Sentencia de Corte Suprema de Justicia de la Nación, 5 de Octubre de 1995, S. 223. XXIX

Emisor:Corte Suprema de Justicia de la Nación
 
CONTENIDO

S. 223. XXIX.

RECURSO DE HECHO

S., J.N. c/ Instituto Italo Argentino de Seguros Generales S.A.

Buenos Aires, 5 de octubre de 1995.

Vistos los autos: "Recurso de hecho deducido por la actora en la causa S., J.N. c/ Instituto Italo Argentino de Seguros Generales S.A.", para decidir sobre su procedencia.

Considerando:

Que el recurso extraordinario cuya denegación origina la presente queja, es inadmisible (art. 280 del Código Procesal Civil y Comercial de la Nación).

Por ello, se desestima esta presentación directa.

N. y archívese, previa devolución de los autos principales. EDUARDO MOLINE O'CONNOR (en disidencia)- CARLOS S. FAYT - AUGUSTO CESAR BELLUSCIO - ENRIQUE SANTIAGO PETRACCHI - RICARDO LEVENE (H) - ANTONIO BOGGIANO - GUSTAVO A. BOSSERT.

DISI

S. 223. XXIX.

RECURSO DE HECHO

S., J.N. c/ Instituto Italo Argentino de Seguros Generales S.A.

DENCIA DEL SEÑOR VICEPRESIDENTE DOCTOR DON EDUARDO MOLINE O'CONNOR Considerando:

  1. ) Que contra la sentencia de la Sala D de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial que -al revocar la de primera instancia- admitió la excepción de prescripción opuesta por la demandada y rechazó la demanda por cobro de un seguro por invalidez, el actor dedujo el recurso extraordinario cuya denegación origina la presente queja.

  2. ) Que los agravios del apelante suscitan cuestión federal para su consideración en la vía intentada, pues aunque remiten al examen de cuestiones fácticas y de derecho común y procesal, tal circunstancia no constituye óbice decisivo al respecto cuando la sentencia impugnada se funda en aserciones dogmáticas y desatiende aspectos de significación al interpretar el contrato de seguro, todo lo cual redunda en menoscabo de las garantías superiores invocadas.

  3. ) Que, en efecto, la cámara examinó las pruebas agregadas al expediente y consideró que el recurrente conocía la existencia de su estado de incapacidad total al momento de la extinción de la relación laboral, circunstancia que lo había habilitado para formular el reclamo que hubiera tenido contra la entidad aseguradora por cobro del seguro de vida colectivo contratado mediante su empleadora y que cubría los riesgos de muerte, invalidez o accidentes de sus operarios.

  4. ) Que el tribunal estimó que el plazo de la prescripción dispuesto en el artículo 58 de la ley 17.418 para invocar el beneficio previsto en el seguro había empezado a correr, en consecuencia, a partir de la fecha de dicho cono-

    cimiento, que el término respectivo había transcurrido a la fecha de promoción de la demanda, y que por ello correspondía admitir tal defensa opuesta por la aseguradora demandada.

  5. ) Que, sin embargo, el estudio de la controversia efectuado por la cámara soslayó el hecho de que no surgía de prueba alguna el efectivo conocimiento por el actor respecto a los alcances de tal incapacidad, cuya existencia fue admitida en la sentencia exclusivamente a la luz de las constancias del recibo de fs. 7, que sólo da cuenta de la extinción de la relación laboral del recurrente con su empleadora en los términos de la Ley de Contrato de Trabajo.

  6. ) Que, por ello, la afirmación de la alzada en cuanto a que la actora había sabido de su incapacidad al terminar su relación de trabajo por dicha causa, no pasa de ser una aseveración dogmática de quienes suscriben el pronunciamiento que, de este modo, sólo satisface en forma aparente la necesidad de ser derivación razonada del derecho vigente con adecuada referencia a los hechos de la causa (Fallos: 311:609 y 2004).

  7. ) Que, por otro lado, la enfermedad invalidante aludida en el contrato de seguro para acceder a la respectiva indemnización, no se refería tan solo a la tarea cumplida por el dependiente en la actividad específica en la que operaba, sino que -según la póliza de fs. 22/23- requería que el asegurado quedara impedido para dedicarse a negocio u ocupación alguna, o para efectuar cualquier trabajo que le proporcionara remuneración.

  8. ) Que, en consecuencia, toda interpretación que desconozca el presupuesto a que estaba sometido el nacimiento de la obligación a cargo de la aseguradora, vale decir,

    S. 223. XXIX.

    RECURSO DE HECHO

    S., J.N. c/ Instituto Italo Argentino de Seguros Generales S.A. la verificación de que se había comprobado que el dependiente se encontraba incapacitado en los términos previstos en la póliza para desarrollar cualquier tipo de tareas independientemente del trabajo que desempeñaba en Ducilo S.A., prescinde de la voluntad contractual y lleva a frustrar el derecho a la indemnización expresamente reconocida para los supuestos de incapacidad absoluta.

  9. ) Que, asimismo, la verificación de no estar en condiciones de cumplir tareas rentables que es, en definitiva, el presupuesto fáctico del cual surge el deber de la aseguradora, no podría prescindir por completo de la circunstancia de mediar multiplicidad de posibilidades laborales intermedias, ni desatender el hecho de que el cumplimiento de los extremos a que debía someterse el trabajador para exigir contractualmente la indemnización requería de estudios apropiados que le permitieran llenar de buena fe un requerimiento vinculado con esa carga del contrato.

    10) Que el examen de las circunstancias relatadas era particularmente necesario desde que la Corte ha tenido oportunidad de señalar que lo correcto para el cálculo del plazo de prescripción, es arrancar desde el hecho que precisamente determina la incapacidad en forma fehaciente (Fallos: 306:337 y 314:375), lo que requiere de una apreciación objetiva del grado de incapacidad que ponga de manifiesto el cabal conocimiento de su invalidez por parte del trabajador, sin que pueda suplirse esta exigencia sobre bases inciertas que no demuestran de manera concluyente que el recurrente dejó transcurrir los plazos legales consciente de las afecciones que sufrió (Fallos: 308:2077).

    11) Que, a la luz de lo expresado, la consideración de la cámara respecto a la fecha en que el actor tomó conocimiento del alcance y características de la incapacidad sufrida por la cesación de la relación laboral ha importado obviar el examen de las mencionadas particularidades de la cuestión, que fueron soslayadas en la decisión apelada al atender a un estudio de tal incapacidad aislado respecto de los presupuestos de exigibilidad determinados en la póliza para la concesión del seguro por invalidez en favor del apelante.

    12) Que, por ello, corresponde admitir el recurso extraordinario e invalidar el fallo, pues media relación directa e inmediata entre lo resuelto y las garantías constitucionales que se dicen vulneradas, lo que conduce a privarlo de su condición de acto jurisdiccional.

    Por ello, se declara procedente el remedio federal y se deja sin efecto el fallo apelado. Con costas. Vuelvan los autos al tribunal de origen a fin de que, por medio de quien corresponda, proceda a dictar nueva sentencia con arreglo a lo expresado. Agréguese la queja al principal. N. y remítase. EDUARDO MOLINE O'CONNOR.