Sentencia de Corte Suprema de Justicia de la Nación, 23 de Agosto de 2011, D. 455. XLIV

Emisor:Corte Suprema de Justicia de la Nación
 
CONTENIDO

D. 455. XLIV.

De Prat Gay, Máximo Enrique c/ Instituto Nacional de la Propiedad Industrial s/ empleo público.

Buenos Aires, 23 de agosto de 2011 Vistos los autos: “De Prat Gay, Máximo Enrique c/ Instituto Nacional de la Propiedad Industrial s/ empleo público”.

Considerando:

  1. ) Que la Sala IV de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo Federal confirmó el pronunciamiento de la instancia anterior, que rechazó la demanda mediante la que el actor persiguió la declaración de nulidad del acto administrativo que dispuso su desvinculación del Instituto Nacional de la Propiedad Industrial, su consecuente reincorporación, el pago de los salarios no percibidos desde aquel momento, su recomposición, y el de los daños que alegó padecidos. Todo ello con sustento, esencialmente, en el derecho a la estabilidad del empleo público consagrado en el art. 14 bis de la Constitución Nacional. Contra esta sentencia, el actor dedujo el recurso extraordinario federal que, oportunamente, fue concedido por el a quo.

  2. ) Que, para fallar como lo hizo, la cámara estimó que no cabía extender al sub examine la protección que confería la norma citada en razón de la conducta que el actor había asumido a consecuencia del distracto.

    En tal sentido, recordó que, una vez notificado del despido sin causa y tras ponerse a su disposición las sumas previstas en la ley 20.744, según el marco normativo en que se desarrollaba el vínculo con el I.N.P.I., aquél en momento alguno había cuestionado dicho régimen, “intimando tan sólo al pago de la indemnización propia de la relación de empleo laboral del derecho común y percibiéndola posteriormente”.

    Sobre tal base, concluyó que el sometimiento voluntario y deliberado a lo estatuido en el ordenamiento jurídico en cuestión obstaba ineluctablemente a su impugnación -1-

    posterior, lo cual había intentado alcanzar mediante el proceso de marras (cfr. fs. 307 vta./308).

  3. ) Que el remedio federal resulta formalmente admisible en la medida en que se ha cuestionado la inteligencia de una cláusula de la Constitución Nacional y la decisión ha sido contraria al derecho que se fundó en esa disposición (art.

    14, inc. 3°, ley 48).

  4. ) Que, sin embargo, el recurso no puede prosperar.

    Ello es así, porque si bien la denominada estabilidad “propia” que individualiza a la relación de empleo público se caracteriza por la exclusión, como principio, de la cesantía sin causa justificada y debido proceso, cuya violación trae consigo la nulidad de ésta y la consiguiente reincorporación en el cargo, tal protección no constituye una prerrogativa de índole absoluta que autorice a soslayar las particulares circunstancias de cada caso (cfr. al respecto, Fallos:

    330:1989, considerandos 10 del voto de mayoría, 8° del voto de los jueces Highton y M. y 4° del voto de la jueza A..

  5. ) Que, en tal orden de ideas y como lo puso de relieve el a quo, de las constancias incorporadas a la causa se desprende que, tras ser despedido y notificado de tal decisión (el 3/4/1999), el actor no sólo no impugnó la medida sino que la convalidó al solicitar el abono de la indemnización correspondiente, la cual, una vez liquidada, fue puesta a su disposición y percibida por aquél, como fue reconocido de manera expresa en el proceso (ver, en especial, fs. 89; 90; 91/92; 95; 222 y 239). Por ende, la promoción de esta demanda prácticamente cuatro meses después de su desvinculación y de su reclamo de pago no parece sino fruto de una reconsideración tardía de su renuncia a cuestionar el distracto y, consecuentemente, a la estabilidad del empleo que pudo invocar con sustento en lo establecido en el citado art.

    14 bis de la Constitución Nacional (cfr.

    Fallos:

    255:216; 259:402; 270:26; 271:342 entre otros).

    D. 455. XLIV.

    De Prat Gay, Máximo Enrique c/ Instituto Nacional de la Propiedad Industrial s/ empleo público.

    Un criterio opuesto significaría admitir una pretensión judicial manifiestamente contradictoria e incompatible con una anterior conducta deliberada, jurídicamente relevante y plenamente eficaz (cfr.

    Fallos:

    255:216; 290:216; 297:236; 310:1623, 2117; 311:1695, 1880; 316:1802; y 317:524, entre otros).

    Por ello y oída la señora Procuradora Fiscal, se declara formalmente admisible el recurso extraordinario y se confirma la sentencia apelada.

    N. y, oportunamente, devuélvase.

    R.;LUIS LORENZETTI - ELENA I. HIGHTON de NOLASCO - ENRIQUE SANTIAGO PETRACCHI (en disidencia)- J.;CARLOS MAQUEDA - E. RAÚLZ.;- CARMEN M. ARGIBAY.

    ES COPIA DISI -3-

    D. 455. XLIV.

    De Prat Gay, Máximo Enrique c/ Instituto Nacional de la Propiedad Industrial s/ empleo público.

    DENCIA DEL SEÑOR MINISTRO DOCTOR DON E.;SANTIAGOP. Considerando:

    Que las cuestiones traídas a conocimiento de esta Corte resultan sustancialmente análogas a las debatidas y resueltas en Fallos: 330:1989, a cuyas conclusiones y fundamentos corresponde remitir en razón de brevedad.

    Que no obsta a lo expuesto el hecho de que el actor no haya impugnado la medida que lo separó de su cargo, ni tampoco que haya percibido la indemnización correspondiente, porque se encuentra en juego la estabilidad protegida por el artículo 14 bis de la Constitución Nacional, que constituye un derecho indisponible e irrenunciable.

    Por ello, oído lo dictaminado por la señora Procuradora Fiscal, se declara admisible el recurso extraordinario y se revoca la sentencia apelada. Con costas. N. y remítase.

    E.;SANTIAGO PETRACCHI.

    ES COPIA Recurso extraordinario deducido por M.;Enrique De Prat Gay, actor en autos, representado por el Dr. A.;Jorge Isasmendi, en calidad de apoderado. Traslado contestado por el Instituto Nacional de la Propiedad Industrial, demandada en autos, Dra. M.B., con el patrocinio letrado de la Dra. M.;José Vázquez. Tribunal de origen:

    Cámara Nacional de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo Federal, S.;IV. Tribunales que intervinieron con anterioridad:

    Juzgado Nacional de Primera Instancia en lo Contencioso Administrativo Federal n° 8. -5-

    Para acceder al dictamen de la Procuración General de la Nación ingrese a:

    http://www.mpf.gov.ar/dictamenes/2009/monti/ago-sept/1/d_455_l_xliv_de_prat_gay.pdf http://www.mpf.gov.ar/dictamenes/2008/monti/dic/aguerre_miguel_a_1387_l_xliii.pdf Propiedad industrial - Empleo público - Despido -6-