• Corte Suprema de Justicia de la Provincia de Tucuman

Últimos documentos

  • Sentencia Nº 625 de Corte Suprema de Justicia de Tucumán, 07-09-2020

    PROCESO LABORAL: SENTENCIA. RECURSO DE ACLARATORIA. NOTIFICACION. FORMA. EFECTO.El artículo 118 del CPL dispone expresamente, en lo pertinente, que “La sentencia que acoja o deniegue el presente recurso será notificada en forma personal en el domicilio procesal que hayan constituido las partes en el juicio”. Esta Corte tiene dicho, en consideraciones aplicables al presente caso, que “Cabe señalar que conforme a lo previsto en el art. 118 del CPL, la sentencia que acoge -como en autos- o deniega el recurso de aclaratoria, debe ser notificada en forma personal en el domicilio procesal constituido por las partes. Así entonces, resulta claro que el efecto interruptivo que la interposición del recurso de aclaratoria tuvo sobre el plazo para deducir el recurso de casación subsistió en el caso hasta tanto el pronunciamiento que acogió la aclaratoria fue notificado a los demandados en el domicilio procesal constituido (...). No obsta a lo considerado el hecho de que la resolución de las aclaratorias haya sido posteriormente notificada a los demandados también en sus domicilios reales (...). Ello por cuanto ‘a partir de la notificación de la sentencia que decide la aclaratoria ‘en forma personal en el domicilio procesal que hayan constituido las partes en el juicio’ comienza a correr un nuevo plazo para la interposición de cualquier otro que fuera procedente’ (CSJT, ‘Aragón, Liliana de Fátima vs. Banco Patagonia S.A. s/ Cobro de pesos’, sent. nº 742 del 28/7/2015). Asimismo, cabe recordar que esta Corte tiene dicho que a partir de la modificación introducida por la Ley 7.293 (B.O. 7/11/2003) al art. 118 del CPL, ‘queda desplazada la doctrina de este Tribunal en cuanto exigía que así como la sentencia definitiva debe ser notificada en el domicilio real, la aclaratoria dictada respecto a la sentencia definitiva también exigía que sea notificada en la misma forma, o sea su domicilio real’ (CSJT, ‘Pascolutti, Juan Virgilio vs. Instituto María Montessori S.R.L. s/ Cobro de pesos’, sent. nº 980 del 07/11/2005). En virtud de lo expuesto, el recurso de casación deducido por la parte demandada es inadmisible por extemporáneo” (CSJT, sentencia Nº 1.373 del 17-12-2015, “Gallardo, Mario Alejandro vs. Seguridad SUAT S.R.L. y Aráoz, Víctor Rubén s/ Cobro de pesos”). En igual sentido, este Tribunal Cimero local ya había expresado: “De acuerdo a lo normado por el art 118 CPL (según ley 7.293), el recurso de aclaratoria interrumpe los términos para la interposición de cualquier otro recurso que fuere procedente, estableciéndose además que la sentencia que acoja o deniegue el recurso será notificada en forma personal en el domicilio procesal que hayan constituido las partes en el juicio. Ello así, resulta claro que el efecto interruptivo de la aclaratoria sobre los términos para deducir recurso de casación, se produce en el momento mismo en que aquella es interpuesta, y subsiste hasta tanto su resolución haya sido notificada en forma personal en el domicilio procesal que hayan constituido las partes en el juicio.” (CSJT, sentencia Nº 504 del 29-5-2009, “Campos, Enrique Jesús vs. Leones, Elvio Ramón s/ Despido”). DRES.: SBDAR - ESTOFAN - RODRIGUEZ CAMPOS.

