viejo desafectados del servicio o que se desafectaran en futuro.

    De ese modo, la empresa ferroviaria podría cumplir propósito de disponer de un capital inmovilizado; a su , la provincia se encontraría en condiciones de asegurar disponibilidad de los terrenos e instalaciones donde iba

    E. 129. XXIV.

    ORIGINARIO

    Estructuras Tafí S.A.C. e I. y otro c/ Tucumán, Provincia de y otro s/ daños y perjuicios. a promover la formación de un parque industrial que alentaría la radicación de nuevas industrias a fin de absorber al personal que prestaba servicios en el taller y garantizar fuentes de trabajo a la población de la zona (confr. los fundamentos del convenio citado).

    Según el citado contrato, las ventas debían efectuarse a quienes resultaran adjudicatarios de las parcelas en que se iba a subdividir el parque industrial, el cual sería creado, promovido y organizado por la provincia.

    En el anexo II.b del acuerdo se estipularon las condiciones de venta de los bienes. Así, se estableció que la posesión se entregaría al firmarse el boleto de compraventa (art. 4°). Además -entre otras cláusulas- se previó que "antes de suscribirse el boleto se podrá acordar la reserva de las parcelas en venta por un término de hasta 120 días, mediante el pago del 5% del precio total". Se puntualizó que "si el boleto no se firma dentro del plazo de la reserva, por hechos o actos de la provincia o de Ferrocarriles Argentinos, se reintegrará al comprador el importe de la reserva, sin intereses ni reajustes". En cambio, "si el boleto no se firma por culpa del comprador, éste perderá las sumas entregadas". En caso de firmarse el boleto de compraventa, el importe de la reserva se imputaría a cuenta de las sumas a pagar en dicho acto (art.

    15, con las modificaciones aprobadas por las leyes provinciales 5273 y 5357).

    Mediante la ley 5193 del 7 de julio de 1980 la provincia aceptó el mandato otorgado por la empresa nacional y

    - aprobó en todas sus partes el convenio reseñado (confr.

    70/72).

  3. ) Que en esta última fecha la provincia dictó bién la ley 5194 por la cual creó el Parque Industrial í Viejo en el predio ocupado por los talleres ferroviarios eclaró que, a los fines de su integración, quedaban prendidos en el parque los bienes de propiedad de Ferrocales Argentinos que se encontraban desafectados del servi- , como así también los que se desafectaren en el futuro r fs. 30/31).

    Asimismo, mediante el decreto 2195/3 aprobó tres lamentos: el interno del parque, el de funciones del adistrador y el de adjudicaciones de parcelas y demás bienes . 32/51).

  4. ) Que el mismo día 7 de julio de 1980 el Estado vincial dictó el decreto 2014/3 (reformado luego por el 4/3), reglamentario del régimen de promoción industrial de provincia. Allí se establecieron beneficios y franquicias a las personas que iniciaran o ampliasen una actividad nómica en el Municipio de Tafí Viejo o en zonas aledañas y asignó prioridad -entre otros casos- a las empresas que se talaran en el parque industrial referido. La Municipalidad Tafí Viejo se adhirió a ese régimen promocional por medio la ordenanza 40 del 8 de julio de 1980 (confr. fs. 52/60).

  5. ) Que de conformidad con lo previsto en el art. del reglamento de adjudicaciones referido, la provincia ctuó un llamado público a interesados en radicarse en el que industrial.

    E. 129. XXIV.

    ORIGINARIO

    Estructuras Tafí S.A.C. e I. y otro c/ Tucumán, Provincia de y otro s/ daños y perjuicios.

    El día 22 de enero de 1982, el señor Pedro M.

    Salaberri se presentó ante la autoridad de aplicación -la Secretaría de Comercio, Industria y Minería- y solicitó la adjudicación de las parcelas 8 y 9, para instalar allí una empresa metalúrgica; además, pidió el otorgamiento de los beneficios del régimen de promoción antes mencionado.

    Asimismo, adjuntó una síntesis del proyecto industrial, donde se indicaba que el nombre de la empresa a instalar era "Estructuras y Servicios Tafí" y que su forma jurídica era la de una "empresa unipersonal" (fs. 1/13 del expte.

    004/312-E, reservado en secretaría, a cuya foliatura se hará referencia en este considerando).

