Sentencia de Corte Suprema de Justicia de la Nación, 19 de Octubre de 1995, A. 1. XXXI

Emisor:Corte Suprema de Justicia de la Nación
 
CONTENIDO
  1. 1. XXXI.

A., J.C. s/ excarcelación.

Buenos Aires, 19 de octubre de 1995.

Vistos los autos: "A., J.C. s/ excarcelación".

Considerando:

  1. ) Que la Cámara Federal de Apelaciones de Rosario confirmó la resolución de primera instancia que no había hecho lugar a la excarcelación de J.C.A..

    Contra esa decisión la defensa del procesado dedujo el recurso extraordinario, que fue concedido.

  2. ) Que el a quo consideró que el supuesto de libertad provisional que prevé el art. 379, inc. 6°, del Código de Procedimientos en Materia Penal no es de aplicación automática, sino que deben valorarse las circunstancias concretas del caso y la situación personal del procesado. Por ello, denegó la excarcelación sobre la base de la gravedad de los delitos atribuidos al imputado por su vinculación con el tráfico internacional de estupefacientes (arts. 5°, inc. c, y de la ley 23.737 agravados por el art. 11, inc. c, de aquélla, art. 210 del Código Penal y art. 874, punto 1, inc. d, de la ley 22.415, en concurso real); los catorce años de reclusión solicitada como pena por el fiscal y la complejidad de la instrucción, que había demandado el cumplimiento de procedimientos en extraña jurisdicción. Además expresó que dentro del plazo de dos años a que hace referencia el art. 701 del código adjetivo no correspondía computar las demoras causadas por las articulaciones de las partes. Así, concluyó afirmando que el tiempo que el procesado llevaba detenido resultaba "razonable" en atención a las circunstancias expuestas.

  3. ) Que en el escrito de apelación federal la de

    - fensa alega que el a quo ha efectuado una errónea intertación de los arts. 379, inc. 6°, y 701 del Código de cedimientos en Materia Penal, que sería violatoria de los ículos 18 de la Constitución Nacional y 7°, inc. 5°, de la vención Americana sobre Derechos Humanos. Aduce que la cesión de la libertad caucionada se impone obligatoriamencuando se han cumplido los dos años de detención, sin que responda descontar demoras por diligencias procesales ajea la actividad del juzgado. Añade que, dado que en dicha islación procesal, el otorgamiento de la libertad bajo ción se impone obligatoriamente cumplido aquel plazo de ención, resulta inaplicable la jurisprudencia del Tribunal opeo de Derechos Humanos citada en la resolución imnada, dado que no deriva de la interpretación del art.

    , inc. 6°, del citado código. Invoca la existencia de un uesto de gravedad institucional.

  4. ) Que el remedio federal es procedente en la mea en que en la causa se ha puesto en cuestión la intelicia asignable al art. 7°, inc. 5°, de la Convención Ameria sobre Derechos Humanos, y la decisión ha sido contraria derecho en que el apelante funda sus agravios.