Sentencia de Corte Suprema de Justicia de la Nación, 4 de Mayo de 1995, R. 614. XXV

Emisor:Corte Suprema de Justicia de la Nación
 
CONTENIDO

R. 614. XXV.

RECURSO DE HECHO

Rubio, R.J. c/ Provincia de Buenos Aires (I.P.S.).

Buenos Aires, 4 de mayo de 1995.

Vistos los autos: "Recurso de hecho deducido por la actora en la causa R., R.J. c/ Provincia de Buenos Aires (I.P.S.)", para decidir sobre su procedencia.

Considerando:

  1. ) Que contra el pronunciamiento de la Suprema Corte de Justicia de la Provincia de Buenos Aires que rechazó la demanda contenciosoadministrativa tendiente a que se anularan las resoluciones del Instituto de Previsión Social por las que se había desestimado el pedido de liquidación del beneficio jubilatorio según la categoría de jefe de división, el actor dedujo el recurso extraordinario cuya denegación dio origen a la presente queja.

  2. ) Que aun cuando las objeciones planteadas por el apelante se vinculan con cuestiones de hecho, prueba y derecho público local, aspectos que -como regla y por su naturaleza- resultan ajenos al remedio federal intentado, ello no es óbice para habilitar la instancia de excepción si lo decidido importa un desconocimiento de los derechos legitimamente reconocidos al tiempo del otorgamiento del beneficio por la autoridad previsional, con afectación de las garantías establecidas por los arts. 14 bis, 16 y 17 de la Constitución Nacional.

  3. ) Que ello es así dado que si bien es cierto que el recurrente obtuvo jubilación extraordinaria "no móvil" por retiro voluntario desde el 1 de enero de 1960 conf. arts. 43, inc. c, y 49 de la ley 5425 t.o. 1959- en virtud de los servicios que había desempeñado en el Ministerio de Obras Públicas de la Provincia de Buenos Aires, también

    lo es que continuó en la actividad en la Dirección Provincial de Hipódromos hasta el 4 de marzo de 1968, fecha en que cesó en forma definitiva en el ámbito provincial (fs. 51 y 64/65).

  4. ) Que la prestación que se había otorgado en un principio fue posteriormente reajustada sobre la base del cómputo de las tareas cumplidas en forma simultánea, razón por la cual el Instituto de Previsión Social reconoció el derecho del afiliado a la jubilación ordinaria móvil prevista por el art. 43, inc. a, del citado cuerpo legal, modificado por ley 6469, de aplicación al tiempo del cese en la función que dio origen al cambio del beneficio (conf. arts. 5 inc. b; 44, inc. a, y 85 inc. b; fs. 80 del expediente administrativo).

  5. ) Que la nueva jubilación fue calculada de acuerdo con el 82 % móvil de las remuneraciones correspondientes a ambos cargos ocupados en el ámbito provincial, lo cual determinó que la categoría desempeñada por el apelante en el Ministerio de Obras Públicas se correlacionara con la de Jefe de División - Clase XIV - del escalafón para el personal de ese Ministerio, aprobado por la ley 6816 (fs. 70/73, 75, 77, 80, 85, 99, 115 y 144/145).

  6. ) Que por ser ello así, el beneficio que obtuvo el actor quedó integrado en forma definitiva con el nivel jerárquico que le había reconocido la autoridad previsional, de modo tal que no es posible aceptar que -para efectuar la equiparación de cargos en las nuevas estructuras- el organismo desconozca los alcances de su propia resolución, con menoscabo no sólo de la equivalencia funcional establecida cuando se fijó el status de jubilado, sino también de

    R. 614. XXV.

    RECURSO DE HECHO

    Rubio, R.J. c/ Provincia de Buenos Aires (I.P.S.). la estabilidad misma del acto administrativo que otorgó la prestación (art. 114 ley 7647; fs. 115 y 144/145).

