Sentencia nº 124618 de Cámara en lo Civil y Comercial Sala III de Provincia de Jujuy, de 3 de Agosto de 2007

Fecha de Resolución 3 de Agosto de 2007
EmisorCámara en lo Civil y Comercial Sala III

En la Ciudad de San Salvador de Jujuy, Departamento Dr. M.B.,

Provincia de Jujuy, República Argentina, a los 03 días del mes

de AGOSTO del Año Dos Mil Siete, reunidos en el Recinto de

Audiencias de la SALA TERCERA DE LA CAMARA EN LO CIVIL Y COMERCIAL DE LA

PROVINCIA DE JUJUY, los Sres. Jueces Dra. N.B.I., Dr. CARLOS

MARCELO COSENTINI y Dr. G.F.C.L.; bajo la Presidencia

de la primera de los nombrados, vieron el Expte. Nº 124618/04, caratulado:

"ORDINARIO POR REPETICIÓN DE PAGO: CARI DE FARFAN , M.M.; FARFAN,

C.F. c/ CUEVAS, G.G.; CUEVAS, F." y luego de

deliberar;

La Dra. N.B.I., dijo:

Que, a fs. 4/5 se presenta el Dr. G.J.J., en nombre y

representación de la Sra. M.M.C.D.F., a mérito del Poder

General para Juicios que juramentado en su autenticidad y vigencia acompaña

a fs. 2/3; ocurriendo también en nombre y representación del Sr. CELSO

FERNANDO FARFAN, por quien invoca Personería de Urgencia, acreditando

personería con Poder General para Juicios que en fotocopia juramentada

adjunta a fs. 6/7 de autos y promueve acción de repetición de pago en contra

de los Sres. G.G. CUEVAS y FRANCISCO CUEVAS.

Fundamenta su pretensión manifestando que su mandante adquirió en fecha

27 de Septiembre de 1993 del Sr. G.G. CUEVAS una camioneta

marca Peugeot, Dominio Y-039379, abonando por la misma la suma de $

12.500.- y formalizando la operación con la firma del respectivo Boleto de

Compraventa.

Destaca que en el instrumento de mención se especificó que el vehículo

objeto de la transacción no registraba deudas por impuestos, tasas o multas

de ninguna naturaleza y que no registraba gravamen alguno.

En el transcurso del año 1994 el vehículo le fue secuestrado a la

actora en razón de registrar una prenda a favor de la firma Cammuso

Automotores S.A.. Ante ésta situación el Sr. C.F., a la sazón

cónyuge de la compradora, arribó a un acuerdo de pago con el acreedor

prendario el que fuera cumplido en su totalidad..

Por su parte el Sr. G.G. CUEVAS con el objeto de

reintegrar al Sr. C.F. los montos erogados por el mismo, celebra con

su cónyuge Sra. M.M.C. de F. un Convenio mediante el cual se

obligaba a restituír a ésta la suma de $ 7.330.- pagaderas bajo la modalidad

que se expresa en la cláusula tercera de dicho instrumento, hecho que no se

cumplió suscribiéndolo solamente el Sr. F.C. quien se

constituía como garante de la operación. En la ampliación de demanda

(fs.37/38vta) el letrado de la actora, destaca como elemento de suma

importancia, las constancias del Expte. Nº A-86396/94, caratulado:

"EJECUCIÓN PRENDARIA: CAMMUSO AUTOMOTORES S.A. C/ GUSTAVO GUILLERMO CUEVAS",

poniendo de relieve que el convenio celebrado por el Sr. C.F. con la

empresa Cammuso jamás fue denunciado por el letrado de la concesionaria,

no existiendo en dichos autos constancias del mismo, ni de los comprobantes

de pago efectuados .

Reclama en concreto el reembolso de la suma de $ 6.132.- monto que

surge de la cláusula I del convenio suscripto con la firma Cammuso, con más

los intereses legales hasta su efectivo pago. Ofrece pruebas, invoca el

derecho en que funda su pretensión y solicita se haga lugar a la demanda

que incoa en todas sus partes con expresa imposición de costas.

Corrido traslado de la demanda, concurre a contestarla el Sr.

FRANCISCO CUEVAS con el Patrocinio Letrado de la Dra. B.A.,

quien luego de formular negativas generales y particulares, en relación a

hechos manifiesta que el co-demandado G.G.C., hijo del

primero de los nombrados, durante el año 1994 le comunicó que había vendido

un vehículo de su propiedad y que los compradores habían tenido un problema

con una prenda constituída a favor de Cammuso, razón por la que les habían

secuestrado el automotor.

Asimismo, le hizo saber que la deuda sería afrontada por la Sra. C.

de F. y C.F., a quienes oportunamente les devolvería lo abonado,

razón por la que con posterioridad suscriben un convenio por el que el Sr.

G.C. se compromete a entregar a los mismos una heladera de

cuatro puertas valuada en la suma de $ 1.500.-, la suma de $ 500.- en

efectivo; un documento suscripto por los Sres. C.A.R. y

N.V. por la suma de $ 1500 y doce documentos suscriptos por

G.C. por $ 275 lo que totalizaba la suma de $6.800., monto éste

que debía cubrir no sólo la prenda adeudada a C., sino también los

honorarios del letrado de la concesionaria.

Afirma el Sr. F.C., constarle que su hijo G.C.

cumplió con la totalidad de lo convenido, por lo que al no adeudar nada a

los actores, considera la acción que intentan temeraria y maliciosa.

Argumenta que no se ha constituido como garante solidario sino como

simple garante, por lo que considera que la acción debió plantearse primero

en contra de su hijo.

Entiende el Sr. F.C. que no se ha obligado en el convenio

firmado como codeudor solidario, ni fiador solidario, sino sólo como garante

de su hijo no existiendo solidaridad pasiva, ni fianza solidaria , razón

por la que considera que los actores debieron en primer lugar excutir los

bienes del deudor principal para recién accionar en contra de los suyos.

Por otra parte, niega la inexistencia de la firma del deudor principal

en el convenio, toda vez que entiende como posible la existencia de otro

convenio que no fue adjuntado en autos. Asimismo expresa, que si bien ha

suscripto el mismo no se ha obligado como codeudor ni fiador solidario.

...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR