Sentencia nº 86532 de Cámara en lo Civil y Comercial Sala II de Provincia de Jujuy, de 12 de Marzo de 2008

Fecha de Resolución12 de Marzo de 2008
EmisorCámara en lo Civil y Comercial Sala II

////la ciudad de San Salvador de Jujuy, Capital de la Provincia de Jujuy, a los doce días del mes de marzo del año dos mil ocho, reunidos los Señores Vocales de la Sala Segunda de la Cámara en lo Civil y Comercial, D.E.M., N.A.D. de Alcoba y R.S., vieron el Expte. N° A-86.532/94: "ORDINARIO POR DAÑOS Y PERJUICIOS: J.M.A.Y.A.H. RAMOS EN REPRESENTACIÓN DE SU HIJO MENOR C/ CESAR RUBEN CASTAÑEDA Y JULIO CESAR CASTAÑEDA” (III cuerpos) y los Exptes. N° A-70.252/93: “EMBARGO PREVENTIVO: AYARDE, J.M. Y OTRO C/ CASTAÑEDA, C.R.”; Nº 83.863/02: “DECLARACIÓN DE INCAPACIDAD. MINISTERIO DE MENORES POR RAMOS JULIO CESAR”, DE LA VOCALÍA Nº 1 DEL TRIBUNAL DE FAMILIA; Nº A-71.206/93: “ORDINARIO POR DAÑOS Y PERJUICIOS: AYARDE, J.M. Y OTRO C/ CASTAÑEDA, C.R.”, de la Cámara en lo civil y Comercial, S.I. y el N° 95/95: “CASTAÑEDA, CESAR RUBEN: LESIONES Y HOMICIDIO CULPOSO. PALPALÁ”, de la Cámara en lo Penal, S.I. y luego de deliberar,

El Dr. M. dijo:

  1. A fs. 8/11 comparece el Dr. R.A.C. en nombre y representación de J.M.A. y A.H.R. quienes actúan por si y en nombre de su hijo menor de edad J.C.R., a mérito de la ratificación de gestiones que acompaña y deduce formal demanda ordinaria por daños y perjuicios en contra de C.R.C. y J.C.C.. Solicita que al momento de resolver se condene a los accionados a abonar a sus instituyentes una suma pecuniaria razonablemente estimada como indemnización integral por los daños y perjuicios que irrogó la muerte de C.S.R. y provocó daños en la persona de J.C.R. en un accidente automovilístico ocurrido el 20/04/93.

    En el relato de los hechos manifiesta que ese día las víctimas (hijos de sus poderconferentes) a horas 7:30 aproximadamente, a la altura del paraje R.B. descendieron del colectivo urbano que los trasladó de su hogar, ubicado en la ciudad de Palpalá, con la intención de cruzar la ruta Provincial Nº 1 desde la parada allí existente hasta el lado opuesto y de esta manera dirigirse a la escuela primaria Provincia de Catamarca; encontrándose los menores en la cinta asfáltica dos de los escolares son embestidos en forma violenta por un Fiat Duna SL, dominio Y-047.120 que era conducido por C.R.C. a una velocidad excesiva provocando la muerte de C.S. y daños severos en la humanidad de J.C.R..

    Señala que el vehículo circulaba por la misma ruta, pero por el carril opuesto al de las víctimas, a elevada velocidad e imprudentemente y no advirtió la presencia de los niños que descendían del colectivo y cruzaban en ese instante la ruta; puntualiza que el conductor no hizo ninguna maniobra de esquive para evitar el impacto.

    Manifiesta que la violencia del choque es elocuente y surge acreditada con las constancias del Expte. Penal N° 95/95: “CASTAÑEDA, CESAR RUBEN. LESIONES Y HOMICIDIO CULPOSO. PALPALÁ”, de la Cámara en lo Penal, S.I., las que deja ofrecida como prueba de sus afirmaciones.

    En el capítulo de los daños solicita la indemnización de los materiales, morales y gastos de sepelio. Finalmente cita jurisprudencia relacionada con la procedencia de la reparación que persigue, funda la pretensión en derecho; ofrece prueba y en definitiva solicita que se haga lugar a la demanda con costas.