    El administrador del parque industrial propuso entonces a la Secretaría de Comercio, Industria y Minería la preadjudicación de las parcelas citadas (fs. 20). A su vez, dicha secretaría remitió una nota a "Estructuras y Servicios Tafí" por la que le hacía saber que consideraba factible el proyecto y le comunicaba el precio y características de las parcelas; asimismo, le notificaba que -en el caso de tener interés en la reserva de dichos inmuebles- debía depositar el importe del 5% de aquel precio, es decir la suma de $ 44.861.095 (fs. 24).

    En respuesta a esa nota, el día 7 de abril de 1982 se presentó Estructuras Tafí S.R.L., la que acreditó el depósito de la suma de $ 22.500.000, que imputaba a la reserva de la parcela n° 8; aclaró que por dificultades económicas se vio obligada a dividir la propuesta original limitándola

    - a un solo inmueble (fs. 28/29).

    La asesoría letrada de la Dirección Provincial de ustria advirtió que quien hacía la reserva era una persona tinta de la que había iniciado el trámite y, por ende, aló que -antes de otorgar la resolución de reserva previsen el art. 11 del reglamento de adjudicaciones- debía deminarse quién era el beneficiario. Asimismo opinó que den pedirse -entre otros recaudos- la presentación del conto social, de un poder de la sociedad para actuar en su bre y de la ratificación de todo lo actuado por el señor aberri (fs. 34). Es por ello que el día 21 de abril de 2 el director provincial de industria le dirigió una nota alaberri solicitándole los requisitos indicados, "a los ctos de regularizar" la situación creada por la supuesta nsformación de la empresa unipersonal en una sociedad de ponsabilidad limitada (fs. 35).

    El mismo día 21 de abril, S. manifestó -inando la calidad de gerente de Estructuras Tafí S.R.L. "en mación"- que el pedido inicial debía quedar a nombre de sociedad y acompañó un "borrador del contrato constituti- (fs. 36/38). Ante la falta de agregación del poder requeo, el día 26 de abril el director dispuso la reserva del ediente hasta que se cumpliera ese recaudo (fs. 36 vta.) y 3 de mayo comunicó a Ferrocarriles Argentinos que aquella iedad de responsabilidad limitada había formulado la erva de la parcela n° 8 (fs. 39).

    No se registra otra actuación en el expediente hasel 6 de diciembre de 1982, fecha en la que se presenta por mera vez Estructuras Tafí S.A.C. e I. (en formación)

    E. 129. XXIV.

    ORIGINARIO

    Estructuras Tafí S.A.C. e I. y otro c/ Tucumán, Provincia de y otro s/ daños y perjuicios. para acompañar el proyecto definitivo de radicación.

  6. ) Que según surge del relato que antecede, el trámite encaminado a obtener la radicación en el parque industrial fue iniciado por P.M.S. y luego fue continuado, sucesivamente, por las sociedades mencionadas:

    la de responsabilidad limitada (que depositó una suma en concepto de reserva de la parcela n° 8) y la anónima (que agregó el proyecto definitivo y efectuó todas las presentaciones posteriores en el expediente administrativo mencionado).

    Sobre esa base, ambas demandadas oponen la excepción de falta de legitimación activa respecto de Estructuras Tafí S.A.C. e I., pues consideran que el único sujeto habilitado para reclamar las indemnizaciones pretendidas sería la sociedad de responsabilidad limitada, a la que cabría calificar de irregular.

    Conviene adelantar que tal defensa no merece trato favorable, por las razones que a continuación se expondrán.

    Ante todo cabe puntualizar que, si bien es cierto que Estructuras Tafí S.R.L. hizo algunas presentaciones en el expediente administrativo entre los días 7 y 21 de abril de 1982, no lo es menos que la administración observó los actos realizados y exigió el cumplimiento de determinados requisitos -como paso previo al dictado de la resolución de reserva- que nunca fueron íntegramente satisfechos por la supuesta sociedad en formación, lo que motivó la reserva del expediente, como surge de las constancias de fs. 34/36 vta. ponderadas en el considerando quinto.

    - De ahí en más todas las peticiones fueron realizaen nombre de la sociedad anónima y acogidas favorablemenpor la administración.

