Sentencia de Corte Suprema de Justicia de la Nación, 4 de Mayo de 1995, L. 488. XXVII

Emisor:Corte Suprema de Justicia de la Nación
 
CONTENIDO

L. 488. XXVII.

RECURSO DE HECHO

L., D.F. y otros c/ Bahía Automotores S.A.

Buenos Aires, 4 de mayo de 1995.

Vistos los autos: "Recurso de hecho deducido por L.M.E. (h) y De María Calzetta De Esandi en la causa L., D.F. y otros c/ Bahía Automotores S.A.", para decidir sobre su procedencia.

Considerando:

Que el recurso extraordinario, cuya denegación origina esta queja, es inadmisible (art. 280 del Código Procesal Civil y Comercial de la Nación).

Por ello, se desestima la queja. D. perdido el depósito. H. saber y, oportunamente, archívese, previa devolución de los autos principales. JULIO S. NAZARENO - EDUARDO MOLINE O'CONNOR (en disidencia) - CARLOS S. FAYT - AUGUSTO CESAR BELLUSCIO (en disidencia) - E.S.P. (en disidencia) - RICARDO LEVENE (H) - ANTONIO BOGGIANO - GUILLERMO A. F. LOPEZ (en disidencia) - G.A.B..

DISI

L. 488. XXVII.

RECURSO DE HECHO

L., D.F. y otros c/ Bahía Automotores S.A.

DENCIA DEL SEÑOR VICEPRESIDENTE DOCTOR DON EDUARDO MOLINE O'CONNOR Y DE LOS SEÑORES MINISTROS DOCTORES DON AUGUSTO CESAR BELLUSCIO, DON ENRIQUE SANTIAGO PETRACCHI Y DON GUILLERMO A. F. LOPEZ.

Considerando:

  1. ) Que contra el pronunciamiento de la Suprema Corte de Justicia de la Provincia de Buenos Aires que, al declarar bien denegado el recurso local de inaplicabilidad de ley, dejó firme el fallo de la Sala I de la Cámara de Apelación en lo Civil y Comercial de Bahía Blanca que, en cuanto al caso interesa, reguló los honorarios de los profesionales intervinientes, el abogado de la demandada dedujo el recurso extraordinario cuyo rechazo dio origen a la presente queja.

  2. ) Que si bien es cierto que, como regla, las decisiones que declaran la improcedencia de los recursos locales interpuestos por ante los tribunales de la causa no justifican el otorgamiento del remedio del art. 14 de la ley 48, cabe hacer excepción a ese principio cuando lo resuelto restringe sustancialmente la vía utilizada por el apelante sin fundamentos suficientes, lo que se traduce en un menoscabo de la garantía del debido proceso.

  3. ) Que tal extremo se ha configurado en el sub lite dado que al declarar bien denegado el recurso localpor estimar que no reunía los requisitos legales necesarios para su procedencia, en tanto no se conformaba ninguno de los supuestos de excepción que permitiera apartarse del criterio que establece que contra decisiones de los tribuna

    les colegiados que regulan honorarios no es admisible el remedio intentado, el a quo no se hizo cargo del agravio que le produce al peticionario la fijación de la base regulatoria, en la medida en que no valoró adecuadamente los términos del reclamo ni las particulares circunstancias de la causa.

  4. ) Que al vedar el acceso a la instancia superior local sin hacerse cargo razonadamente de los planteos del apelante, el fallo no traduce una apreciación crítica de los elementos conducentes para el examen de la procedencia formal de los recursos con grave lesión al derecho de defensa.

    Por ello, se declara procedente el recurso extraordinario y se deja sin efecto la sentencia. Con costas (art. 68 del Código Procesal Civil y Comercial de la Nación). Vuelvan los autos al tribunal de origen para que, por quien corresponda, se dicte un nuevo pronunciamiento. Agréguese la queja al principal. R. el depósito de fs. 1. N. y remítase. EDUARDO MOLINE O'CONNOR - AUGUSTO CESAR BELLUSCIO - ENRIQUE SANTIAGO PETRACCHI - GUILLERMO A.F.L..