  • Sentencia Nº 626 de Corte Suprema de Justicia de Tucumán, 07-09-2020

    CONTRATO DE TRABAJO: INTIMACION AL EMPLEADOR. ART. 57 LEY 20744. PLAZO. DIA HABIL. MODO DE COMPUTO.El art. 57 de la LCT establece que la presunción en contra del empleador prevista frente a la falta de contestación de una intimación realizada por el trabajador se torna operativa cuando el silencio de aquél subiste “durante un plazo razonable que nunca será inferior a dos (2) días hábiles”, lo que nos remite a determinar qué debe entenderse por días hábiles a los efectos de la aplicación de la referida norma. Al respecto, calificada doctrina tiene dicho que “En relación con el modo de computar el tiempo, es decir, el problema de la definición de días hábiles, debe entenderse que tal calificación está relacionada, por un lado, con los días que sean laborables en la empresa, ya que resulta más razonable sujetar el cómputo de los plazos a los días en los que efectivamente se despliega la actividad en el comercio de que se trate que estar a días hábiles procesales, que pueden o no coincidir con la realidad laboral, y, por otro lado, con las normas generales relativas a feriados nacionales y días no laborables” (Vázquez Vialard Antonio y Ojeda Raúl Horacio, en Ley de Contrato de Trabajo Comentada, Tomo I, pág. 127/128). En idéntico sentido, la jurisprudencia nacional ha sostenido que “Cuando el art. 57 de la LCT se refiere a días hábiles, tal expresión no se refiere a día hábil procesal, sino a día laboral en la empresa. Tales términos variarán según cada actividad, pues en el comercio se trabaja de lunes a sábados, mientras que en algunos servicios el ciclo se extiende de lunes a domingo” (CNAT, Sala VI, 9-12-93, 12/12/93, DT, 1994-B-1204, cit en Etala, Carlos Alberto, Contrato de Trabajo, pág. 155). Si bien el criterio doctrinario y jurisprudencial precedentemente reseñado admite la posibilidad de que se considere hábil a un día sábado como lo pretende el recurrente, ello se encuentra supeditado a que se acredite que efectivamente se trata de un día laboral en la empresa demandada. En el presente caso este extremo no resulta suficientemente demostrado, ya que el mero hecho de que la demandada haya despachado una carta documento el día sábado subsiguiente al que fuera considerado inhábil, no reviste entidad suficiente para acreditar de modo contundente que los sábados sean normalmente días laborales en la empresa demandada. Por el contrario, ello resulta un hecho circunstancial y no necesariamente resulta demostrativo del habitual funcionamiento de las oficinas administrativas de la empresa demandada durante los días sábados, por lo que la crítica del recurrente no logra descalificar a la sentencia en cuanto computa como día inhábil al sábado…- DRES.: SBDAR - ESTOFAN - RODRIGUEZ CAMPOS.

  • Sentencia Nº 627 de Corte Suprema de Justicia de Tucumán, 07-09-2020

    CONTRATO DE TRABAJO: HORAS EXTRAS. CARGA DE LA PRUEBA. PRESUNCIONES DE LOS ARTS. 58 Y 60 DEL C.P.L. ALCANCE.“De acuerdo el criterio judicial reinante en la materia, la prueba de las horas extras se encuentra en cabeza del trabajador, y debe ser concluyente y fehaciente tanto en lo que se refiere a los servicios prestados como al tiempo en que se cumplieron, no pudiendo en consecuencia ser acreditadas con meras presunciones, a partir de lo cual se sostuvo que la presunción que genera la omisión de exhibición de la documentación laboral por parte de la demandada, debe ser corroborada por medios probatorios que demuestren de manera categórica el desempeño de las horas extras laboradas (cfrme. sent. n° 263 del 16/4/2001). Asimismo, esta Corte sostuvo que la presunción del art. 58 del Código Procesal Laboral de Tucumán abarca sólo las prestaciones ordinarias del contrato de trabajo; y que siendo las horas extras prestaciones excepcionales, para la procedencia del reclamo se requiere la acreditación fehaciente de su cumplimiento, habiéndose sostenido también que corresponde interpretar armónicamente y en el mismo sentido, las disposiciones del tercer párrafo del art. 60 (cfr. sents. n° 229 del 12/4/1996, n° 919 del 30/10/2001 y n° 446 del 24/5/2006).” (CSJT, sentencia N° 89 del 07-3-2007, “Vizcarra, Napoleón del Valle vs. Empresa Estrella del Sur s/ Despido”). DRES.: SBDAR - ESTOFAN - RODRIGUEZ CAMPOS.