    Así, es oportuno destacar que a fs. 40 de ese expente S. presentó "el proyecto definitivo de Estrucas Tafí S.A.C. e I. (e.f.)", con fecha 6 de diciembre de 2. La Dirección Provincial de Industria evaluó técnicamenese proyecto (fs. 40 in fine y 42/47) y, el día 10 de ro de 1983, dirigió una nota a la sociedad de responsabiad limitada para solicitarle la agregación de la documenión que acreditase "la actual vigencia de Estructuras Tafí .C. e I. en las referidas tramitaciones" (sic), "a los ctos de regularizar la situación planteada por el cambio razón social operado a partir de la presentación del proto definitivo" (fs. 52).

    El día 26 de mayo de 1983 Estructuras Tafí S.A. sentó una nota en la cual manifestó que la sociedad de ponsabilidad limitada, que era "sucesora de P.M. aberri", se había transformado "en sociedad anónima, cocial e industrial" y solicitó que se la considerase contidora de la anterior y que se le expidiera un certificado visorio de desgravación; asimismo, acompañó copia del acta stitutiva y del estatuto de la sociedad anónima (fs. 53/61 expediente 004/312-E citado).

    Merece señalarse que en esa oportunidad la provinpudo haber cuestionado la legitimación de la sociedad nima para intervenir en un trámite que había sido iniciado ontinuado por otras personas (P.M.S. y la iedad de responsabilidad limitada en formación, respecti

    E. 129. XXIV.

    ORIGINARIO

    Estructuras Tafí S.A.C. e I. y otro c/ Tucumán, Provincia de y otro s/ daños y perjuicios. vamente). Sin embargo, no formuló ninguna objeción y realizó actos que, valorados en su conjunto, demuestran una inequívoca aceptación de la legitimación de Estructuras Tafí S.A.C. e I. En efecto, el director de industria resolvió -mediante providencia que consta al pie de la citada nota de fs. 53- el pase de las actuaciones al Departamento de Asesoramiento y Promoción para tramitar el certificado provisorio solicitado. La jefa de este departamento, a su vez, evaluó nuevamente el proyecto y consignó expresamente que la empresa a radicarse era la sociedad anónima (fs. 62/63). Con posterioridad, el director dirigió una nota al secretario de Estado de Comercio, Industria y Minería manifestándole que, hasta que se pudiera concretar la localización definitiva de Estructuras Tafí S.A.C.I., se hacía necesario conceder a esta firma un certificado provisorio de desgravación "para que complete los trámites de constitución de la sociedad y su posterior instalación" (fs. 67).

    Finalmente se emitió dicho instrumento, cuyo contenido resulta altamente significativo, ya que el mencionado secretario de Estado "certifica: que la firma Estructuras Tafí S.A.C.I. ha iniciado...los trámites con el objeto (de) que le sean acordados los beneficios del régimen de promoción...". Asimismo, se consigna que los beneficios concedidos se vinculan con "las actividades tendientes a la instalación de la empresa Estructuras Tafí S.A.C.I." (fs. 69 del referido expediente administrativo; énfasis agregado).

    Con posterioridad se registran numerosas presenta

    -ciones de la sociedad anónima, que también fueron proveípor las autoridades provinciales (ver fs. 70, 81, 83, 85, 99/100, 119, 122 y 138). Es más: en virtud de una de esas sentaciones (la de fs. 70), el director provincial de ustria envió una nota al representante provincial de rocarriles Argentinos mediante la cual señalaba que la cela n° 8 del parque industrial había sido "oportunamente ervada por la empresa Estructuras Tafí S.A." y solicitaba a empresa nacional que fijase la fecha de firma del boleto compraventa (fs. 75).

    No es ocioso destacar, también, que a fs. 90/93 del ediente referido obra un informe dirigido por el jefe del artamento de Control Industrial al director provincial de ustria, en el que se interpreta que la situación ietaria ha quedado regularizada y que Estructuras Tafí . "ha cumplido con los requisitos solicitados y necesarios a la continuidad de su tramitación".

    En cuanto a Ferrocarriles Argentinos, al responder referida nota de fs. 75 -por la cual la provincia pedía la ación de una fecha para firmar el boleto de compraventa "Estructuras Tafí S.A."- su representante no formuló guna observación acerca del tipo societario de la firma ntrariamente a lo afirmado en la contestación de demanda, en especial fs. 402 vta./403 vta.). Dicha codemandada poco probó sus afirmaciones acerca de los presuntos pedide aclaraciones que habría formulado -tanto al señor S. como a la provincia- acerca de la situación de "Escturas Tafí S.R.L." y de su eventual transformación nfr. fs. 404 vta.). Por lo demás, los actos cumplidos por

    E. 129. XXIV.

    ORIGINARIO

    Estructuras Tafí S.A.C. e I. y otro c/ Tucumán, Provincia de y otro s/ daños y perjuicios. su mandataria (la Provincia de Tucumán) a los que se ha hecho referencia precedentemente, relacionados en buena medida con la venta de la parcela reservada, le son oponibles al mandante (Ferrocarriles Argentinos).

  7. ) Que por lo expresado en el considerando anterior cabe concluir en que, si bien la supuesta sociedad de responsabilidad limitada tuvo una fugaz intervención en el expediente administrativo referido, dicha intervención no fue convalidada por la provincia. Antes bien, ésta admitió que la sociedad anónima continuara con la tramitación, sin que ello suscitara reparos de parte de la restante codemandada.

    Es sólo en esta instancia judicial que la Provincia de Tucumán y Ferrocarriles Argentinos pretenden que, al ser la sociedad anónima continuadora de la de responsabilidad limitada -sociedad irregular que nunca llegó a constituirse según dichos de la propia actora-, se debió haber dado cumplimiento a las normas pertinentes de la ley 19.550 en materia de transformación de sociedades comerciales, particularmente al art. 77 en virtud del cual si la sociedad irregular deseaba cambiar la forma primitiva adoptada, debió previamente subsanar el vicio que motivaba la irregularidad. Y al tratarse, entonces, de una sociedad de hecho, constituirse en legal forma, oportunidad en la que debió adoptar el tipo deseado -en el caso de sociedad anónima- integrando su capital con los bienes que formaban el patrimonio de aquélla.

    Mas es dable recordar que no es lícito hacer valer un derecho en contradicción con la anterior conducta, inter

    -pretada objetivamente según la ley, las buenas costumbres a buena fe. Esta última implica un deber de coherencia del portamiento, que consiste en la necesidad de observar en futuro la conducta que los actos anteriores hacían prever. ha regla gobierna tanto el ejercicio de los derechos como ejecución de los contratos, según lo disponen, pectivamente, los arts. 1071 y 1198 del Código Civil, y es icable por igual en el campo del derecho privado y del echo administrativo. Así, la aceptación de una calidad en contraparte, o una manifestación de carácter definitivo cada en un expediente pueden dar pie a la invocación de la la ante su ulterior contradicción.

    Por ser ello así, mal puede negarse a la actora la ularidad de la relación jurídica sustancial en que se susta la pretensión, con prescindencia de que ésta tenga o no damento (Fallos: 310:2943; 311:2725).

    Corresponde, pues, desestimar la excepción de falta legitimación opuesta por las demandadas.

  8. ) Que, por lo tanto, cabe resolver si en la especoncurren los requisitos ineludibles para la procedencia la pretensión. A tal fin resulta necesario examinar el ceso de formación del acuerdo de voluntades para determi- -toda vez que el contrato se frustró en el curso de las tativas previas- el comportamiento de las partes en coión causal con el daño que se dice sufrido.

  9. ) Que la actora funda su pretensión en la responilidad contractual de las demandadas (confr., en especial, 331 vta. y 343 vta.). En ese orden de ideas, sostiene que supuesto contrato de compraventa de la parcela

    E. 129. XXIV.

    ORIGINARIO

    Estructuras Tafí S.A.C. e I. y otro c/ Tucumán, Provincia de y otro s/ daños y perjuicios. n° 8 tuvo principio de ejecución. Ello es así -aducepues una vez pasados los 120 días de efectuada la reserva, las demandadas no reintegraron la suma depositada y mantuvieron la operación de venta. Además -continúa diciendo- aquéllas realizaron actos que no habrían hecho si hubieran desistido de la operación, tales como la entrega de la tenencia del inmueble y el otorgamiento del certificado provisorio de desgravación.

    Con respecto al primero de esos actos, resulta sumamente ilustrativa la prueba documental acompañada por la propia actora. De ella surge que el 1° de julio de 1982 S. pidió autorización a la dirección provincial de industria para ingresar en la parcela y realizar allí trabajos menores de acondicionamiento (fs. 90). En respuesta a ese pedido, el administrador del parque industrial autorizó el ingreso "en las condiciones que expresa el art. 15 del anexo II b) del convenio firmado entre...la provincia y la empresa Ferrocarriles Argentinos". Asimismo transcribió esa cláusula, según la cual "durante el plazo de reserva...se permitirá el acceso a la parcela reservada para realizar aquellas tareas de preparación, limpieza y revisión que sean expresamente autorizadas por la provincia, sin que ello implique el otorgamiento de tenencia o posesión. Los gastos que demanden las tareas de acondicionamiento...serán por cuenta y riesgo de la firma que realizó la reserva, sin que le asista derecho alguno a resarcimiento en caso que corresponda denegar la adjudicación solicitada" (énfasis agregados). Asimismo, el administrador exigió informes periódicos de los trabajos a realizar, "con el objeto de que su ejecución sea autorizada

    - expresamente" (ver fs. 91 y 95). En consecuencia, resulobvio que las demandadas no tuvieron la intención de otorla tenencia de la parcela y que el permiso de ingreso resamente limitado en sus alcances y condicionado al cummiento de estrictas exigencias- distaba mucho de configuuna expresión tácita de la voluntad de perfeccionar un trato de compraventa y menos aún podía interpretarse como "principio de ejecución". Mal puede reputarse que las dedadas habían dado comienzo a la ejecución del contrato ndo éste nunca había sido suscripto (Fallos: 315:1561).

    Tampoco pueden atribuirse tales alcances al otorganto del certificado de desgravación. Ello es así, pues en actuaciones administrativas que precedieron a su emisión aclaró expresamente que debía otorgarse ese certificado visorio, "hasta tanto Ferrocarriles Argentinos defina las diciones a aplicar para la venta en el parque indusal...", ya que no era posible aún el dictado de la resolun de adjudicación de la parcela (confr. fs. 65 vta. y 67 expte. 004/312-E).

    Por otra parte, tampoco puede presumirse el conseniento tácito de las demandadas, pues en el caso la venta las parcelas que integraban el parque industrial estaba editada al cumplimiento de ciertos requisitos, particularte al dictado de la mencionada resolución de adjudicación nfr. el reglamento cuya copia obra a fs. 36/43).

    En el caso, nunca se llegó a adjudicar la parcela ervada por la actora. Por el contrario, a comienzos de 4 el Poder Ejecutivo Nacional decidió la reapertura de los leres ferroviarios de Tafí Viejo y, consecuentemente,

    E. 129. XXIV.

    ORIGINARIO

    Estructuras Tafí S.A.C. e I. y otro c/ Tucumán, Provincia de y otro s/ daños y perjuicios.

    Ferrocarriles Argentinos resolvió restituir a la explotación ferroviaria los inmuebles allí ubicados (confr. fs. 425 y 451 del expte. S.79.XXII -ofrecido como prueba por ambas partes- y fs. 378/379 del expediente principal).

    Finalmente, el 3 de agosto de 1984 se procedió a la reapertura de los talleres (fs. 462 del expte. S.79.XXII y fs. 136 del expte. 004/ 312-E). Mientras tanto, se inició una negociación entre la provincia y la empresa nacional que culminó con la modificación del convenio de mandato, cuyo objeto quedó circunscripto a la superficie ocupada por los adjudicatarios del régimen de promoción industrial y adquirentes de las parcelas (ver fs. 452, 457/467 del expte. S.79.XXII; ley provincial 5709, B.O. del 15 de mayo de 1985).

    10) Que de lo expuesto en el considerando anterior se desprende inequívocamente que nunca llegó a celebrarse el contrato de compraventa de la parcela en cuestión, por lo que cabe descartar la responsabilidad contractual de las demandadas. Debe, en cambio, establecerse la posible responsabilidad precontractual de las partes de este juicio.

    A tal efecto, es oportuno destacar que la frustración de la expectativa de contratar se hallaba expresamente prevista en el art. 12 del mencionado reglamento de adjudicaciones. En esa cláusula -similar a la referida en el considerando segundo- se estableció que "si la adjudicación y firma del boleto de compraventa no se realizara dentro del plazo de 120 días, por hechos o actos de la Provincia o de Ferrocarriles Argentinos, se reintegrará al comprador el importe de la reserva, sin intereses ni reajustes. Si el boleto no se firma por culpa del comprador, éste perderá las sumas entre

    -gadas".

    En el sub examine, fue -primero- Estructuras Tafí en, con su conducta negligente, impidió que la adjudiión y la subsiguiente suscripción del boleto se produjeran tro del mencionado plazo de 120 días. En efecto, como ya indicó en el considerando quinto, la sociedad de ressabilidad limitada en formación acreditó el pago de la erva el día 7 de abril de 1982, pero en el lapso compreno entre el día 21 de ese mismo mes y el 6 de diciembre de 2 el trámite estuvo suspendido porque la interesada no dio plimiento a la intimación formulada por la Dirección vincial de Industria para regularizar la situación creada la intervención de aquella sociedad.

    Posteriormente, aun purgada la mora en que aquélla urrió en atención a que la provincia demandada aceptó la ervención de la sociedad anónima actora en la continuación trámite, ésta provocó una nueva demora injustificada, re el 10 de enero y el 26 de mayo de 1983, lapso que umió para acreditar su constitución en legal forma. Dess, el expediente estuvo otra vez reservado entre el 24 de io y el 28 de septiembre de 1983 a raíz de una propuesta mulada por diversas empresas -entre ellas la propia Escturas Tafí S.A.- que modificaría los términos de la resoión de adjudicación (confr. fs. 65 vta., 67, 68, 71 y 77 expte. 004/312-E).

    Cabe destacar que el representante de Ferrocarriles entinos ante la provincia, al acusar recibo de la nota que había enviado el director de industria para solicitar la ación de fecha para la firma del boleto de compra

    E. 129. XXIV.

    ORIGINARIO

    Estructuras Tafí S.A.C. e I. y otro c/ Tucumán, Provincia de y otro s/ daños y perjuicios. venta, hizo alusión a "la fecha de reserva que se menciona y su relación con las pautas contractuales" (sic.; fs. 74 del expte. 004/312-E y fs. 5 del expte. G.V. 617/2, reservado en secretaría), en obvia referencia a la cláusula que fijaba el mentado plazo de 120 días a contar desde el momento de efectuada aquélla.

    En esa misma comunicación, la empresa estatal puntualizó también que el día 13 de enero de 1983 -es decir, durante el lapso en el que el trámite de adjudicación estuvo paralizado por culpa de la actora- se firmó el boleto de compraventa de otra parcela en favor de la firma Remacón S.R.L. Ello permite suponer que la demandante podría haber obtenido también la adjudicación de la suya si hubiera sido diligente (ver fs. 77 del expte.

    004/312-E).

    Cobra pues interés, en el período precontractual que se examina, el incumplimiento de la actora de los deberes de diligencia que le imponía el art. 1198, primer párrafo, del Código Civil, que conspiró para que no se alcanzara el perfeccionamiento del contrato.

    11) Que aun cuando, por vía de hipótesis, se entendiera que la adjudicación de la parcela se hubiera frustrado por hechos atribuibles a las demandadas, ello no daría derecho a la actora para reclamar la indemnización pretendida. Ello es así, pues participó de un procedimiento de contratación sujeto a un régimen normativo al que se sometió voluntariamente y que admitía esa circunstancia, esto es, la falta de adjudicación "por hechos o actos de la Provincia o de Ferrocarriles Argentinos", como una alternativa posible, sin más consecuencias que la devolución de la suma abonada en

    - concepto de reserva, sin intereses ni reajustes.

    Por ello, se decide: I. Desestimar la excepción planteay II. Rechazar la demanda. Con costas (art. 68 del Código cesal Civil y Comercial de la Nación). N. y, rtunamente, archívese. JULIO S. NAZARENO - EDUARDO MOLINE ONNOR - CARLOS S. FAYT - AUGUSTO CESAR BELLUSCIO - ENRIQUE TIAGO PETRACCHI - ANTONIO BOGGIANO - GUILLERMO A.F.L.U.A.B. -A.R.V..

    COPIA