Sentencia de Corte Suprema de Justicia de la Nación, 23 de Noviembre de 1995, L. 71. XXV

Emisor:Corte Suprema de Justicia de la Nación
 
CONTENIDO

L. 71. XXV.

L., M. c/ Banco Central de la República Argentina s/ ordinario.

Buenos Aires, 23 de noviembre de 1995.

Vistos los autos: "L., M. c/ Banco Central de la República Argentina s/ ordinario".

Considerando:

  1. ) Que la Cámara Federal de Apelaciones de Córdoba, S.B., confirmó -en cuanto fue motivo de agravios- la sentencia de primera instancia que había admitido la demanda contra el Banco Central de la República Argentina, tendiente a obtener el cobro de un certificado de depósito a plazo fijo -tasa no regulada- cuyo vencimiento operó en el período de intervención cautelar en Unifico Compañía Financiera S.A. y la modificó en lo relativo a la tasa de interés a regir a partir del 1 de abril de 1991.

    Para así resolver, consideró que el desplazamiento de los órganos de administración de la depositaria intervenida, ocurrido como consecuencia de la medida prevista por el art. 24 de la ley 22.529, no eximía al Banco Central del cumplimiento de las obligaciones asumidas por el ente financiero.

  2. ) Que contra dicho pronunciamiento la demandada interpuso recurso extraordinario, que fue concedido a fs.

    95, y que resulta procedente en tanto se controvierte la inteligencia de normas contenidas en la ley 22.529 -que revisten carácter federal-, y la decisión del superior tribunal de la causa fue adversa al derecho que la recurrente sustenta en aquéllas.

  3. ) Que resulta conveniente recordar que en la tarea de establecer la inteligencia de las normas federales

    que le asigna el inc. 3°, del art. 14 de la ley 48, de conformidad con conocida jurisprudencia del Tribunal, esta Corte no está limitada por las posiciones del a quo y del recurrente sino que le incumbe realizar una declaratoria sobre el punto disputado, según la interpretación que él rectamente le otorga (Fallos: 307:1457; 308:647; 310:2682; 313:223).

  4. ) Que ello sentado, cabe destacar que el tribunal a quo atribuyó responsabilidad al Banco Central de la República Argentina basándose únicamente en el desplazamiento operado en virtud de lo dispuesto por el art. 24 de la ley 22.529, lo cual importa otorgarle al instituto de la intervención cautelar un alcance que excede el que es propio de su naturaleza (Fallos: 310:2239 y 2469).

  5. ) Que, asimismo, resulta aplicable al caso la doctrina establecida por el Tribunal en la causa: D.82.XXV.

    "D., O.P. y otros c/ Banco Central de la República Argentina s/ ordinario", sentencia del 20 de diciembre de 1994, a cuyos fundamentos, en lo pertinente, corresponde remitirse por motivos de brevedad.

    Por ello, se declara admisible el recurso extraordinario, se revoca la sentencia apelada en el aspecto aludido en el considerando 1° de este fallo y, en lo referente a él, se rechaza la demanda (art. 16 de la ley 48). Con costas de todas las instancias a cargo de la actora (art. 68 del Código Procesal Civil y Comercial de la Nación). Notifíquese con co

    L. 71. XXV.

    L., M. c/ Banco Central de la República Argentina s/ ordinario. pia del precedente citado y devuélvase. JULIO S.

    NAZARENO - EDUARDO MOLINE O'CONNOR (en disidencia parcial) - CARLOS S. FAYT - AUGUSTO CESAR BELLUSCIO - RICARDO LEVENE (H) - ANTONIO BOGGIANO (por su voto) - GUILLERMO A. F.

    LOPEZ - GUSTAVO A. BOSSERT.

    VO

    L. 71. XXV.

    L., M. c/ Banco Central de la República Argentina s/ ordinario.

    TO DEL SEÑOR MINISTRO DOCTOR DON ANTONIO BOGGIANO Considerando:

  6. ) Que la Cámara Federal de Apelaciones de Córdoba, S.B., confirmó -en cuanto fue motivo de agravios- la sentencia de primera instancia que había admitido la demanda contra el Banco Central de la República Argentina, tendiente a obtener el cobro de un certificado de depósito a plazo fijo -tasa no regulada- cuyo vencimiento operó en el período de intervención cautelar en Unifico Compañía Financiera S.A. y la modificó en lo relativo a la tasa de interés a regir a partir del 1 de abril de 1991.

    Para así resolver, consideró que el desplazamiento de los órganos de administración de la depositaria intervenida, ocurrido como consecuencia de la medida prevista por el art. 24 de la ley 22.529, no eximía al Banco Central del cumplimiento de las obligaciones asumidas por el ente financiero.

  7. ) Que contra dicho pronunciamiento la demandada interpuso recurso extraordinario, que fue concedido a fs.

    95, y que resulta procedente en tanto se controvierte la inteligencia de normas contenidas en la ley 22.529 -que revisten carácter federal-, y la decisión del superior tribunal de la causa fue adversa al derecho que la recurrente sustenta en aquéllas.

  8. ) Que resulta conveniente recordar que en la tarea de establecer la inteligencia de las normas federales que le asigna el inc. 3°, del art. 14 de la ley 48, de conformidad con conocida jurisprudencia del Tribunal, esta Cor

    te no está limitada por las posiciones del a quo y del recurrente sino que le incumbe realizar una declaratoria sobre el punto disputado, según la interpretación que él rectamente le otorga (Fallos: 307:1457; 308:647; 310:2682; 313:

    223).

  9. ) Que ello sentado, cabe destacar que el tribunal a quo atribuyó responsabilidad al Banco Central de la República Argentina basándose únicamente en el desplazamiento operado en virtud de lo dispuesto por el art. 24 de la ley 22.529, lo cual importa otorgarle al instituto de la intervención cautelar un alcance que excede el que es propio de su naturaleza (Fallos: 310:2239 y 2469).

  10. ) Que, asimismo, resulta aplicable al caso la doctrina establecida por el Tribunal en la causa: D.82.XXV.

    "D., O.P. y otros c/ Banco Central de la República Argentina s/ ordinario" -voto del juez B.- sentencia del 20 de diciembre de 1994, a cuyos fundamentos, en lo pertinente, corresponde remitirse por motivos de brevedad.

    Por ello, se declara admisible el recurso extraordinario, se revoca la sentencia apelada en el aspecto aludido en el considerando 1° de este fallo y, en lo referente a él, se rechaza la demanda (art. 16 de la ley 48). Con costas de todas las instancias a cargo de la actora (art. 68 del Código Procesal Civil y Comercial de la Nación). Notifíquese con copia del precedente citado y devuélvase. A.B..

    DISI

    L. 71. XXV.

    L., M. c/ Banco Central de la República Argentina s/ ordinario.

    -// DENCIA PARCIAL DEL SEÑOR VICEPRESIDENTE DOCTOR DON EDUARDO MOLINE O'CONNOR Considerando:

  11. ) Que la Cámara Federal de Apelaciones de Córdoba, S.B., confirmó -en cuanto fue motivo de agravios- la sentencia de primera instancia que había admitido la demanda contra el Banco Central de la República Argentina, tendiente a obtener el cobro de un certificado de depósito a plazo fijo -tasa no regulada- cuyo vencimiento operó en el período de intervención cautelar en Unifico Compañía Financiera S.A. y la modificó en lo relativo a la tasa de interés a regir a partir del 1 de abril de 1991.

    Para así resolver, consideró que el desplazamiento de los órganos de administración de la depositaria intervenida, ocurrido como consecuencia de la medida prevista por el art. 24 de la ley 22.529, no eximía al Banco Central del cumplimiento de las obligaciones asumidas por el ente financiero.

  12. ) Que contra dicho pronunciamiento la demandada interpuso recurso extraordinario, que fue concedido a fs.

    95, y que resulta procedente en tanto se controvierte la inteligencia de normas contenidas en la ley 22.529 -que revisten carácter federal-, y la decisión del superior tribunal de la causa fue adversa al derecho que la recurrente sustenta en aquéllas.

  13. ) Que resulta conveniente recordar que en la tarea de establecer la inteligencia de las normas federales que le asigna el inc. 3°, del art. 14 de la ley 48, de con

    formidad con conocida jurisprudencia del Tribunal, esta Corte no está limitada por las posiciones del a quo y del recurrente sino que le incumbe realizar una declaratoria sobre el punto disputado, según la interpretación que él rectamente le otorga (Fallos: 307:1457; 308:647; 310:2682; 313:223).

  14. ) Que ello sentado, cabe destacar que el tribunal a quo atribuyó responsabilidad al Banco Central de la República Argentina basándose únicamente en el desplazamiento operado en virtud de lo dispuesto por el art. 24 de la ley 22.529, lo cual importa otorgarle al instituto de la intervención cautelar un alcance que excede el que es propio de su naturaleza (Fallos: 310:2239 y 2469).

  15. ) Que procede agregar que en el fallo apelado no se consideró la eventual concurrencia de los extremos que, de acuerdo con los arts. 58 y 59 de la ley 19.550, dan lugar a la extensión de la responsabilidad del sujeto que cumple las funciones de interventor (Fallos: 310:2239, ant. cit.). En tal sentido cabe poner de relieve que el Banco Central de la República Argentina no es el sujeto responsable del pago de los certificados durante el período de intervención cautelar (confr. causa: D.82.XXV. "D., O.P. y otros c/ Banco Central de la República Argentina s/ ordinario", voto del juez M.O.'Connor, sentencia del 20 de diciembre de 1994).

    Por ello, se declara admisible el recurso extraordinario y se deja sin efecto la sentencia de fs. 77/79. Costas a la vencida. N. y vuelvan los autos al tribunal de o

    L. 71. XXV.

    L., M. c/ Banco Central de la República Argentina s/ ordinario. rigen para que, por quien corresponda, dicte nuevo pronunciamiento. EDUARDO MOLINE O'CONNOR.