Sentencia de Corte Suprema de Justicia de la Nación, 21 de Junio de 1995, D. 316. XXXI

Emisor:Corte Suprema de Justicia de la Nación

PVA Defensor Oficial ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación y Procurador General, sus presentaciones en autos:

"W., E.M. c/O., M.G.".

Buenos Aires, 21 de junio de 1995.

Autos y Vistos; Considerando:

  1. ) Que el Defensor Oficial ante esta Corte, invocando el propósito de resguardar los intereses de la menor D.W., solicita la suspensión de los efectos de la sentencia dictada el 14 de junio de 1995, en la causa W.12.XXXI, a fin de que le sea corrida vista de la causa, reservando el derecho de plantear la "eventual nulidad" de todo lo actuado sin su intervención. Asimismo, el Procurador General de la Nación también requiere la mencionada suspensión basado en haberse omitido dar la intervención que, a su juicio, le correspondía tanto al órgano que representa como al mencionado Defensor Oficial.

    Afirma, respecto del primero de los aspectos indicados, que el litigio contiene planteos acerca de la "jurisdicción argentina comprometida en el caso".

  2. ) Que el Tribunal considera que ambas peticiones deben ser rechazadas habida cuenta de los intereses que se invocan en su sustento. Esto es así por la muy clara razón de que los dos órganos ahora requirentes consintieron, en su oportunidad, la sentencia del a quo que resultó confirmada, sin modificación alguna, por esta Corte. Es más, el Ministerio Pupilar ante la alzada, al contestar el traslado del recurso extraordinario planteado por la señora G.O., expidió dictamen en contra de su viabilidad.

  3. ) Que cabe agregar, en cuanto a la Procuración General, que por la índole de las cuestiones que fueron

    tratadas en esta instancia, su intervención estaba supeditada a la sana discreción de la Corte (acordada 69/90; Fallos: 313:777).

  4. ) Que, finalmente, es conveniente advertir que la decisión acerca de conceder vista a los órganos presentantes o no, fue objeto de deliberación en uno de los acuerdos que celebró el Tribunal sobre este litigio. En esa oportunidad, el juez M.O.'Connor, con la adhesión de los jueces F. y L., propuso disponer la mentada intervención, iniciativa que no prosperó.

    Por ello, se desestiman las presentaciones del señor Defensor Oficial ante esta Corte y del señor Procurador General. H. saber y remítanse estas actuaciones al tribunal de la causa para su agregación al expediente principal.

    JULIO S. NAZARENO - EDUARDO MOLINE O'CONNOR (en disidencia) - CARLOS S. FAYT - AUGUSTO CESAR BELLUSCIO - ENRIQUE SANTIAGO PETRACCHI - RICARDO LEVENE (H) - GUILLERMO A. F. LOPEZ (en disidencia).

    DISI

    1995 PVA Defensor Oficial ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación y Procurador General, sus presentaciones en autos: "W., E.M. c/O., M.G.".

    DENCIA DEL SEÑOR VICEPRESIDENTE DOCTOR DON EDUARDO MOLINE O'CONNOR Considerando:

    Que el señor Defensor Oficial ante este Tribunal y el señor Procurador General de la Nación, formulan sendas presentaciones mediante las cuales solicitan se suspenda la ejecución de la sentencia de esta Corte -que ordenó la restitución de la menor D.W.- en razón de haberse omitido conferirles la intervención en el procedimiento que, a su criterio, debían tener de conformidad con las disposiciones normativas que invocan. Asimismo efectúan reserva de peticionar la nulidad del mencionado fallo.

    Que, en atención a las razones expresadas en dichas presentaciones, y sin perjuicio de lo que en definitiva proceda resolver, corresponde suspender el trámite de las actuaciones, requerir los autos a primera instancia y conceder la vista que solicitan lo que así se decide.

    EDUARDO MOLINE O'CONNOR.

    DISI

    1995 PVA Defensor Oficial ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación y Procurador General, sus presentaciones en autos:

    "W., E.M. c/O., M.G.".

    DENCIA DEL SEÑOR MINISTRO DOCTOR DON GUILLERMO A. F.

    LOPEZ Considerando:

  5. ) Que los señores Defensor Oficial ante esta Corte y Procurador General de la Nación formulan sendas presentaciones mediante las cuales solicitan se suspenda la ejecución de la sentencia del Tribunal -que ordenó la restitución de la menor D.W.- en razón de haberse omitido conferirles la intervención en el procedimiento que, a su criterio, debían tener, de conformidad con las disposiciones normativas que invocan. Asimismo, efectúan reserva de peticionar la nulidad del mencionado fallo.

  6. ) Que, en relación con las objeciones planteadas, cabe destacar que en los acuerdos del Tribunal que precedieron al dictado de la sentencia quedó reflejada la opinión de la mayoría que consideró innecesaria en el caso la intervención de los funcionarios ahora peticionantes.

    Por su parte, los señores ministros, doctores F., M.O.'Connor y L. dejaron a salvo su opinión contraria.

  7. ) Que, con independencia de lo antedicho, esta Corte considera que cabe dar favorable acogimiento a la solicitud formulada por el señor Defensor Oficial, sin que ello importe abrir juicio respecto de la validez formal del pronunciamiento ya emitido. En ese sentido, es menester destacar que por estar en juego en el caso los intereses de una

    menor de edad, la participación del referido funcionario aparece justificada en virtud de su carácter de representante promiscuo de menores e incapaces (arts. 59 y 494 del Código Civil).

  8. ) Que, por el contrario, toda vez que, en virtud de lo establecido por la acordada 69/90 (confr. considerando 8°), sólo al Tribunal compete evaluar aquellas circunstancias que justifican la intervención del Procurador General de la Nación en las causas de competencia originaria o apelada, corresponde desestimar su solicitud.

  9. ) Que, por lo demás, es función de esta Corte adoptar en casos especialísimos medidas excepcionales con el fin de asegurar el ejercicio correcto y la eficacia de la actividad jurisdiccional (confr. R.730.XXX "Reiriz, M.G. y C., E.G. procuradores fiscales de la C.S.J.N. s/ recurso extraordinario, en causa 'A., J.F. y otros s/ contrabando de estupefacientes y otros delitos' -s/ incidente de excarcelación de Ullúa, E.S.-", pronunciamiento del 6 de diciembre de 1994, considerandos 3°, 4° y 5°). En consecuencia, con el objeto de resguardar el interés de la menor involucrada en el caso, corresponde que este Tribunal declare la suspensión de los efectos de la sentencia dictada y ordene la intervención al señor Defensor Oficial ante la Corte.

    Por ello, se hace lugar a lo solicitado por el señor Defensor Oficial y se desestima la petición articulada por el señor Procurador General de la Nación. Se declara la suspensión de los efectos del pronunciamiento dictado en la

    1995 PVA Defensor Oficial ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación y Procurador General, sus presentaciones en autos:

    "W., E.M. c/O., M.G.". causa. Requiéranse los autos principales y, oportunamente, dése vista de las actuaciones al señor Defensor Oficial. N.. G.A.F.L..