  7. ) Que las circunstancias aludidas ponen de manifiesto la razonabilidad de las objeciones planteadas contra la decisión del organismo provincial, mantenida por el a quo, que reubicó al interesado en un cargo subalterno -categoría 13- del escalafón administrativo aprobado por la ley 10.430, la cual además -a tenor de las constancias de la causa- no guardaría relación con la importancia de las tareas que el apelante tenía a su cargo como tesorero en la ex Dirección de Fábricas y Canteras del Ministerio de Obras Públicas, por las que inclusive estaba obligado a efectuar rendición de cuentas en forma directa y personal ante la Contaduría General de la Provincia como responsable patrimonial de los gastos efectuados (fs. 57, 66/67 y 72).

  8. ) Que, al respecto, este Tribunal tiene decidido que con posterioridad al acto administrativo que otorgó el beneficio e incorporó al patrimonio del interesado el derecho a la jubilación con determinada categoría, no puede aceptarse que -so color de efectuar reestructuraciones internas- se modifiquen los elementos que integran el estado de jubilado, pues ello importaría en la práctica una retrogradación de la condición de pasividad, que resulta incompatible con las garantías constitucionales de los arts. 14 bis, 16 y 17 (Fallos:

    307:906 y causa M.743.XXII "M., M. s/ jubilación", fallada con fecha 11 de septiembre de 1990).

  9. ) Que, en consecuencia, corresponde hacer lugar al agravio que plantea la necesidad de que se otorgue al

    actor un nivel jerárquico equivalente al establecido al tiempo del reconocimiento del derecho mediante la resolución de fs. 80, en la medida en que -según lo expresado por el propio organismo previsional a fs. 144- la equiparación allí dispuesta se practicó de acuerdo a las facultades conferidas por el art. 3° del decreto 5866/66 y al escalafón vigente a esa fecha, sin que pueda obstar a esta conclusión su posterior modificación por el decreto 338/79 -derogado a su turno por el decreto 2441/80- toda vez que fue sancionado con posterioridad al cese definitivo en el servicio y al dictado del acto administrativo que otorgó la jubilación móvil en la Clase XIV del régimen escalafonario aplicable.

    10) Que, en tales condiciones, corresponde declarar procedente el recurso extraordinario y dejar sin efecto la sentencia apelada, dado que las objeciones presentadas ponen de manifiesto que existe nexo directo entre lo decidido y las garantías constitucionales que se dicen vulneradas.

    Por ello, se declara procedente el recurso extraordinario y se deja sin efecto la sentencia apelada. Vuelvan los autos al tribunal de origen para que se dicte un nuevo pronunciamiento de acuerdo a lo expresado. Agréguese la queja al principal. N. y remítase. JULIO S. NAZARENO (en disidencia) - EDUARDO MOLINE O'CONNOR - CARLOS S. FAYT (en disidencia) - AUGUSTO CESAR BELLUSCIO - ENRIQUE SANTIAGO PETRACCHI - RICARDO LEVENE (H) (en disidencia) - ANTONIO BOGGIANO (en disidencia) - GUILLERMO A. F. LOPEZ - GUSTAVO A.

    BOSSERT.

    DISI

    R. 614. XXV.

    RECURSO DE HECHO

    Rubio, R.J. c/ Provincia de Buenos Aires (I.P.S.).

    DENCIA DEL SEÑOR PRESIDENTE DOCTOR DON JULIO S.NAZARENO Y DE LOS SEÑORES MINISTROS DOCTORES DON CARLOS S. FAYT, DON RICARDO LEVENE (H) Y DON ANTONIO BOGGIANO Considerando:

    Que el recurso extraordinario, cuya denegación dio origen a la presente queja, es inadmisible (art. 280 del Código Procesal Civil y Comercial de la Nación).

    Por ello, se desestima la queja. N. y, previa devolución de los autos principales, archívese. JULIO S.

    NAZARENO - CARLOS S. FAYT - RICARDO LEVENE (H) - ANTONIO BOGGIANO.