Sentencia nº 32140 de Tercera Cámara Civil de Apelaciones de la Provincia de Mendoza, Primera Circunscripción, 11 de Junio de 2009

PonenteMASTRACUSA, GARRIGOS, STAIB
Fecha de Resolución11 de Junio de 2009
EmisorPrimera Circunscripción

Expte: 32.140

Fojas: 185

En Mendoza, a los once días del mes de junio de dos mil nueve reunidos en la Sala de Acuerdo, los Sres. Jueces de esta Excma. Tercera Cá-mara de Apelaciones en lo Civil, Comercial, Minas de Paz y T. trajeron a deliberar para resolver en definitiva los autos N°116317 (32140) “C.B.O. y ots c/ De las H.S.F. y ots por daños y perjui-cios:” originarios del Décimo Tercer Juzgado en lo Civil de la Primera Circuns-cripción Judicial , venidos a esta instancia en virtud del recurso de apelación interpuesto a fs. 166 por la parte actora contra la resolución de fs.158/163.

Llegados los autos al Tribunal se ordenó expresar agravios al apelante lo que se llevó a cabo a fs..176/177.

Notificada la demandada apelada del traslado conferido a fs. 179 no contesta, quedando la causa en estado de resolver a fs. 183.

Practicado el sorteo de ley quedó establecido el siguiente orden de estudio: D.. MASTRASCUSA, G. y STAIB.

En cumplimiento de lo dispuesto por los arts. 160 de la Constitu-ción Provincial y 141 del CPC, se plantearon las siguientes cuestiones a resol-ver:

PRIMERA CUESTIÓN:

¿Es justa la sentencia apelada?

SEGUNDA CUESTIÓN:

C..

A LA PRIMERA CUESTIÓN LA DRA MASTRASCUSA DIJO:

  1. Que contra la sentencia que hace lugar parcialmente a la de-manda incoada por los actores S.. B.O.C. y P.N.-liaT. deduce recurso de apelación la propia parte actora.

En su memorial se agravia esencialmente por cuanto el Sr. Juez no ha tomado en cuenta los gastos correspondientes a las cartas documentos enviadas, y a los honorarios por el acta notarial que debieron pagar, señalando que no se merituo correctamente la prueba sobre tales gastos acordada al otorgarse una suma menor a la reclamada en el rubro correspondiente al daño material. Dicen también que el juez no consideró en este rubro los gastos co-rrespondientes a la pericia realizada ni los correspondientes a la tramitación de la cédula ley, los que solicita se incluyan.

En segundo lugar se agravia del rechazo del rubro correspondien-te al daño moral reclamado, señalando que el perjuicio quedó debidamente acreditado con la testimonial de F. que transcribe en parte y que el Sr. Juez de la instancia precedente ha valorado erróneamente. Se extienden en desta-car las frustraciones que los vicios de construcción de la pileta les ocasionó.

Corrido traslado a la demandada apelada no contesta.

  1. Debo aclarar en primer lugar que, si bien en la demanda se indicó que se ejercía la acción redhibitoria, debe entenderse esta expresión en sentido genérico pues resulta obvio que el reclamo no consistió en que se deja-ra sin efecto la venta sino en una suma de dinero, por lo que la acción ejercida no pudo ser otra que la estimatoria o quanti minoris.

La doctrina y la jurisprudencia está conteste en que para cuantifi-car el monto del objeto de la acción -cual es la disminución del precio de la ven-ta- es posible recurrir a los costos necesarios para subsanar el vicio o defecto si éste fuere reparable.

Ello sin perjuicio de que si el deudor (vendedor) fuese de mala fe, algunos autores como B. y L., extiendan aún a la acción estimatoria la posibilidad de acumular la del reclamo de los daños y perjuicios sufridos por el comprador. Si bien esta postura no respeta una interpretación literal del artículo 2176 del Código Civil, aparece como suficientemente respaldada por los argu-mentos en los que fundan la solución los autores y los fallos que así lo sostie-nen toda vez que la interpretación restrictiva se basa solamente en el argumen-to a contrario, que como bien dice B., está muy desprestigiado en el dere-cho moderno más aún cuando, como en el caso, tal acción indemnizatoria se basaría no sólo en los arts.519 y sigs., sino también en el art. 934 del Código Civil, no encontrándose razón para castigar a quien pretende una solución me-nos perjudicial que la rescisión contractual, siempre y cuando se limite el resar-cimiento de los daños en función de la disminución del precio, pues lo que no puede admitirse es que el comprador se quede con la cosa y la...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR