Sentencia de Corte Suprema de Justicia de la Nación, 14 de Febrero de 2012, A. 737. XLVII

Emisor:Corte Suprema de Justicia de la Nación
 
CONTENIDO

A. 737. XLVII.

Á., F.;Antonio y otro c/ P.E.N. – Ley 25.561 Dto. 1570/01 214/02 s/ amparo ley 25.561.

Buenos Aires, 14 de febrero de 2012 Autos y Vistos; Considerando:

  1. ) Que contra la sentencia de la Sala III de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo Federal obrante a fs.

    352/352 vta., el Banco Central de la República Argentina, el Banco Macro Bansud S.A., el Estado Nacional, el Banco de la Nación Argentina y el Bank Boston NA interpusieron recursos extraordinarios que, tras ser sustanciados, fueron concedidos con el alcance que resulta del auto de fs. 430.

  2. ) Que en la misma resolución que concedió los recursos extraordinarios, el a quo se expidió favorablemente respecto del pedido que había formulado el accionante, dirigido a obtener la ejecución de la sentencia según lo previsto por el art. 258 del Código Procesal Civil y Comercial de la Nación y, a tal fin, dispuso que se remitieran los autos al juzgado de primera instancia por el término de cinco días, para la formación del respectivo incidente, y que oportunamente se los elevara a esta Corte (fs. 430). Luego, en fecha 9 de agosto de 2005, el juzgado de primera instancia proveyó la formación del incidente de ejecución de sentencia ordenado por la alzada (conf. fs. 451).

  3. ) Que posteriormente, encontrándose aún las actuaciones en el juzgado, el letrado apoderado de la parte actora, solicitó, en fecha 21 de mayo de 2008, la regulación de sus honorarios, la que fue resuelta días más tarde por la magistrada interviniente (fs.

    456).

    Contra dicha resolución el -1-

    letrado de la parte actora, el Banco de la Nación Argentina, el Banco Macro y el Bank Boston N.A. interpusieron recursos de apelación, en virtud de los cuales las actuaciones fueron enviadas a la cámara, la que se expidió sobre los emolumentos del mencionado profesional en fecha 9 de abril de 2010.

    La alzada dispuso que las notificaciones se llevaran a cabo en el juzgado de origen (conf. fs. 481). Devueltos los autos a primera instancia, se dictó la providencia que hizo saber que las actuaciones habían sido recibidas en el juzgado (conf. fs. 482) y, con posterioridad, el Banco de la Nación Argentina efectuó sucesivas presentaciones (fs. 483, 487, 491 y 494) solicitando que las actuaciones fuesen remitidas a la Corte en virtud del recurso extraordinario concedido.

    A raíz de dichas presentaciones, el juzgado dispuso con fecha 12 de agosto del 2010, que antes de proveer debía cumplirse con la notificación del auto de fs. 481 (conf. fs. 494). El 2 de noviembre de ese año, la representante del Banco Nación insistió en su pedido (fs. 495).

  4. ) Que, días más tarde, el 19 de noviembre de 2010, el letrado de la parte actora solicitó que se declarase la caducidad de la instancia extraordinaria por haber transcurrido el plazo de tres meses (art.

    310 inc.

  5. del Código Procesal Civil y Comercial de la Nación), desde la providencia de fecha 12 de agosto de 2010 (fs. 494) (conf. fs. 496/497), planteo que fue sustanciado, y al que se opuso el Banco de la Nación Argentina (conf. fs. 512/519).

  6. ) Que el art.

    135, inc.

  7. , del Código Procesal Civil y Comercial de la Nación dispone que deberá notificarse -2-

    A. 737. XLVII.

    Á., F.;Antonio y otro c/ P.E.N. – Ley 25.561 Dto. 1570/01 214/02 s/ amparo ley 25.561. personalmente o por cédula la providencia que hace saber la devolución del expediente, cuando no haya habido notificación de la resolución de la alzada, como ocurrió en el presente caso.

    Asimismo, cabe poner de relieve que el principal interesado en que se cumplieran las notificaciones de la resolución de fs. 481 debería ser el propio apoderado de la actora, en tanto, mediante aquélla la alzada fijó el importe de sus honorarios, elevando el que había sido establecido por la jueza de grado.

    A ello corresponde agregar que antes de que hubiesen transcurrido tres meses de dictada la providencia de fs.

    494, la apoderada del Banco de la Nación Argentina insistió en su pedido de que las actuaciones fueran remitidas al superior (confr. fs. 495).

  8. ) Que, al ser ello así, el planteo de caducidad de la instancia extraordinaria resulta improcedente pues dicho trámite se vio interferido por la propia actuación de la parte apelada, al solicitar la formación del incidente de ejecución, lo cual dio motivo a que la cámara, en lugar de remitir los autos a esta Corte para la consideración de los recursos que había concedido, dispusiera enviarlos primero al juzgado (conf. doctrina de Fallos:

    328:757, entre muchos otros).

    A ello se suman las posteriores actuaciones cumplidas en interés del letrado de la accionante y que postergaron la remisión del expediente a esta Corte, pese a los pedidos de la representación del Banco de la Nación Argentina.

  9. ) Que a mayor abundamiento, corresponde señalar que esta Corte ha resuelto en reiteradas oportunidades que por ser la caducidad de instancia un modo anormal de terminación del proceso, y de interpretación restrictiva, la aplicación que de -3-

    ella se haga debe adecuarse a ese carácter sin llevar el criterio que la preside más allá del ámbito que le es propio (conf.

    Fallos:

    319:1024, 1142 y 1769; 323:2067; 325:3392; 326:1183; 327:1430, entre muchos otros).

    Por ello, se rechaza el acuse de caducidad de instancia formulado a fs. 496/497. Con costas. N. y llámase autos para la consideración de los recursos extraordinarios planteados.

    ELENA I.

    HIGHTON de NOLASCO - ENRIQUE SANTIAGO PETRACCHI - JUAN CARLOS MAQUEDA - E. RAÚL ZAFFARONI - CARMEN M.

    ARGIBAY.

    ES COPIA Promovió la incidencia: el Dr. C.;Eduardo J. Romero, apoderado de la parte actora. Traslado contestado por el Banco de la Nación Argentina, representado por la Dra. R.;Ingrid Bauer. Tribunal de origen:

    Sala III de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo Federal. Tribunal que intervino con anterioridad: Juzgado Nacional de Primera Instancia en lo Contencioso Administrativo Federal nº 3. -4-