  • Sentencia Nº 633 de Corte Suprema de Justicia de Tucumán, 07-09-2020

    RECURSO DE CASACION: CARACTER EXTRAORDINARIO. NO CONSTITUYE UNA TERCERA INSTANCIA.Como regla, el tribunal de casación no puede modificar las conclusiones de hecho a las que arribó el tribunal de mérito mediante el estudio de las pruebas, dado que la valoración de las mismas constituye una facultad propia y privativa de aquél, exenta de censura en casación, salvo demostración de absurdo en la realización de esa prerrogativa (Cfr. E. DE MIDÓN, Gladis, La casación, Rubinzal Culzoni, Santa Fe, 2001, p. 59; CS, Buenos Aires, 12/11/1996, “Niglionico, Vicente R. c/ Pescafina S.A. y otra”, JA, 1999-III, síntesis; íd., 14/03/1995, “Nicoletti, Roberto c/ Giannantonio y Bartolo S.H.”, LL, cita online: AR/JUR/38/1995), tarea que incumbe solo al recurrente y no a la Corte explicar por qué no se ha configurado en la especie (CS, Buenos Aires, 31/05/1994, “Asensio, Enrique S. c/ Mariani, Aldo y otro”, JA, 1997-III, índice, n° 6). En similares términos, esta Corte ha sostenido que la casación no es una tercera instancia ordinaria susceptible de provocar un reexamen de los hechos y de las pruebas, cuya valoración incumbe definitivamente a los órganos judiciales de mérito, sino por el contrario, una instancia extraordinaria tendiente a corregir errores de derecho. Por lo que el recurrente debe acreditar que la sentencia en crisis ha incurrido en un flagrante apartamiento de las constancias obrantes y pruebas ofrecidas o en una “arbitrariedad intolerable o un grave atentado contra las leyes del raciocinio” (CSJT, 06/05/2019, “Feler, Raúl D. c/ Banco Supervielle S.A. s/ Cobro”, -Sentencia n° 650-). DRES.: SBDAR - POSSE - LEIVA.

  • Sentencia Nº 614 de Corte Suprema de Justicia de Tucumán, 01-09-2020

    RECURSO DE ACLARATORIA: IMPROCEDENCIA. PRETENSION DE REBATIR EL PRONUNCIAMIENTO. MEDIO INIDONEO. NO CUMPLE CON LOS PRESUPUESTOS DE LA VIA INTENTADA.Lo requerido por vía de aclaratoria, en este punto, no es la rectificación de un error u omisión material o de un concepto oscuro, sino es una lisa y llana discrepancia con el juzgamiento que ha efectuado este Tribunal. No puede pretenderse por este medio volver a valorar los presupuestos fácticos y jurídicos del caso para otorgarles incidencia opuesta; ni modificar la unidad de dirección lógica que se ha impreso a la sentencia que se pretende aclarar (CSJTuc, sentencia 260 del 23/04/2002). Ciertamente, la aclaración de concepto oscuro supone que el juzgador no ha expuesto con claridad su voluntad en el dispositivo sentencial y, en consecuencia, que los destinatarios del mismo no logran interpretar su cometido. La sentencia, como acto volitivo del órgano jurisdiccional, exterioriza un modo de discurrir, y la intención expresada no puede alterarse so pretexto de pretensas omisiones que, en realidad, constituyen una crítica a los fundamentos de la decisión. Si el litigante considera que la decisión es equivocada, o que al resolver el tribunal ha incurrido en supuestas fallas de razonamiento, tales agravios exceden la materia propia de la aclaratoria… No es propio de este remedio procesal contradecir, como en el caso, la decisión, alegando deficiencias conceptuales o vicios in iudicando, con argumentos que corresponden a la pretensión de revocar o sustituir la sentencia. Ello en tanto se esgrimen agravios propios de otros senderos impugnaticios, ajenos al carril intentado, pues no se apunta a corregir la forma escrita de expresar el acto de volición que informa la sentencia, sino a rebatir el pronunciamiento (cfr. CSJTuc, sentencia nº 30 del 15/02/2002; en semejante sentido sentencias: n° 366, del 21/05/1997; nº 631 del 13/08/2001; nº 191 del 27/03/96, entre muchas otras). En virtud de lo expuesto, la argumentación vertida por el recurrente no puede ser receptada. DRES.: SBDAR - POSSE – LEIVA.

  • Sentencia Nº 592 de Corte Suprema de Justicia de Tucumán, 31-08-2020

    RECURSO DE QUEJA POR CASACION DENEGADA: ADMISIBILIDAD PROVISIONAL. POSIBILIDAD DE EXISTENCIA DE VICIOS CONCRETOS E INFRACCION A GARANTIAS CONSTITUCIONALES.APLICA ART. 755 CPCC. ULTIMO PARRAFO.De un examen liminar de las constancias de autos se observa con claridad que el recurso interpuesto cumple con los requisitos de presentación temporánea, depósito de ley y presentación de las copias requeridas por el art. 755 del digesto procesal civil de la provincia.Asimismo, considera este alto Tribunal que el recurso se presenta, prima facie, con fundamentación suficiente en tanto se invocan vicios concretos e infracción a garantías constitucionales que, de existir, tacharían de arbitraria la sentencia recurrida, de modo que corresponde declarar admisible provisionalmente el recurso de casación tentado, sin perjuicio del ulterior pronunciamiento definitivo de admisibilidad y análisis oportuno de procedencia de la casación interpuesta (art. 755, último párrafo ley 6.904).- DRES.: SBDAR – POSSE – LEIVA.

  • Sentencia Nº 593 de Corte Suprema de Justicia de Tucumán, 31-08-2020

    PLAZOS PROCESALES: DECRETADO Y NOTIFICADO EL CUMPLASE, SI AL VOLVER LOS AUTOS AL JUZGADO DE ORIGEN DESDE LA CAMARA, EL ACTOR IMPULSA EL PROCESO CON PETICIONES EXPRESAS Y PROVEIDAS POR EL JUZGADO, RESULTA INNECESARIO DICTAR DECRETO QUE REABRA LOS TERMINOS SUSPENDIDOS PARA ENTENDER QUE EMPEZARON A CORRER NUEVAMENTE. (DOCTRINA LEGAL).“Decretado y notificado personalmente el ´Cúmplase´, si al volver los autos al Juzgado de origen desde Cámara, el actor impulsa el proceso con peticiones expresas en este sentido siendo proveídas por el Juzgado, no hay necesidad del dictado de decreto alguno que reabra los términos suspendidos con anterioridad expresamente por el mismo medio, para entender que los plazos procesales han empezado a correr nuevamente”. DRES.; SBDAR (EN DISIDENCIA PARCIAL) - POSSE - LEIVA - RODRIGUEZ CAMPOS (EN DISIDENCIA PARCIAL) - ESTOFAN.

  • Sentencia Nº 594 de Corte Suprema de Justicia de Tucumán, 31-08-2020

    RECURSO DE CASACION: SENTENCIA DE CAMARA QUE RECHAZA UN INCIDENTE DE VERIFICACION TARDIA POR COBRO DE IMPUESTOS (ING.BRUTOS Y AUTOMOTOR) DESCONOCIENDO EFICACIA A LA CEDULA DE NOTIFICACION EN EL PROCEDIMENTO ADMINISTRATIVO DE DETERMINACION DE DEUDA. SE APARTA DE PRUEBA ESENCIAL Y CUESTIONA A UN MODO DE NOTIFICACION PREVISTO EN LA NORMA TRIBUTARIA. SU DESCALIFICACION.La DGR ha notificado a la concursada a través del mecanismo contemplado por el art. 116, inciso 2º, del CPT (cf. cédula de fs…). Se advierte del citado instrumento que fue firmado por el oficial comisionado al efecto y, al no ser atendido por persona alguna, fijado en los términos del art. 157 del CPCCT. Al respecto, la Alzada resolvió rechazar la verificación del crédito de la DGR, en concepto de impuesto sobre los ingresos brutos, por considerar que la DGR no dio cumplimiento con la efectiva notificación, en la persona de la concursada contribuyente, del acta de deuda e intimación de pago de del crédito que le reclama. En este contexto fáctico y jurídico, se observa que la crítica de la parte recurrente en su recurso de casación, resulta acertada, puesto que el fundamento por el cual la Cámara desconoce el mecanismo de notificación cursado por la DGR a la concursada, en el marco del expediente administrativo de marras, se asienta, exclusivamente, en la ausencia de constancia que verifique la recepción de la cédula de fs… por persona que represente a (la actora), sobre la base de la disposición del art. 116, inciso 3º, CPT, recaudo legal éste no contemplado para el medio de notificación empleado por la incidentista en las actuaciones administrativas nº 17674/376/D/2015 (cf. art. 116, inciso 2º, CPT). De ese modo, lo sostenido por la Alzada para declarar la invalidez de la notificación a la concursada del acta de deuda e intimación de pago de del crédito que le reclama y rechazar la verificación del crédito de la DGR por no encontrarse firme el procedimiento administrativo, en lo referido a la deuda por impuesto sobre los ingresos brutos, carece de fundamentación suficiente. Máxime, si se tiene en cuenta que la cédula fue dirigida al domicilio fiscal de la concursada -no cuestionado en autos-, que la deudora conocía la existencia de las actuaciones administrativas nº… y que (la actora) se limitó a rechazar la verificación del crédito argumentando, sin más, que la cédula nº…, librada en el citado expediente, no le fue entregada, sin redargüirla de falsa (cf. art. 116, inciso 2º, CPT) o haber articulado defensa sólida por la que se verifique el incumplimiento de parte de la DGR con las disposiciones de la Ley n° 5121. Entonces, tal como fuera resuelto, la decisión de la Alzada que se aparta de una prueba esencial adjuntada a la causa y cuestiona un modo de notificar que está previsto en la norma tributaria, resulta descalificable como acto jurisdiccional válido (CSJT, 09/06/2017, “Provincia de Tucumán -DGR- c/ Pedraza, Elva R. s/ Ejecución Fiscal”, -Sentencia nº 735-). DRES.: SBDAR - POSSE - LEIVA.

  • Sentencia Nº 595 de Corte Suprema de Justicia de Tucumán, 31-08-2020

    HOMICIDIO: CRIMINIS CAUSA. ART. 80 INC. 7. CONEXION IDEOLOGICA, O SUBJETIVA, ENTRE EL HOMICIDIO Y OTRO DELITO.La presencia del designio definido de matar para robar adquiere una importancia trascendental, puesto que la configuración de este particular elemento subjetivo es lo que determina la subsunción de la conducta en el artículo 80, inciso 7, descartándose su encasillamiento en el artículo 165 del C.P..Pues bien, no debe soslayarse que el artículo 80, inciso 7, del C.P. dispone que se impondrá reclusión perpetua o prisión perpetua, pudiendo aplicarse lo dispuesto en el artículo 52, al que matare: “Para preparar, facilitar, consumar u ocultar otro delito o para asegurar sus resultados o procurar la impunidad para sí o para otro o por no haber logrado el fin propuesto al intentar otro delito”.En este tipo penal las claves están dadas por las palabras “para” y “por”, ya que son las que permiten interpretar que la figura exige una conexión ideológica, o subjetiva, entre el homicidio y otro delito. Concretamente para el caso de autos, el vocablo “para” denota que este especial elemento subjetivo, propio del tipo del homicidio criminis causa, consiste en la conexidad del homicidio con otro delito, es decir, el homicidio se presenta como un medio para preparar, facilitar, consumar u ocultar al delito conexo. DRES.: SBDAR – POSSE – LEIVA.

  • Sentencia Nº 596 de Corte Suprema de Justicia de Tucumán, 31-08-2020

    PROCESO PENAL: IMPOSICION DE SANCIONES DISCIPLINARIAS POR EL TRIBUNAL. RECURSO DE APELACION. PROCEDENCIA. EL IMPUTADO EN TODO MOMENTO FUE ASISTIDO TECNICAMENTE POR LA DEFENSA PUBLICA. MULTA. REVOCACION.El digesto ritual concede a los órganos jurisdiccionales ciertas potestades disciplinarias buscando asegurar que el proceso se desarrolle regularmente y que el encartado cuente en todo momento con una defensa técnica suficiente. En esa inteligencia, no surgiendo de las constancias de autos que la conducta llevada adelante por la doctora M.F.C. pusiera en riesgo las mencionadas cuestiones, la sanción que se le aplicó carece de sustento, por lo que resulta imperioso dejarla sin efecto. DRES.: SBDAR – POSSE – LEIVA.

Documentos destacados