Sentencia de Corte Suprema de Justicia de la Nación, 11 de Febrero de 1997, V. 62. XXXII

Emisor:Corte Suprema de Justicia de la Nación
 
CONTENIDO

V. 62. XXXII.

RECURSO DE HECHO

V., Z.S. y otro c/ herederos de Carnevale, C..

Buenos Aires, 11 de febrero de 1997.

Vistos los autos: "Recurso de hecho deducido por Z.S.V. por sí y en representación de mi hija menor A.L.C.V. en la causa V., Z.S. y otro c/ herederos de Carnevale, C.", para decidir sobre su procedencia.

Considerando:

Que el recurso extraordinario cuya denegación origina la presente queja, es inadmisible (art. 280 del Código Procesal Civil y Comercial de la Nación).

Por ello, se desestima la queja. N. y archívese, previa devolución de los autos principales.

JULIO S. NAZARENO - EDUARDO MOLINE O'CONNOR (en disidencia) - CARLOS S. FAYT - AUGUSTO CESAR BELLUSCIO (en disidencia) - E.S.P. -A.B. (en disidencia) - G.A.F.L. (en disidencia) - G.A.B. -A.R.V..

DISI

V. 62. XXXII.

RECURSO DE HECHO

V., Z.S. y otro c/ herederos de Carnevale, C..

DENCIA DEL SEÑOR VICEPRESIDENTE DOCTOR DON EDUARDO MOLINE O'CONNOR Y DE LOS SEÑORES MINISTROS DOCTORES DON AUGUSTO CESAR BELLUSCIO, DON ANTONIO BOGGIANO Y DON GUILLERMO A. F. LOPEZ Considerando:

  1. ) Que la Sala C de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil confirmó la decisión de la instancia anterior que -al hacer lugar a la demanda de filiaciónhabía distribuido las costas en el orden causado. Contra ese pronunciamiento, la actora interpuso el recurso extraordinario federal cuya denegación -fs. 129- dio motivo a la presente queja.

  2. ) Que si bien lo atinente a la imposición de costas en las instancias ordinarias remite al examen de cuestiones de hecho y derecho procesal, materia ajena -como regla y por su naturaleza- a la vía del artículo 14 de la ley 48, ello no es óbice decisivo para invalidar lo resuelto cuando no se satisface la exigencia de validez de las sentencias de ser derivación razonada del derecho vigente con adecuada referencia a las circunstancias comprobadas de la causa.

  3. ) Que así ocurre en el sub lite, en el que el tribunal -al distribuir las costas por su orden- incurre en un apartamiento de las pautas normativas que rigen el caso, dado que -como lo prevé expresamente el artículo 70 del Código Procesal Civil y Comercial de la Nación- para que proceda la exención de costas al vencido, el allanamiento debe

    ser real, incondicionado, oportuno, total y efectivo.

  4. ) Que, en el caso el allanamiento formulado no reúne todas las condiciones exigidas como para permitir apartarse del principio general de imposición de las costas al vencido. Ello es así pues no ha sido oportuno, toda vez que la omisión de reconocimiento espontáneo por parte del padre obligó a la actora a deducir la reclamación de la filiación para obtener el emplazamiento en el estado de familia, sin perjuicio de que la demanda debió ser dirigida -ante la muerte de aquél- contra los herederos.

  5. ) Que, a los fines de la exención de las costas, exigir la prueba de la negativa del padre a reconocer a la menor es irrelevante y confiere a la sentencia un fundamento aparente, ya que la sola falta -por el transcurso del tiempode reconocimiento voluntario requiere obligadamente una sentencia judicial que establezca el título de estado de familia perseguido.

    Por ello, se hace lugar a la queja, se declara procedente el recurso extraordinario interpuesto y se deja sin efecto el fallo en lo que ha sido materia de agravio. Con costas.

    Vuelvan los autos al tribunal de origen a fin que, por quien corresponda, se dicte nuevo pronunciamiento con arreglo a lo expresado. Agréguese el recurso de hecho al principal.

    N. y remítase. EDUARDO MOLINE O'CONNOR -AUGUSTO CESAR BELLUSCIO- ANTONIO BOGGIANO - GUILLERMO A. F. LOPEZ.