    Corrido el traslado de la demanda, a fs. 18/20 comparece el Dr. J.D.A., en su carácter de Defensor Oficial de Pobres, actuando en nombre y representación de C.R.C. a mérito de la carta poder que acompaña a fs. 17 y contesta demanda; realiza una negativa generalizada y puntual de los hechos expuestos por la contraria y manifiesta que su mandante se dirigía a su trabajo, desde San Salvador de Jujuy a la ciudad de Palpalá; a una velocidad sumamente moderada debido a la ceniza volcánica que caía en ese momento; que al llegar a la localidad de Río Blanco observa que en la parada de colectivos se encontraban detenidos dos micros de la empresa Cooperativa T.J.M., uno al lado del otro; uno en la banquina y el segundo sobre la ruta en el carril contrario al que llevaba su mandante; pensó que se trataba de un accidente por lo que disminuyó la velocidad y puso el automóvil en punto muerto, al acercarse de da cuenta que no había ningún accidente, sino que los dos conductores conversaban animadamente, es así que coloca la 2ª velocidad y en ese momento por la parte de atrás del colectivo (que se encontraba sobre la ruta), en forma absolutamente imprevista y sorpresiva, salen corriendo tres menores, el primero logra cruzar, el segundo y el tercero fueron embestidos, cayendo éstos a dos metros del lugar del impacto, lo que revela que la velocidad era sumamente baja; en la desesperación C.C. bajó a ayudarlos cuando pasa una ambulancia de S.A.E. que venía de la ciudad de Palpalá la que se detiene y auxilia a los niños, quienes fueron traslados al Hospital de Niños.

    En otra sección de la contestación esgrime la culpa de las víctimas y la culpa in vigilando de los padres; sostiene que los niños corrieron de manera súbita por una zona no habilitada para el cruce de peatones, sin mirar si venían vehículos; y que los progenitores debieron haber ejercido el adecuado deber de vigilancia activa sobre ellos. Por tales razones se opone a la procedencia de los rubros indemnizatorios reclamados; ofrece prueba y peticiona que oportunamente se rechace la demanda con costas.

    A fs. 26 los actores contestan el traslado del artículo 301 del CPC, rebaten los argumentos de la demandada y manifiestan que no habiendo hechos nuevos se continúe con el trámite procesal de rigor.

    A fs. 32 se integra el Tribunal; a fs. 36 se abre a prueba la causa; a fs. 60 se presenta la Dra. R.B. en nombre y representación de J.M.A. a mérito de la copia del poder general para juicios que acompaña a fs. 58/59; a fs. 138 se presenta la Dra. D.F.O. en nombre de C.R.C.; producida la prueba obrante en autos, a fs. 360 la Dra. R.B. desiste de la demanda incoada en contra de J.C.C..

    A fs. 502 se la tiene a la Sra. J.M.A. como curadora definitiva de J.C.R. a mérito del testimonio de sentencia que acompaña a fs. 501.

    A fs. 505 y a fs. 517 se tiene a la Dra. S.I.M. como representante legal de A.H.R..

    Realizada la audiencia de vista de causa, la Dra. B. insiste en el desistimiento de la demanda en contra de J.C.C. y no habiendo oposición de las Defensoras Oficiales de Pobres, Presidencia la tiene por desistida; oído los alegatos de las partes por conducto de las Dras. R.B. (JuanaM.A., S.I.M. (ArturoH.R.) y S.M. (CesarR.C., quedó el proceso en estado de ser resuelto.

  2. Corresponde establecer el marco jurídico en el cual ha de resolverse el fondo del asunto traído a consideración de este Órgano Jurisdiccional. Al respecto es criterio reiterado y pacíficamente sostenido por esta S., que en casos en que son protagonistas un automóvil y un peatón, es de aplicación el artículo 1.113 del Código Civil, según el cual el conductor de una cosa riesgosa -en el supuesto de autos C.R.C.- deberá demostrar que como conductor del...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR