Sentencia de Corte Suprema de Justicia de la Nación, 10 de Octubre de 1996, D. 400. XXIX

Emisor:Corte Suprema de Justicia de la Nación
 
CONTENIDO
  1. 400. XXIX.

    RECURSO DE HECHO

    D., C.A. c/ Obras Sanitarias de la Nación.

    Buenos Aires, 10 de octubre de 1996.

    Vistos los autos: "Recurso de hecho deducido por la demandada en la causa D., C.A. c/ Obras Sanitarias de la Nación", para decidir sobre su procedencia.

    Considerando:

    1. ) Que la Sala I de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo, al desestimar la queja por apelación denegada interpuesta por la parte demandada contra la resolución que había rechazado el pedido de aplicación al caso de la ley 24.283, dejó firme la liquidación del monto de condena practicada en la instancia anterior. Tal decisión motivó el recurso extraordinario cuya denegación dio origen a la queja en examen.

    2. ) Que los agravios del recurrente suscitan una cuestión federal que justifica su consideración en esta instancia, pues si bien es cierto que las decisiones que declaran la improcedencia de los recursos deducidos por ante los tribunales de la causa no son revisables -como regla- mediante el remedio del art. 14 de la ley 48, cabe hacer excepción a ese principio cuando la decisión frustra la vía utilizada por el justiciable sin fundamentación idónea o suficiente, lo que traduce una violación a la garantía del debido proceso adjetivo consagrada por el art.

      18 de la Constitución Nacional (doctrina de Fallos:

      313:1223).

    3. ) Que tal situación se ha configurado en el sub lite pues la alzada, con apoyo en consideraciones formalesy aun advirtiendo la existencia de supuestos -legales y reconocidos "por vía pretoriana"- de excepción a la regla de la

      irrecurribilidad prevista en el artículo 109 de la ley 18.345, se limitó a señalar dogmáticamente que éstos no se daban pese a que en primera instancia se había resuelto con claro desconocimiento de lo dispuesto en el art. 2° del decreto 794/94 que reglamenta la aplicación de la ley 24.283 en el ámbito del sector público. En tales condiciones, el fallo exhibe defectos graves de fundamentación que afectan en forma directa e inmediata las garantías constitucionales que se dicen vulneradas (art. 15 de la ley 48).

      Por ello, se hace lugar a la queja, se declara procedente el recurso extraordinario y se deja sin efecto la sentencia apelada. Con costas (art. 68 del Código Procesal Civil y Comercial de la Nación). Vuelvan los autos al tribunal de origen para que, por quien corresponda, se dicte nuevo fallo con arreglo al presente. R. el depósito de fs. 1.

      Glósese la queja al principal. N. y, oportunamente, remítase. JULIO S. NAZARENO (en disidencia) - EDUARDO MOLINE O'CONNOR - AUGUSTO CESAR BELLUSCIO - ENRIQUE SANTIAGO PETRACCHI - ANTONIO BOGGIANO (en disidencia) - GUILLERMO A.

  2. LOPEZ - ADOLFO ROBERTO VAZQUEZ.

    DISI

  3. 400. XXIX.

    RECURSO DE HECHO

    D., C.A. c/ Obras Sanitarias de la Nación.

    DENCIA DEL SEÑOR PRESIDENTE DOCTOR DON JULIO S.

    NAZARENO Considerando:

    Que el recurso extraordinario, cuya denegación origina esta presentación directa, es inadmisible (art. 280 del Código Procesal Civil y Comercial de la Nación).

    Por ello, se desestima la queja. D. perdido el depósito de fs. 1. N. y, oportunamente, archívese, previa devolución de los autos principales. JULIO S.

    NAZARENO.

    DISI

  4. 400. XXIX.

    RECURSO DE HECHO

    D., C.A. c/ Obras Sanitarias de la Nación.

    DENCIA DEL SEÑOR MINISTRO DOCTOR DON ANTONIO BOGGIANO Considerando:

    Que el recurso extraordinario, cuya denegación origina la presente queja, es inadmisible (art. 280 del Código Procesal Civil y Comercial de la Nación).

    Que no obstante tal conclusión, es conveniente que esta Corte ponga de relieve -a fin de evitar interpretaciones erróneas acerca del alcance de sus fallosque la desestimación de un recurso extraordinario mediante la aplicación de dicha norma no importa confirmar ni afirmar la justicia o el acierto de la decisión recurrida.

    En rigor, la conclusión que cabe extraer de un pronunciamiento fundado en el citado artículo 280, es que el recurso deducido no ha superado el examen de este Tribunal encaminado a seleccionar los casos en los que entenderá, según las pautas establecidas en ese precepto del Código Procesal Civil y Comercial de la Nación.

    Por ello, se desestima esta presentación directa.

  5. perdido el depósito de fs. 1. N. y archívese, previa devolución de los autos principales.

    A.B..